15 maneras sencillas de reducir la contaminación (y prevenir la contingencia ambiental)

La contaminación provoca un peligro inminente para la salud de los habitantes, pues la niebla que invade a la ciudad posee componentes tóxicos que impacta negativamente en el cuerpo.

En los últimos días, los niveles de contaminación en la Ciudad de México ha sobrepasado los límites del índice de calidad del aire. Esto provoca un peligro inminente para la salud de los habitantes, pues la niebla que invade a la ciudad posee componentes tóxicos que impacta negativamente en el cuerpo.

Ante la emergencia sanitaria, las autoridades han decidido tomar medidas a corto plazo para combatir esta crisis ambiental; por ejemplo, brindar servicio gratuito en toda la red del metro, fomentar el uso de bicicletas, transporte público o andar a pie, etcétera.

Sin embargo, hay ciertas acciones que uno puede realizar desde la cotidianidad y expandirlo de boca en boca. Por ello te compartimos las siguientes sencillas formas de reducir la contaminación que aconseja el Plan verde del Gobierno de la Ciudad de México:

– Afina y da mantenimiento a los automóviles

– Evita quemar basura y llantas, así como el uso de cohetes artificiales

– Evita comprar artículos desechables y plásticos que no son biodegradables.

– Recicla la basura

– No arrojes basura en la calle, bosques y parques, envuélvela o tápala bien en la casa

– Usa racionalmente los plaguicidas

– Evita el consumo de tabaco

– Cuida los bosques al no provocar incendios ni destruir las zonas verdes de la ciudad

– Pospón las tareas de jardinería que requieran el uso de herramientas a gasolina en días de alto nivel de de ozono.

– Consume alimentos orgánicos o al menos aquellos no hayan sido sometidos a un uso tan intensivo de agroquímicos. (puedes cultivarlos en tú azotea con composta hecha por ti mismo)

– Restringe la limpieza en seco.

– Evita el uso de pinturas, aceites y solventes en días de alta concentración de ozono.

– Reduce el consumo de electricidad, lo cual contribuirá a disminuir las emanaciones de contaminantes y partículas.

– Prende el carbón de leña con un encendedor eléctrico en vez de hacerlo con combustible líquido.

– Aplica el poder de las 3 Erres: Reduce-Reutiliza-Recicla. Un menor consumo redundará en menor contaminación atmosférica de todo tipo.



Nosotros, la salud y la contingencia ambiental atmosférica

De acuerdo con la OMS y la Coalición del Clima y Aire Limpio, en el mundo fallecen 6.5 millones de personas por contaminación atmosférica.

La Contingencia Ambiental Atmosférica no es ninguna novedad en la Ciudad de México, ya que durante varios años ha sido una estrategia para disminuir las concentración de partículas contaminantes en el aire, sin embargo, esta medida correctiva es una acción aislada que no forma parte de ninguna estrategia integral que contemple la permanencia de un programa de mejora en la calidad del aire.

Si bien es cierto que la vida en las grandes ciudades es divertida, interesante y dinámica, la mala planeación de su infraestructura, el desabasto o poca respuesta de servicios, la carencia de recursos naturales, así como el crecimiento desmedido de la población se ven reflejadas en la calidad de vida de las personas, principalmente en la salud.

Diversas actividades antropogénicas (realizadas por el ser humano), generan impactos negativos al medio ambiente y en consecuencia a nuestra salud. En las grandes ciudades, como la Ciudad de México, la contaminación sonora, visual e incluso lumínica son una constante, sin embargo, una de las más constantes y peligrosas es la contaminación atmosférica.

La Organización Mundial de la salud reveló que la contaminación del aire está vinculada con muertes prematuras por enfermedades del corazón, cáncer de pulmón y diversas enfermedades respiratorias. Incluso se estimó que las muertes prematuras han incrementado de 2 a 3.7 millones en sólo 5 años.

El Centro Internacional de Investigaciones sobre Cáncer de la OMS dio a conocer que la contaminación del aire es cancerígena para los humanos y las partículas contaminantes del aire están estrechamente relacionadas con el cáncer de pulmón, e incluso de vías urinarias y vejiga.

Un dato interesante revelado por la OMS es que una de las principales fuentes emisoras y contaminantes del aire en las zonas urbanas son las fuentes móviles, como los vehículos. Es por ello que cuando se detectas altos niveles de contaminantes se activa la Contingencia Ambiental Atmosférica para reducir el flujo de vehículos.

Sin embargo, aún cuando no se ha activado esta alarma, en la Ciudad de México los índices de contaminantes en el aire permanecen elevados, más allá de lo que podría resultar un poco menos peligroso a la salud de las personas. Lamentablemente, las afectaciones a la salud están directamente relacionadas con el nivel de exposición a dicha contaminación.

En diversos estudios se ha identificado que las mujeres embarazadas tienen hijos con bajo peso, altamente vulnerables a enfermedades e incluso expuestas a la mortalidad perinatal.

De acuerdo con la OMS y la Coalición del Clima y Aire Limpio, en el mundo fallecen 6.5 millones de personas por contaminación atmosférica. Tan solo en México mueren 16,798 personas por esta misma causa.

Lamentablemente la contaminación atmosférica es tan común que parce que las personas dejan de notarla a simple vista o se acostumbran a vivir de esa manera. La única reacción parece manifestarse cuando hay una Contingencia Ambiental Atmosférica, donde a pesar de peligrar la salud de todos, las personas emiten quejas quejas por no poder utilizar su vehículo, sin estar dispuestos a llevar una vida cotidiana más amigable con el medio ambiente.

Si bien es cierto que la mayor cantidad de contaminantes al aire es por los vehículos en la Ciudad de México, es importante que el cuidado de la calidad del aire sea una actividad cotidiana para todas las personas, a fin de que todos los días gocemos de una mejor calidad de vida y salud. ¿Qué haces tú a diario para reducir la contaminación del aire?

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Earthgonomic
Autor: Earthgonomic


Respirar el aire en la CDMX equivale a fumarse 40 cigarros al día

“No hay sólo ciudadano en toda la Megalópolis que respire buena calidad del aire.”

En los últimos años varios estudios científicos han señalado la toxicidad de la contaminación en la salud, principalmente en los sistemas respiratorios y cardíacos. De hecho, en 2010, una investigación de King’s College London concluyó que la inhalación regular del NO2 en la contaminación se relaciona con la muerte prematura; mientras que otra de la Universidad de Lancaster (2016), señaló que pequeñas partículas de metal desprendidas de los gases de escape de los automóviles pueden afectar negativamente el tejido cerebral, y por tanto facilitar la presencia de enfermedades neurodegenerativas. 

En la Ciudad de México, la mala calidad del aire ha afectado la salud de sus habitantes. Según el Taller de Calidad del Aire, en palabras de Martín Gutiérrez Lacayo, secretario ejecutivo de la Comisión Ambiental de la Megalópolis –Came–,”El año pasado, la Ciudad de México registró 212 días con mala calidad del aire, y en cada uno de estos, los ciudadanos respiraron contaminantes equivalentes a fumarse 40 cigarros al día.” Es decir que “no hay sólo ciudadano en toda la Megalópolis que respire buena calidad del aire.” 

Es decir que en los seis estados que integran la Came, entre ellos se encuentra la CDMX, habitan 29.7 millones de personas que respiran mala calidad del aire, enfrentándose a numerosas enfermedades respiratorias, cardiovasculares e incluso cerebrales. Gutiérrez Lacayo explicó que existe “un vínculo entre las muertes en esta región, las afectaciones que son de carácter paulatino,” y la contaminación. Para él, “la gente se muere por esto: en el Valle de México se calcula que son más de 9 000 personas que fallecen todos los años” a causa de conjuntivitis, neumonía y bronconeumonía. En total, 7 237 casos de asma, 844 156 casos de infecciones respiratorias agudas, entre otras, en pacientes como mujeres embarazadas, niños con problemas de asma o bajo peso. 

Los efectos en el cerebro de la contaminación ambiental en la salud encontradas en la Ciudad de México, están relacionadas con daños graves en la ciudad; por lo que se ha solicitado la intervención de la seguridad nacional, para así reducir los problemas en gastos médicos de la región.