¿El calentamiento global podrá evaporar los océanos del planeta?

Para los investigadores del Max Planck Institute for Meteorology, la cantidad exorbitante del CO2 en nuestra atmósfera podría convertir el agua del planeta en vapor para eventualmente perderse por completo

Nuestro astro madre, el Sol, se encuentra actualmente en constante evolución. Y de acuerdo con las últimas investigaciones científicas, un día el Sol se convertirá en un astro rojo y ardiente cuya luz hará imposible la vida en el planeta Tierra. Pese a que faltan millones de años para que suceda, se intuye que las temperaturas extremas podrían teóricamente evaporar los océanos e intensificar el efecto de gas invernadero. 

El problema se presenta cuando la temperatura de la Tierra se eleva como si simulara el calor excesivo del Sol. Esto se debe a que la atmósfera del planeta atrapa al dióxido de carbono, desencadenando una serie de consecuencias del calentamiento global –como la evaporación de ríos y lagos–.

Para los investigadores del Max Planck Institute for Meteorology, la cantidad exorbitante del CO2 en nuestra atmósfera podría convertir el agua del planeta en vapor para eventualmente perderse por completo: “El proceso en el cual el agua podría perderse en el espacio podría pasar en un periodo de millones de cientos de millones de años, y eso depende de muchos factores. Y aún si el tiempo estipulado es a largo plazo para la perspectiva humana, en escala geológica y temporal, esto podría considerarse un fenómeno relativamente rápido.”

evaporation_edited-1728x800_c

Se cree que, una vez que el nivel de CO2 alcance 1 520 PPM, la temperatura promedio del planeta aumentará a 57ºC. A este punto, el clima comenzará a desestabilizarse, provocando la evaporación del agua. Actualmente, los niveles de carbono son de 400 PPM.

Estos resultados son relevantes para el futuro de la Tierra, su clima y su existencia. De modo que se pretende hacer un llamado de atención a las ambiciones de la humanidad para respetar, valorar y cuidar la habitabilidad del planeta.

[Science Alert]



Padres exigen al gobierno de México acciones urgentes contra la crisis climática

La agrupación Padres X el Futuro de México exige a las autoridades mexicanas medidas efectivas contra el calentamiento global, que garanticen el porvenir de sus hijos.

Desde hace unos meses, un movimiento mundial de jóvenes ha sacudido al mundo. Su demanda es muy clara: “exigimos nuestro derecho a tener un futuro”. Y para responder a esta exigencia es imprescindible atender, con urgencia y eficacia, la que pudiera ser la mayor amenaza que como especie enfrentamos: el calentamiento global o crisis climática. 

Este 24 de mayo se registrará alrededor del mundo otra marcha de #FridaysForFuture, una iniciativa que comenzó con plantones escolares para demandar una atención inmediata a la crisis climática. En este contexto, te compartimos la carta de la agrupación Padres X el Futuro de México, ligada a los jóvenes mexicanos que participan en #FridaysForFuture, y que va dirigida a las autoridades de este país: 

 

AUTORIDADES DE MÉXICO

Las temperaturas están aumentando. La biodiversidad se está desmoronando. Los huracanes y las sequías son cada vez más violentos. El aire se está volviendo irrespirable. El nivel del mar está subiendo. Los bosques se están quemando. Los Gases de Efecto de Invernadero continúan disparándose. Nuestro modelo de sociedad nos está llevando a la autodestrucción. La humanidad se ha quedado ciega.

Año tras año, las estadísticas científicas que predicen una catástrofe se vuelven cada vez más pesimistas. Los informes del IPCC (Panel Intergubernamental de Cambio Climático) son claros: necesitamos una reducción del 50% en las emisiones globales de gases de efecto invernadero para el 2030. Es nuestra única oportunidad de evitar una reacción en cadena que resulte en una crisis climática catastrófica. ¡Sólo tenemos 11 años para actuar!

Las llamadas de emergencia de la ONU y la advertencia del IPCC sobre un apocalipsis que se aproxima son cada vez más alarmantes. Seguimos viviendo como si todo fuera normal, mientras estamos al borde del precipicio. Hoy, la humanidad se enfrenta a la mayor crisis que jamás haya encontrado.

El antropoceno está causando la sexta extinción masiva de especies y el sistema global climático está en crisis. Millones de personas alrededor del mundo ya sienten los impactos devastadores. Estamos lejos de alcanzar las metas del Acuerdo de París que México se comprometió a alcanzar para el 2030.

¿Cómo podemos permanecer pasivos cuando los científicos predicen que pronto estaremos en la sexta extinción masiva, cuando aparezcan los primeros signos de cambio, cuando toda la humanidad esté al borde del precipicio, cuando seamos testigos de su final en las profundidades del abismo? Pues ya estamos en ese borde.

En nombre de las generaciones futuras, hacemos este llamado hoy porque estamos en una emergencia climática, que debemos tratar de manera completa, inmediata y desde la raíz del problema.

Somos padres, abuelos, tíos, padrinos, maestros y todos los adultos que amamos a nuestros niños y jóvenes. Queremos ver un cambio en la acción lenta de los gobiernos para establecer medidas concretas. Queremos que la prensa cumpla con su deber de informar a la población y de comunicar adecuadamente esta emergencia que nos concierne a todos. El sistema actual concentra la mayor parte de la riqueza del mundo en manos de unos pocos. Y este sistema hace que sea imposible financiar las soluciones necesarias para una acción firme para combatir el cambio climático y, por lo tanto, nos está llevando a la autodestrucción.

Han sido más de siete meses (desde agosto de 2018) desde que los estudiantes de diferentes partes del mundo (125 países en la última manifestación masiva) comenzaron los plantones escolares de #FridaysForFuture- inspirados por Greta Thunberg. En México, iniciaron el 15 de marzo de 2019 con la primera marcha global. En esta fecha, se reunieron cerca de 2 millones de estudiantes para exigir acciones urgentes y decisivas contra la crisis climática.

Respaldamos las demandas de Fridays For Future México y exigimos:

a) CAMBIO EN LA ACCIÓN LENTA DEL GOBIERNO – Quitar los subsidios a los combustibles fósiles

b) MEDIDAS CONCRETAS YA
– Detener la construcción de nueva infraestructura fósil: Refinería de Dos Bocas, reactivación de carboeléctricas y Termoeléctrica de Huexca, Morelos
– Prohibir la técnica de extracción de fractura hidráulica o fracking
– Poner subsidios para el uso de energía renovable (paneles solares, energía eólica, autos eléctricos)

c) DAR PRIORIDAD A LA CRISIS CLIMÁTICA
– Incluirla en la currícula nacional a todos los niveles educativos

d) FINANCIAMIENTO PARA LAS SOLUCIONES
– Acelerar la transición energética hacia energías renovables
– Establecer un precio a las emisiones de carbono justo y transparente

e) LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO DEBE ESTAR EN EL CENTRO DE TODOS LOS DEBATES POLÍTICOS

Hoy, 24 de mayo, volvemos a las calles acompañando a nuestros jóvenes y niños, para proteger su futuro. ¿Para qué van estudiar por un futuro que no sabemos si existirá? Las palabras de apoyo ya no son suficientes ni tampoco los compromisos huecos que no se traducen en acciones concretas. Exigimos que sus demandas sean cumplidas inmediatamente.

Padres X el Futuro de México

Contacto: padresxelfuturomexico@gmail.com



Los polos se están llenando de musgo como hace 3 millones de años (VIDEO)

“Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.”

El descongelamiento de los polos ha sido un tema alarmante en los últimos años. Investigadores y ambientalistas continúan buscando múltiples maneras de prevenir una catástrofe ambiental que someta a un riesgo significativo la biodiversidad del planeta. A lo largo de estas investigaciones, colegas de University of Cambridge, British Antartic Survey y University of Durham encontraron que en las tierras antárticas están creciendo increíblemente rápido cepas de musgos.

Esto ha evidenciado, comentan, el impacto irreversible del calentamiento global. En palabras de Matthew Amesbury, investigador de University of Exter en Reino Unido, “Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.” Es decir que si en los últimos 50 años, se había percibido un crecimiento anual de menos de un milímetro de estas cepas; ahora el crecimiento anual supera los tres milímetros. Las cepas están creciendo en el suelo congelado en los suelos deshielados de la Antártica. 

Se trata de una superficie de las cepas están construyendo una capa delagada en el verano, la cual termina eventualmente por congelarse durante el invierno. Estas capas que se van formando han preservado las temperaturas y por tanto su existencia en climas tan fríos. Frente a esto, Amesbury y Rob DeConto, de la Universidad de Massachusetts, explican, el suelo de esta región se está enfrentando a cambios dramáticos en torno a patrones de crecimiento de los últimos 150 años, e incluso de los últimos milenios:

Este es otro indicador que la Antártica está regresando a tiempos geológicos –lo cual tiene sentido, considerando los niveles atmosféricos de CO2 se han elevado a un grado que el planeta no había obtenido desde el Plioceno, hace 3 millones de años, cuando la capa de hielo Antártico era muy pequeña y los niveles de los mares eran más altos. Si los gases de efecto invernadero continúan, la Antártica tendrá un regreso a tiempos previos a la época geológica. Quizá la península se convertirá algún día en bosque de nuevo, como lo fue durante los climas de invernadero del Cretáceo y Eoceno, cuando el continente estaba libre de hielo. 

Los autores concuerdan que estos cambios recientemente observados son sólo el principio: “Estos cambios, combinados con una tierra libre de hielo, desencadenará una alteración en el funcionamiento biológico, en la apariencia, en los paisajes de la península Antártica por el resto del siglo XXI y más allá.”