¿Qué sucede cuando frotas un limón en la axila?

Al frotar un pedazo de limón en la axila, estás usando un desodorante natural.

Saborizante natural, antibacterial y remedio natural, el limón es un regalo de la naturaleza que nos provee múltiples beneficios a la salud e higiene tanto personal como del hogar. Es un grandioso antioxidante, una fuente importante de vitaminas A, B6, B1 y C, y minerales –calcio y potasio–, por lo que posee múltiples usos en la comida.

Entre los beneficios más conocidos del limón es la estimulación de la digestión, la desintoxicación del intestino, la purificación de infecciones y el fortalecimiento del sistema inmunológico. No obstante, ¿sabías que el limón también puede convertirse en un producto de higiene personal?

image012

Al frotar un pedazo de limón en la axila, estás usando un desodorante natural. Gracias al magnesio y potasio del limón, éste actúa como antibacterial en la zona aplicada. De manera que crea un balance de pH en la piel de manera orgánica, natural. Sin necesidad de químicos ni de toxinas, el cuerpo está recibiendo del limón un poderoso remedio para el exceso de sudor y su penetrante olor.

Más en Ecoosfera

Conoce las propiedades anticancerígenas de la cáscara de limón



Estos son algunos de los beneficios de tomar agua de limón

Refrescante y accesible, sus propiedades además son notables.

Este cítrico tan útil como saborizante, en su simplicidad, es sorprendente, pues contiene muchas vitaminas y minerales. Es uno de los favoritos alicientes gastronómicos para los niños y aún de adultos nos acompaña en múltiples formas a través de bebidas, sobre todo. 

En los últimos años se han hecho públicos los grandes beneficios de beber agua tibia con limón por las mañanas, o las espléndidas cualidades del “té” de cáscara de limón. El limón es un grandioso antioxidante por contener, como casi todos los crítricos, grandes cantidades de vitamina C. También contiene Vitamina A, B6, B1 y minerales como calcio y potasio.

Hoy te presentamos algunos beneficios de beber la tradicional agua de limón:

Te ayuda a adelgazar (sobre todo por su función diurética)

Alcaliniza el Ph de la sangre

Es buena para el sistema respiratorio

Mejora tu digestión: favorece el flujo intestinal.

Fortalece tu sistema inmunológico

Salud para tu boca: tiene propiedades antibacteriales que te devolverán un mejor aliento. 

Buen humor: su vitamina C es un reductor de estrés.

 

Más en Ecoosfera

Conoce las propiedades anticancerígenas de la cáscara de limón



Tomar un vaso de agua tibia con jugo de limón cada mañana podría mejorar tu vida

Es un energético natural que mejora el estado de ánimo y despeja la mente. Ayuda a reducir la ansiedad y la depresión

El limón, además de ser un excelente estimulante inmunológico, cuenta con increíbles nutrientes para mejorar el funcionamiento del cuerpo: ácido cítrico, calcio, magnesio, vitamina C, bioflavonoides, pectina y limoneno, entre otros, de modo que basta con beber a diario agua tibia (antes de desayunar) con algunas gotas de limón para disfrutar de sus beneficios:

Ayuda a la digestión, ya que elimina las toxinas del cuerpo gracias a su composición de ácido clorhídrico. Ayuda a aliviar los síntomas de la indigestión y el ardor estomacal, los eructos y la distensión abdominal.

Limpia el sistema pues es un diurético, maximizando el funcionamiento enzimático y desintoxicante.

Promueve el sistema inmunológico para luchar contra infecciones. Además, gracias a su alta cantidad de potasio, estimula la función nerviosa y cognitiva, ayudando a controlar la presión arterial.

En ocasiones es usado como complemento para el asma y otras enfermedades respiratorias, ya que fortalece la absorción de hierro en el cuerpo.

Equilibra los niveles de pH gracias a su nivel de alcalinos, eliminando la acidez total del cuerpo, incluyendo el ácido úrico en las articulaciones.

Limpia la piel al disminuir arrugas, manchas y radicales libres. Ayuda a mantener una piel sana, libre de cicatrices o toxinas que la lastiman.

Es un energético natural que mejora el estado de ánimo y despeja la mente. Ayuda a reducir la ansiedad y la depresión.

Ayuda a la curación de heridas gracias al ácido ascórbico (vitamina C), el cual es un nutriente esencial para el mantenimiento de la salud de los huesos, el tejido conectivo y el cartílago. Además ayuda a la recuperación del estrés y otras lesiones.

Hidrata al sistema linfático reponiendo los fluidos perdidos del cuerpo, de modo que aminora los síntomas de cansancio, bajo funcionamiento inmunológico, estreñimiento, anhedonia, presión arterial baja, insomnio, síntomas de estrés, etcétera.

Ayuda a la pérdida de peso, al combatir los antojos a través de la fibra pectina.

Más en Ecoosfera

Conoce las propiedades anticancerígenas de la cáscara de limón