¿El maíz azul de México podría prevenir el cáncer?

A partir del consumo diario de seis a ocho tortillas azules, se estaría cubriendo la dosis preventiva del día contra el cáncer.

La biodiversidad en México es una de las más grandes que existen en el mundo; inclusive se ha llegado a decir que en este país existen más de 60 variedades de maíz, con sabores y propiedades distintas entre sí. Como lo es el maíz azul mixteco, el cual, de acuerdo con la investigación de la estudiante de doctorado Mónica Yazmín Herrera Sotero, posee propiedades anticancerígenas.

Esto quiere decir que a partir del consumo diario de seis a ocho tortillas azules, se estaría cubriendo la dosis preventiva del día. Esto se debe a que el maíz azul contiene una cantidad alta de antocianinas, una sustancia con propiedades antioxidantes –vitamina A, niacina y tiamina que provee el color azul y bloquea el desarrollo del cáncer.

Herrera Sotero descubrió que las antocianinas tienen la capacidad de modular el gen supresor tumoral p53, y así reducir la probabilidad de que una célula se transforme en cancerígena. Además esta sustancia ayuda también a disminuir los niveles de colesterol, mejora la visión, funge como antimutagénico y antiproliferativo en las células invasivas.

El maíz azul, oriundo de la zona mixteca en México, podría ser la clave para reducir los efectos y dolencias del padecimiento cancerígeno.

 

Vía: Más de MX



De cómo un barco de guerra abandonado se convirtió en un bosque flotante

Destinado a oxidarse y hundirse como tantos barcos antes que él, el SS Ayrfield cobró vida súbitamente creciendo un bosque en su interior.

En la bahía australiana de Homebush Bay, destinada a ser un cementerio para los barcos fuera de servicio, el SS Ayrfield se convirtió en un auténtico bosque flotante. Los evidentes signos de oxidación del barco solamente sirven como contraste para hacer más imponente la verde vegetación que desborda su cubierta.

bosque-flotante-steve-dorman
Imagen: Steve Dorman

La nave de 1,140 toneladas de acero sólido y más de 100 años de edad se ha llenado de árboles de manglar, brindando un espectáculo inesperado e irrepetible para los turistas.

El carbonero flotó por primera vez entre 1911 y 1912 en Sidney, antes de cambiar de giro y servir para llevar provisiones a los soldados estadunidenses en la región del Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial.

Imagen: Andy Brill

Otros barcos también flotan en Homebush Bay, pero extrañamente ninguno de sus cuerpos metálicos se ha llenado de vegetación de esta manera tan extraordinaria, la cual evoca una suerte de renacimiento de una máquina de guerra devenido manglar de hierro.

ss-ayrfield-shipwreck-google-earth
Imagen: Google Earth
bosque-flotante-louis-evangelique!
Imagen: Louis Evangelique

 

*Imagen principal: Reddit



Con frijol negro y maíz azul, mexicanos elaboran una bebida que alarga la vida

Las propiedades de este nuevo brebaje son sorprendentes

Llamada por Louis Pasteur como “la vida sin aire”, la fermentación ha sido un experimento que ha permitido transformar algunos alimentos en otras sustancias con propiedades distintas, muchas de ellas buenas para la salud. Luego de un proceso de oxidación causado por la falta de oxígeno, y gracias a a algunos microorganismos, es posible esta técnica.

Recientemente investigadores, en mancuerna con la Universidad Autónoma de Sinaloa, han creado una “Bebida Funcional con Valor Nutricional y Potenciales Antihipertensivo y Antidiabético Altos”, elaborada con frijol negro y maíz azul bioprocesados. Los creadores recibirán el Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Bebidas otorgado por el CONACYT.

Para elaborar la bebida se hizo un proceso de fermentación en estado sólido optimizado previamente, del frijol negro y maíz azul por separado, para obtener dos harinas cuya mezcla, en una proporción 60:40, es el ingrediente principal de la bebida (además de agua, Stevia y vainilla).

Este brebaje ayuda a reducir la incidencia de enfermedades crónico-degenerativas como hipertensión y diabetes, por sus compuestos bioactivos (compuestos fenólicos, péptidos bioactivos). Otro de sus atributos es que puede ser una alternativa a bebidas con valor nutricional/nutracéutico bajo: como las preparadas con agua, azúcares simples, sabor y colorantes artificiales. Puede ser usado para la promoción de la salud y el manejo de enfermedades crónico-degenerativas, principalmente las asociadas al estrés oxidativo.

Una proporción de 200ml de esta bebida cumple con entre 98 y 100% de las recomendaciones diarias de ingesta de antioxidantes que necesitas. Es uno más de esos experimentos que prueban las posibilidades de la fermentación para crear nuevas propiedades sanas, un fenómeno que, aunque tiene muchos años, está creciendo notablemente.