5 hoteles ecosustentables que querrás visitar en México

La mejor actividad para ser guardianes de la naturaleza es hacer una expedición ecológica-consciente

La fuerte crisis ecológica ha provocado que el libre flujo de energía se vuelva un reto que pone en riesgo la supervivencia tanto del humano como de la naturaleza. Es decir, ya que el ser humano es un ser eléctrico, requiere establecer una conductividad equilibrada con la energía eléctrica de la Tierra para mantenerse sano.

No es un secreto, es importante una estrategia ecológica que nos permita respetar y conservar a la naturaleza, fuente de vida y evolución. Esto, en consecuencia, nos colocaría en los guardianes del planeta, de sus ecosistemas y sus maravillas. 

En estas vacaciones, donde algunos gozan de varios días de libertad laboral, la mejor actividad para ser guardianes de la naturaleza es hacer una expedición ecológica-consciente. Desde recorrer los pasadizos de un bosque hasta mover los dedos de los pies entre la arena, son actividades que no sólo facilitan el earthing, también permiten tomar consciencia de la importancia de la naturaleza y encontrar maneras de reducir la contaminación.

Antes de salir a expedición a la naturaleza, te recomendamos encontrar complejos turísticos que cumplan con características ecológicas, facilitando así el cuidado hacia el medio ambiente y nuestra salud. A la hora de buscar lugares para dormir, toma en cuenta aquellos cuyos insumos y materias primas se usen de forma sostenible –sin ser nocivas para el medio ambiente–, los proceso de producción involucren un uso menor de energía o que se utilicen energías renovables, trabajen con métodos de reciclaje, empaques reutilizables o biodegradables, así como métodos y tecnologías limpias.

A continuación te compartimos algunos lugares ideales en México para el earthing y la sustentabilidad, colocándonos como los guardianes conscientes y sustentables de la naturaleza.

Tierra Luna, en México. Cerca de Tlacochahuaya, a media hora de Oaxaca, este hotel ecosustentable se encuentra en la granja Tierra del Sol. Su diseño se realizó bajo el concepto de la permacultura, permitiendo producir los alimentos que se consumen dentro del área. Además, el lugar funciona también como centro educativo. Sus construcciones están hechas con materiales naturales como pacas de paja, bambú, adobes y palma.

the-guest-rooms

Yiimtii, en México. Su nombre viene del zapoteca y significa Cerro Águila. Se ubica en un bosque tropical oaxaqueño, por lo que está resguardado por una playa virgen. Sus instalaciones son ecológicas, pues la construcción está hecha con materiales naturales de la región; utilizan productos biodegradables, baños secos composteros, energía solar, huerto orgánico y proyectos de educación ambiental y conservación del suelo.

Hotelito Desconocido, en Jalisco. Ubicado en Costalegre, cerca de los montes de la Sierra Madre Occidental, este hotel encuentra el equilibrio entre lujo y ecosustentabilidad. El sitio está diseñado con materiales naturales que se mezclan naturalmente con el entorno, lo cual ayuda a que las habitaciones se mantengan frescas sin necesidad de prender los ventiladores con paneles solares.

img_2644

Xic Xanac, en Zacatlán. Es uno de los hoteles ecoturísticos más importantes del país. Su nombre proviene del totonaco, y significa “lugar de las flores”. Está construido en una antigua hacienda del siglo XIX, renovada con materiales ecosustentables. Además, el hotel cuenta con un propio huerto, de donde se obtienen la mayoría de los alimentos que se utilizan en la cocina; usan un sistema de capacitación de agua, calentadores solares y una biopsicina.



#ConcienciaContemporánea: ¿Cómo adoptar un estilo de vida sostenible y saludable para el planeta?

Es más fácil de lo que piensas, se siente bien y aporta a la ecoevolución que la época y el planeta necesitan.

No sabemos exactamente cuándo pasó, pero un día nuestro estilo de vida y modelo de consumo empezaron a dejar una marca insana en el mundo que habitamos, e inclusive, metafísicamente hablando, en el universo. 

como-vivir-estilo-vida-sostenible-sustentable-planeta-huella

La huella ecológica es el cambio nocivo que cada persona provoca en el medioambiente, ese microcosmos con una gran diversidad de vida y que es el espacio que te permite existir. De manera que, si eres un ser humano, es inevitable y un acto obligado que te preocupes por el estado en que se encuentra el medioambiente, y aún más, que hagas algo, al menos respecto a tu huella indeleble en este planeta. 

Los detalles y las microacciones siempre tienen gran valía (no por nada estamos a unas cuantas décadas de llenar los mares con la misma cantidad de plástico que peces). Si aún no dimensionas esto, te invitamos a probar: cambia tu estilo de vida, poco a poco, pero religiosamente; sé parte de la conciencia contemporánea que exige nuestra época y que demandan nuestro planeta y nuestra sociedad durante este tiempo en el universo. 

como-vivir-estilo-vida-sostenible-sustentable-planeta-huella

Queremos que te sientas bien. Que esos pequeños hábitos se vuelvan una segunda naturaleza. Que esas microdecisiones para tejer el cambio modifiquen tu entorno, y éste te devuelva el esfuerzo con una calidad de vida sin precedentes. Cambio climático, contaminación, escasez de recursos, extinción de especies… Que todas esas fracturas en el cosmos se reduzcan al mínimo, con el simple acto de vivir de manera sostenible o, lo que es lo mismo, en conexión constante con el universo.

Lleva en tu mente estas palabras, y practica esta guía gaia para adoptar una vida sostenible y saludable con el entorno; mantente conectado con la vida:

 

En casa

como-vivir-estilo-vida-sostenible-sustentable-planeta-huella

* Usa focos de bajo consumo y procura no dejar los aparatos encendidos ni la calefacción cuando no te encuentres en casa. No está demás recordar que, muchas veces, la luz eléctrica no es imprescindible: apágala. 

* Si tienes presupuesto, coloca paneles solares para generar tu propia electricidad. Aquí te decimos cómo

* En cuanto a la basura, recuerda que siempre se puede rediseñar su concepto: nada es un desperdicio. Deposita minuciosamente y religiosamente cada residuo en su contenedor (orgánica, inorgánica y reciclable). No olvides que la basura orgánica siempre puede convertirse en composta (aquí puedes aprender a fabricarla fácilmente).

como-vivir-estilo-vida-sostenible-sustentable-planeta-huella

En este otro link te explicamos algunos métodos para generar menos basura. Otra opción es unirte al movimiento Zero Waste (“cero desperdicio”), y en este enlace puedes aprender de las experiencias de quienes ya lo practican. 

* Instala aireadores en los grifos de la cocina y el baño, y podrás ahorrar hasta un 50% de agua. Éstos son filtros que se enroscan en el grifo y que al abrirlos permiten que salga un chorro de agua a presión, porque mezclan el agua con el aire. Si no tienes tiempo o dinero para hacerlo, reutiliza toda el agua que puedas, cuando menos un par de veces.

También puedes aprender a crear un recolector de agua de lluvia aquí (lo cual es muy bueno).

Usa filtros para beber el agua. Es más económico, pero también ayuda a que no generes descomunales cantidades de plástico en botellas.Porque beber agua embotellada mata al planeta. 

* Reutiliza los frascos de vidrio. Además de ser una buena acción, se ven muy bonitos.

como-vivir-estilo-vida-sostenible-sustentable-planeta-huella
Dans Le Sac

* No uses o pidas bolsas de plástico en las tiendas; carga tu propia bolsa para hacer las compras o lleva contigo bolsas de tela reutilizables. Erradica todo el plástico que puedas de tus compras.

* Come menos carne. No se trata de eliminarla de tu dieta si no quieres. Simplemente, reduce tu consumo (en este link puedes aprender cómo). Se sabe que la producción de carne es uno de los principales causantes de gases contaminantes.

* Cuida la huella ecológica de tu mascota. Se ha comprobado que los perros y los gatos son responsables de hasta un 30% del consumo de carne en países como Estados Unidos.

* Produce tu propia comida. De acuerdo, tal vez no es posible hacerlo con toda la comida, pero puedes empezar con un hermoso huerto casero (acá te decimos, paso a paso, como crearlo). Y en este otro link te compartimos la lista de alimentos que tienen más impacto en la salud del planeta y los que menos. 

* No utilices productos en espray.

* Compra local y responsablemente. También puedes comenzar a rastrear el origen de tus alimentos; esto contribuye muchísimo a hacer crecer la inspiración. 

como hacer hogar sustentable ecologico consejos sustentabilidad

* Recicla y fabrica muebles. Sí, también tenemos un artículo para que aprendas fácilmente y tus creaciones luzcan frescas: dale clic aquí

* Ten muchas plantas. No sólo armonizan tu estilo de vida; también refuerzan tu conexión con el entorno y, por ende, tu conciencia. 

 

En el trabajo

como-vivir-estilo-vida-sostenible-sustentable-planeta-huella

Muchas de las acciones que mencionamos arriba pueden replicarse en el trabajo (separar la basura, reutilizar o reducir el consumo de energía). También en nuestro espacio de trabajo hay cabida para fomentar al máximo la sostenibilidad. Aquí van algunas formas: 

* ¿Sabías que el monitor es la pieza de la computadora que más energía gasta? En períodos de inactividad mayores a media hora, apaga completamente el equipo. No dejes los aparatos encendidos al salir a comer.

Si quieres renovar computadoras, impresoras, altavoces, etc., que no estén obsoletos y aún funcionen correctamente, piensa en donar los aparatos a asociaciones, ONG o fundaciones.

como-vivir-estilo-vida-sostenible-sustentable-planeta-huella

* Si tienes la oportunidad, lleva tus alimentos preparados o cocina en tu trabajo. Así no generas más basura.

* Lleva tu propia botella reutilizable para cargar bebidas. Puede ser de plástico, siempre y cuando sea un utensilio de uso mayor. No está de más recordarte que los popotes ya son de mal gusto. 

* Camina, usa la bicicleta, el transporte público o el transporte privado colectivo para trasladarte. Enlistamos estas opciones en orden de mayor a menor beneficio, pero todas cuentan mucho. Actualmente, la congestión de urbes como la Ciudad de México es provocada por el uso habitual de automóviles, que aumenta día con día. ¿No te gustaría que, por ejemplo, en vez de destinar recursos públicos a crear más avenidas vehiculares, el dinero se utilizara para tener transporte publico de máxima calidad?

 

En la calle

como-vivir-estilo-vida-sostenible-sustentable-planeta-huella

* Acostúmbrate a caminar (mira aquí sus beneficios) o a andar en bicicleta (acá hay algunos básicos para sobrevivir). 

* Si te habitúas a caminar, podemos pasar al siguiente paso: reconectar con la naturaleza (consulta aquí una guía para lograrlo fácilmente). Cientos de beneficios rodean al solo acto de que te vayas a caminar entre árboles, o que de vez en cuando te atrevas a mirar el cielo

* No tires basura, aunque sea muy pequeña (tampoco colillas de cigarro). Esta acción (por cierto, bastante vulgar) no sólo interrumpe la armonía colectiva; también se tapan los alcantarillados cuando llueve, lo que produce caos y tráfico sin precedentes. 

* Practica el civismo siempre que puedas. Eso sí que es saludable para el planeta. 

 

También en Ecoosfera: Abre tu conciencia a estas 11 acciones para revertir el cambio climático

 

Hasta aquí, ya estás listo para llevar una vida muy sostenible y saludable. Si todavía te queda inspiración, revisemos microscópicamente algunos otros básicos:

como-vivir-estilo-vida-sostenible-sustentable-planeta-huella

Al cocinar

Usa una olla a presión siempre que puedas; adapta los recipientes al tamaño de la estufa o quemador para evitar pérdidas de calor; emplea tapas para los recipientes o corta bien los ingredientes para facilitar la cocción; apaga el fuego o el horno unos minutos antes y aprovecha el calor residual para terminar de cocinar.

 

Al comer

Adopta dietas sostenibles. Según la FAO, estas dietas protegen y respetan la biodiversidad y los ecosistemas, son culturalmente aceptables, accesibles, económicamente justas y asequibles, nutricionalmente adecuadas y saludables, y optimizan los recursos naturales y humanos.

 

Al comprar

El comercio justo garantiza transparencia, condiciones de trabajo dignas, igualdad de género y ausencia de trabajo infantil. Pero también es una seguridad para el consumidor, debido a los criterios por los que se guía esta modalidad de comercio.

Establece la regla de que por cada nuevo artículo que compres, donarás otro. Dona juguetes. Entre cumpleaños, Navidad y Reyes Magos, las habitaciones infantiles se van llenando de juegos que en ocasiones acaban olvidados en los muebles.

Si están en buen estado puedes regalarlos y así, permitir que otros niños y niñas jueguen con ellos.

 

Al lavar

Lava con menos frecuencia. Esto no sólo reducirá el consumo de agua y recursos naturales; también evitará que las fibras de la ropa se deterioren. Dejar la ropa al sol es más barato y ecológico que las secadoras y además, de esta manera se garantiza que no reduzcan de tamaño o las fibras del tejido se decoloren o dañen.

Evita utilizar la lavadora y el lavaplatos en horario nocturno, para evitar el ruido y molestar a otras personas que pueden estar descansando.

 

En el transporte

Además de contaminación del aire, el transporte también genera contaminación acústica, así que opta por medios como la bicicleta o ir a pie. Si no tienes otra posibilidad, elige el transporte público o comparte vehículo.

como-vivir-estilo-vida-sostenible-sustentable-planeta-huella

Al vestir

Define tu vestimenta en función de la época del año. Vístete de forma correcta en cada estación, y así evitarás un gasto innecesario de aire acondicionado o calefacción

Practica el trueque entre amistades y familiares. Si sabes que no vas a volver a usar ese pantalón azul o esa blusa fantástica, ¿por qué tenerlos guardados en casa? Intercambia esas prendas por otras que necesites y prueba el consumo colaborativo.

 

En los artículos personales y del hogar

Reduce, reúsa y recicla. Aparte de colocar los residuos habituales en su respectivo basurero hay elementos especialmente tóxicos como las pilas, los celulares o los electrodomésticos, que tienen que llevarse a puntos específicos de recogida.

Hazlo con tus propias manos. Los verbos reciclar y reutilizar serán tus palabras clave para conseguir infinidad de objetos útiles y prácticos para tu hogar y tu día a día, sin tener que desembolsar dinero.

¿Cuántos productos de los que compras están envasados en vidrio? Guarda los envases y conviértelos en recipientes para tus mermeladas o galletas.

 

En general

ciudades-amigables-peaton-beneficios-urbe-sustentable-ciudades-caminables--2

Según la guía sustentable de Oxfam Intermón, también es importante reducir la contaminación acústica. Ésta es el ruido que afecta la calidad de vida de las personas de diferentes maneras. Las principales fuentes de este tipo de contaminación suelen ser el transporte (aviones, trenes, metros, autobuses), la construcción de edificios y las industrias.

Evita utilizar vehículos de motor y usa, por ejemplo, una bicicleta para desplazarte al trabajo. Cuando acudas a un bar o pasees por la calle, no grites ni hables muy alto.

 

¿Qué te parece?

Esperamos que esta información te ayude a moldear tu propio estilo de vida sostenible. Exprime los beneficios y regálale al planeta un respiro; se lo merece, y tú también.



El hombre tortuga y las mareas del futuro (II de II)

Bucear es lo más parecido a volar y al extender las alas cada luminosa presencia que nos cruza nos arrebata el aliento; un éxtasis que sólo podemos compartir con las miradas.

Narrativa: Jesús Vergara-Huerta

Ilustración de portada: Otan Chulel

Fotografías: Karen Vega, Andrea Solis y Otan Chulel

Edición: César Alan Ruiz Galicia

“¿Porqué el gobierno abandona estos proyectos?”… La pregunta de Roberto es retórica, la privatización es la política de estado y desplazar los centros tortugueros facilitaría la entrada de la industria hotelera y turística. El maestro lo matiza pero lo describe con precisión, “Cierto, aparecen empleos, aparecen hoteles, restaurantes, pero a costa de eliminar el medio ambiente”.

Acapulco es un caso emblemático para los conservadores. Ahí las tortugas ya no llegan, a pesar de ser una zona donde se veían prácticamente todas las especies que salen a desovar por la región (laud, carey, prieta, verde, ). El turismo desplazó a las tortugas y a otras muchas especies, Robertito incluso asegura que hace algunos años se veían grandes cantidades de delfines y ballenas en su pasos migratorios, pero ya no se acercan más. No hace falta explicar porqué, la respuesta la dan las propias tortugas.

“Aquí hemos detectado que en las zonas que cuidamos, sale más tortuga. Es decir, hay zonas que no alcanzo a cubrir por los limitados recursos y son zonas que ya sé que me van a ganar los depredadores, es competir con 20 o 30 saqueadores de tortuga, así que ya no voy. Pero en la zona que más vigilo es la que más tortuga tiene. Ellos se preguntan por qué pasa esto, pero no es una casualidad, ellas saben que aquí las vamos a cuidar y por eso vienen”.

Continúa señalando que hoy se tiene que ir más allá del “yo no las daño”, se requiere compromiso en cada una de nuestras actividades cotidianas, eso es ser conciente. Reconocer que cada paso, cada bocado, cada elección se sitúa en un momento histórico que es a la vez una línea roja que divide el futuro en devastación o continuidad.

En esta región el mar es bravo, las olas se levantan y lanzan un llamado que es a la vez lamento y advertencia. Pero aún así produce una calma espiritual innegable. “Cuando venía de la ciudad al campo (es decir, a la playa) sentía total tranquilidad. Cuando regresaba a la ciudad me sentía en otro mundo, muchos ruidos, mucha gente, muchas compras, mucho movimiento de recursos y más trabajo. Aquí hay trabajo, muchas cosas por hacer, pero la tranquilidad lo convierten en otra cosa. He ido a las ciudades e incluso se me dificulta caminar, desplazarme, comunicarme, cuando en las zonas tranquilas es otra forma de vida”.

De nuevo, es importante situarnos en esta historia, para saber actuar en estos tiempos es importante aceptar nuestro papel. Quizá lo más perverso del sistema dominante es que nos ha convertido a todos en ecocidas, sobre todo a las personas citadinas. Los conflictos que se viven aquí son consecuencia de nuestra forma de vivir en las ciudades, son nuestros hábitos y la enajenación que produce el modo de vida urbano lo que degrada en última instancia los últimos relictos naturales, así que le pregunto su opinión sobre este tema; “Hemos visto como cuando se acercan a este espacio hay un cambio significativo en esas personas, no necesitan venir mucho. Esperamos que eso no se pierda, que siga viniendo gente, ya sea por unas horas pero que siga viniendo. A veces con una visita de un sólo día hacen más que algunas personas locales en meses. Ha sido gratificante encontrarnos y sobre todo ha sido favorable para las tortugas”.

Mientras platico con Roberto, hago un cálculo rápido según los datos que me da y ahora sé que ha llevado más de un millón doscientas mil tortugas al mar, así que pienso que las lecciones que nos da el maestro también son enseñanzas de esas pequeñas acorazadas. Mientras describe este desolador panorama, lleno del egoísmo decadente que caracteriza nuestras formas de relacionarnos cuando aceptamos los valores del sistema de consumo, las tortugas dan ejemplo de comunidad; “Por el contrario las tortugas se apoyan entre sí, se ha documentado que en algunas especies hay individuos que actúan como nodrizas. Esas tortugas no vienen a poner huevos, se encargan de acompañar a sitios seguros a las tortuguitas recién nacidas”.

Así también funciona este campamento, por medio del apoyo mutuo. Robertito y la familia que le acompaña (su esposa, sus tres hijas, su hierno y en ocasiones su hermano) apelan al intercambio para agradecer a las pocas personas que en ocasiones le ayudan. “Si al campamento llega algo de apoyo, se los damos a esas personas, palas, carretillas, impermeables”, objetos que funcionan para fortalecer el proyecto por medio del trueque.

Apoyar a “los tortugos” (como burlonamente les llaman, aquellos habitantes del pueblo que son incapaces de entender el poder y la magia que aquí se gestan) es una labor que conlleva riesgos, porque aunque hasta ahora hay una política de respeto para la primer persona (protector o saqueador) que llega a un nido, en ocasiones las personas que apoyan a Robertito son desconocidos por los habitantes de la playa. Por otro lado, al no tener el apoyo suficiente su labor requiere de mucho ingenio, ya que incluso tiene que regular la temperatura con un sistema propio para simular lluvias en diferentes épocas.

Según lo que me explica la situación en Oaxaca es diferente, ahí se transformó de fondo a una buena cantidad de población que antes vivía al depredar a las tortugas y que hoy se dedican a cuidarlas, pero en esta zona del país no sucede lo mismo. Incluso hay estadísticas alarmantes, uno de los pocos estudios que analizaron la situación de las tortugas en la zona, arroja resultados desesperanzadores; al ritmo actual de explotación que se da en estas playas, las poblaciones de tortugas van a desaparecer en 20 años. Si no se encuentran respuestas inmediatas este campamento está condenado a desaparecer.

En los 22 años de trabajo, aquí se han movido las conciencias de casi 200 mil personas. No sólo hacen la labor de divulgación en el campamento, también han llevado la plática a escuelas, desde preescolar hasta universidad, en periodos vacacionales hay muchos visitantes, y además la han replicado en muchos espacios y proyectos. Aún así la respuesta sigue siendo baja. Pienso que en cierta forma somos como las tortugas, supongo que de las miles de personas que vienen a este campamento, sólo unas pocas habrán de sortear todos los obstáculos que impiden que miremos de forma profunda, que abracemos ese inmenso océano que es la vida.

Y es que algo pasa que no todas las personas alcanzamos a entender lo que expresa Roberto cuando le pregunto justo lo que para él es la vida. “La vida es un regalo, que si no se valora se convierte en otra cosa. Aparentemente estás vivo pero es otra cosa”. ¿Qué es entonces la vida si no se le abraza como ese regalo, que cosa es esa que se escapa a las palabras? He preguntado a varias personas lo mismo ¿Qué es la vida? y ni los científicos de mirada más reduccionista limitan la respuesta a los mecanismos fisicoquímicos de la materia que confronta al caos, nadie me habla de los procesos celulares o las dinámicas epigenéticas de los organismos, lo que contestan al plantear esta cuestión responde al campo de las emociones.

Tiene sentido que tratemos de resolver desde esas sensaciones los grandes misterios que nos dieron forma; el origen de nuestro Universo, el paso de lo inerte a lo vivo y la emergencia de la conciencia. De esas mareas venimos, hoy la vida se aferra a cualquier espacio pero proviene de esas profundidades. Somos resultado de esos tres procesos altamente improbables, los cuales demuestran que el curso de la historia puede dar giros inesperados y tornar la oscuridad en una luminosa fuerza. Mi esperanza está ahí, en la imagen futura donde nuestro propio sentido de autodeterminación hallará las respuestas a los problemas que hoy nos agobian. Ese día en que seremos tantos rompiendo los muros que nos contienen, que sentiremos el salvaje oleaje como un melodioso llamado.

Más información sobre el campamento y formas de apoyar:

El campamento requiere del apoyo de todas las personas que se sientan convocadas. Además de acercarse y colaborar en la liberación de tortugas, el apoyo puede darse de múltiples formas, desde apoyos económicos hasta en equipo y material para el campamento. En particular, a Roberto le interesa adquirir equipo electrónico para continuar con la labor de investigación y facilitar el monitoreo en su área de trabajo. Una computadora y un drone con un sistema de visión nocturna integrado, facilitarían mucho la labor, además de que ya no pondrían en riesgo a quienes deben recorrer kilómetros de distancia en la búsqueda de tortugas. Si gustan apoyar al campamento, agendar visitas o llevar grupos de apoyo pueden pueden ponerse en contacto directo con el Campo Tortuguero Las Playas (ctlasplayas@gmail.com) o hacer depósitos a la cuenta de Banco Azteca: 81871354372639.