Este defensor de los bosques mexicanos está preso injustamente (y tú puedes ayudarlo)

Por 18 años el líder indígena tlahuico, Ildefonso Zamora, ha defendido el Gran Bosque del Agua .

 Foto: Llamado de auxilio realizado por comuneros para defender el Gran Bosque del Agua.

Desde hace decenios las áreas del Parque Nacional Lagunas de Zempoala, en México, han sido taladas clandestinamente. En particular, un caso de agresiones contra defensores ambientales ha generado indignación entre organizaciones sociales como Greenpeace y el Centro Prodh: el de la familia Zamora.

Ildefonso Zamora y su familia han defendido los bosques de San Juan Atzingo desde 1998. Las repercusiones para ellos han sido enormes. En el 2007 Aldo Zamora, hijo de Idelfonso, fue asesinado.

Ese mismo año el gobierno de Felipe Calderón dio un reconocimiento a los comuneros por su labor en defensa de los bosques y aseguró que habría justicia por la muerte de Aldo. Sin embargo en 2015 su hijo Misael fue detenido arbitrariamente y ahora también Idelfonso ha sido detenido por un crimen fabricado.

Tanto Greenpeace como el Centro Prodh han seguido de cerca el cargo de robo del que se le acusa pues él se encontraba en otro lugar el día en que se señalan los hechos, existen testimonios y pruebas que lo acreditan, aseguran líderes de estas organizaciones.

Por su parte la familia de Zamora afirma que existen intereses políticos detrás de la tala clandestina en la zona. Ante la omisión de las autoridades, ambas organizaciones han presentado recientemente el caso ante la ONU, específicamente ante las Relatorías de los Pueblos Indígenas, del Medio Ambiente y de Personas Defensoras de Naciones Unidas.

En los próximos días se espera un comunicado de la ONU dirigido a las autoridades del Estado de México, tanto al gobernador de estado Eruviel Ávila como al Procurador General de Justicia estatal, Alejandro Gómez Sánchez.

El caso de Don Ildefonso Zamora es un ejemplo más de la criminalización de los activistas ambientales y defensores de derechos humanos quienes no solo hacen frente al crimen organizado sino también a los aparatos del Estado que son utilizados para reprimir sus labores. Es por eso que el Centro Derechos Humanos Miguel Agustín Pro y Greenpeace México hacen un llamado al Gobernador Eruviel Ávila, al Procurador General de Justicia estatal, Alejandro Gómez Sánchez a desistirse de los falsos cargos fabricados contra Ildefonso y al Presidente del Tribunal Superior de Justicia estatal, Sergio Medina Peñaloza a garantizar sus derechos humanos.

*Si te suena puedes ayudar a Idelfonso mencionando en redes sociales a Eruviel Ávila en Twitter, y acá en Facebook , con el hashtag  #IDELFONSOLIBRE.

Conoce más de su historia con el siguiente video: 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Autor: Ana Paula de la Torre
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional


Asesinan a activista opositor al nuevo aeropuerto de CDMX: ¿cuál es el mensaje?

El asesinato de Jesús Javier Ramos Arreola, defensor del territorio, es una señal alarmante en torno al NAICM: ¿se trata de un proyecto que va en contra de la vida?

Jesús Javier Ramos Arreola, ambientalista consagrado y opositor al proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), fue asesinado en su casa de Tlalmanalco, Estado de México, el día 28 de septiembre.

asesinato-opositor-aeropuerto-naicm-defonsores-territorio-mexico

Su muerte se suma a la de cientos de ambientalistas que han sido asesinados en América Latina por defender el territorio. Porque Jesús Javier Ramos Arreola se había dedicado a salvaguardar el Cerro del Tenayo, en Tlalmanalco, del cual se extrae actualmente –y a costa de su devastación– el material pétreo necesario para la construcción del NAICM.

El tezontle extraído del Cerro del Tenayo está siendo usado para rellenar el ancestral lago de Texcoco, lo que forma parte del ecocidio que se está cometiendo para poner en pie el NAICM. Todavía hace 40 años esta cuenca lacustre estaba rebosante de agua, pero ahora los campesinos que habitan los alrededores sólo tienen delante una llanura salitrosa.

Y es que el NAICM es la conclusión de un proyecto “modernizante” que ha mostrado ser devastador, no sólo para los ecosistemas, sino para las ciudades: desde que el lago fue desecado en su totalidad, la Ciudad de México se hunde a un ritmo de 10 centímetros por año.

asesinato-opositor-aeropuerto-naicm-defonsores-territorio-mexico
Aldabi Olvera

Ramos Arreola formó parte de quienes defendían este vasto territorio, vital para campesinos y citadinos.

Según el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, las amenazas a Ramos Arreola comenzaron a partir de las denuncias que hizo sobre las prácticas ilegales de extracción que se estaban llevando a cabo en el Cerro del Tenayo. Posteriormente las amenazas se intensificaron, cuando Ramos Arreola se sumó a la Plataforma Organizativa de Pueblos contra el Nuevo Aeropuerto y la Aerotrópolis.

 

Nosotrxs preferimos la vida: no al aeropuerto

¿Queda alguna duda de que el NAICM es un proyecto de muerte? Por eso, los pueblos que se han coordinado en esta nueva plataforma, y que han luchado durante más de 17 años, dicen: nosotrxs preferimos la vida, no al aeropuerto. Porque desde hace mucho este proyecto ha implicado no sólo la muerte del ecosistema y su fauna –como axolotes y acociles–, sino también la muerte –o la amenaza de muerte– para decenas de habitantes de esta zona del Estado de México.

asesinato-opositor-aeropuerto-naicm-defonsores-territorio-mexico

La violación a los derechos humanos ha sido sistemática: represión, violación sexual –en el año 2006–, despojo, usurpación, allanamiento y detenciones ilegales que terminaron en años de cárcel para algunos de los líderes del movimiento.

Es urgente que se escuchen las voces de quienes, no sólo desde el campo, sino también desde la ciudad –a través de diversas organizaciones, de las redes sociales y de la academia–, se están pronunciando contra el NAICM.

Porque este proyecto no anuncia un gran futuro, sino todo lo contrario: una distopía donde los aeropuertos valen más que la vida

Además existen propuestas alternativas para la construcción del NAICM, las cuales deben ser  puestas sobre la mesa –siempre poniendo por delante la vida, el territorio y los derechos humanos, así como la sustentabilidad–. También existen propuestas, mucho más urgentes, para sanar y dar nueva vida al territorio del lago de Texcoco y sus alrededores, lo que debería ser la prioridad.



La importancia de las comunidades indígenas como activistas en defensa de la naturaleza

Todos podemos aprender del activismo indígena, para cuidar de la naturaleza y las zonas culturalmente sagradas.

En el principio, era la tierra. Y lo sigue siendo; territorio y terruño van de la mano. Identidad, raíces y origen. Aproximadamente, 37 millones de personas están repartidas en 5 mil tribus del mundo y habitan 90 países. Muchas de estas comunidades indígenas se han convertido en comunidades activistas.

La importancia de preservar la cultura, las lenguas y los hábitats donde han subsistido diferentes grupos étnicos radica en que hay mucho que aprender de ellos; de su forma de organizarse, interrelacionarse, usar los materiales y recursos naturales, interactuar con la naturaleza, y en cuanto a su alimentación, sus símbolos, etcétera.

comunidades indigenas defensoras medio ambiente naturaleza biodiversidad
Joven defensor ambiental en Honduras. Foto: Giles Clarke/Mongabay

Es un privilegio que, gracias a la información y los medios de comunicación, el conocimiento de los indígenas se haya extendido; es por eso que, ahora, su conocimiento sobre el medioambiente se ha difundido.

La naturaleza es parte de la vida diaria de estos pueblos, ya sea mediante las plantas medicinales, las fibras para hacer hamacas o cestas y artesanía, o al cultivar el campo y celebrar fiestas. Si los recursos básicos se agotan estas comunidades tendrían que desplazarse, y eso es más complejo que simplemente cambiar de geografía.

comunidades indigenas defensoras tierra territorio
Comunidades indígenas en Perú frente a su tierra invadida por la minería.

Para los indígenas, la conexión ancestral con su paisaje es vital, tanto que la amenaza de la industria minera, la extracción de petróleo, la contaminación de mantos acuíferos, y en general, las políticas económicas neoliberales los han llevado a una postura radical: defender con su propia vida las reservas naturales donde han vivido por generaciones.

Los indígenas no sólo son los guardianes de la naturaleza, sino que sus conceptos son un paradigma que poco tiene que ver con el indiviadualismo global; para ellos “hogar” no sólo es una casa de concreto, barda y garaje, sino todo lo que hace posible su cultura, es decir, sus ríos, costas, bosques, cordilleras, selvas, animales, etc. Hogar es el territorio y el hábitat completo que les permite sembrar y cosechar desde hace siglos.

indigenas comunidades protegen naturaleza biodiversidad
Una mujer camina por una carretera sobre la presa Aurora, uno de los dos proyectos de presas hidroeléctricas en el oeste de Honduras. Foto: Giles Clarke/Mongabay

A raíz de la tala inmoderada, la contaminación de ríos, la extinción de selvas y bosques, el fracking y el cambio climático, los indígenas se han asumido como activistas partiendo del “derecho colectivo a la autodeterminación, entendida como una mayor participación y autonomía en el contexto del estado nacional”, según explica la especialista Claudia García.

Algunos de los triunfos del activismo indígena:

  • Wirikuta, región sagrada huichol (México), que logró que la minera canadiense First Majestic Silver cediera la concesión de los terrenos y la minera no se construyera.
  • TIPNIS, 2,000 indígenas que durante más de 2 meses realizaron una marcha entre las ciudades de Trinidad y La Paz, Bolivia, para manifestar su rechazo a una carretera que atravesaba del territorio entre los Andes tropicales a 3,000m sobre el nivel del mar y la llanura amazónica, a 180m.
  • En Colombia, los indígenas han luchado contra la fumigación áerea, logrando que la sociedad civil los apoye y se organice.
  • La guatemalteca Rigoberta Menchú recibió el Premio Nobel de la Paz en 1992 y el Premio Príncepe de Asturias en 1998 por su liderazgo social.
  • En Brasil, principal productor de azúcar, los indígenas luchan contra una marca de refresco de cola que los ha despojado de sus tierras y ha contaminado sus ríos.
  • En Perú, un grupo de mujeres indígenas se organizan para recuperar semillas ancestrales, ante la catástrofe del cambio climático.
  • El Laboratorio de Paz y Grupo de Trabajo sobre Asuntos indígenas de la Universidad de los Andes, realizó un foro para que “el Gobierno no promueva proyectos de minería sin realizar procesos de consulta con las comunidades indígenas”, para denunciar las consecuencias negativas de las políticas minera y energética, asumidas por el gobierno venezolano.
defensores ambiwnales comunidade indigenas naturaleza
Defensor ambiental Tarahumara Isidro Baldenegro, del Municipio Guadalupe y Calvo, Chihuahua, México. Fue asesinado en el 2017.

Desgraciadamente, esta es una postura que implica riesgos en muchos países, incluido México. Desde el 2016, en el mundo se ha asesinado a 200 activistas indígenas por defender sus derechos y los de sus ecosistemas.

Las comunidades indígenas son

la puesta en marcha de una democracia étnica real.

(C. G.)

 

* Fotografía principal: CIFOR