¿Cuántas cápsulas de café utilizas a la semana? Conoce cuál es su impacto en el medio ambiente

Se calcula que cada taza de café preparada con estas máquinas emiten 82 gramos de CO2, la cual se encuentra en un residuo de aluminio no reciclable.

Y tú, ¿qué haces con las cápsulas de Nespresso o Dolce Gusto de Nestlé? Si bien ambas empresas presumen de utilizar un programa de desarrollo ecosustentable, la realidad es que sus productos –o al menos sus desechos– continúan generando un significativo impacto en el medio ambiente. Por ejemplo, tan sólo en Francia, se desechan 5 millones de cápsulas al día –lo que equivale a 1,3 miles de millones de euros–.

Se calcula que cada taza de café preparada con estas máquinas emiten 82 gramos de CO2, la cual se encuentra en un residuo de aluminio no reciclable. Es decir que aún si el consumidor se encargue de abrirla, vaciarla y llevarla al contenedor indicado, la cápsula de aluminio o de plástico polipropileno continúan ejerciendo un impacto ecológico a un largo plazo.

1938

Como respuesta, Nestlé promovió un ecodiseño que reduzca la generación de residuos y se puedan separar de forma sencilla todos sus componentes para ser reutilizados o reciclados. En consecuencia se ha inventado una sofisticada alternativa ecosustentable, y que, sin embargo, empeora el sistema existente pues no brinda una solución con el desecho de la cápsula después de haber preparado el café. Según Ecoembes, “aunque el consumidor se tome la molestia de vaciarla y tirarla al cubo amarillo, es difícil que sea reciclada debido a su pequeño tamaño.” Si bien la Nespresso da la posibilidad de devolver las cápsulas de aluminio, la realidad es que se recupera muy poca cantidad del total productivo.

Pocas ONG’s, como Solidar, han intentado ejercer un cambio que reduzca el efecto de este tipo de cápsulas en el medio ambiente reuniendo firmas para presionar al monopolio así como a las autoridades gubernamentales. Mientras que figuras de redes sociales se encargan de brindar una doble vida a estas cápsulas; como por ejemplo, las que te compartimos a continuación:

 



Las mejores fotos de la nueva y peculiar aurora boreal, “Steve” 📷

Aún no se sabe si este forajido cósmico es realmente una aurora boreal, pero se le parece mucho (y es un evento imperdible).

Últimamente el universo nos ha querido demostrar que aún hay lugar para el asombro. Un ejemplo reciente está en que tuvimos a nuestro primer visitante interestelar, y no era un asteroide ni un cometa, sino una especie de fractal cósmico.

Ahora tenemos un nuevo tipo de aurora boreal… o algo así.

nueva-aurora-boreal-fenomenos-astronomicos-raros-luces-norte

Aunque parezca increíble, aún no lo sabemos todo de los fenómenos astronómicos. Y muchos son sumamente escurridizos, como las luces púrpura en Canadá que fueron descubiertas apenas en 2016. Y no por la NASA, sino por un grupo de fotógrafos aficionados a la aurora boreal llamado Alberta Aurora Chasers (AAC).

Este preciosa danza de luces fue nombrada por los miembros de AAC como “Steve”, en referencia a la película animada Over the Hedge, en la cual algunas criaturas del bosque nombran un objeto desconocido como “Steve” para hacerlo parecer menos atemorizante y ajeno.

Aunque lo cierto es que poco habría que temer sobre este fenómeno astronómico, que si algo logra es embelesarnos. No obstante, hay algo que inquieta a la NASA: aunque “Steve” se ve como una aurora boreal, en realidad no lo es.

¿Por qué “Steve” no es una aurora boreal?

Las auroras boreales se forman cuando las partículas cargadas interactúan con los campos magnéticos de la Tierra. Sin embargo, un grupo de físicos de la University of Caligary comprobó, a través de la observación vía satelital del cielo que rodea a “Steve”, que éste no cuenta con partículas cargadas.

Los estudios vía satelital también arrojaron otros curiosos e inesperados resultados. Según dijo el físico Eric Donovan para la Europe Space Agency, los datos revelaron que la temperatura atmosférica sube hasta los 3 mil grados Celsius, y que una cinta de gas de 25 kilómetros de ancho fluye hacia el oeste durante el evento, que dura aproximadamente 20 minutos.

Los físicos que estudian actualmente a “Steve” ya tienen algunas hipótesis sobre qué ocasiona el fenómeno. Aún así, el misterio es tal que la NASA está pidiendo a todo el que vea al forajido cósmico que le tome fotos y videos para compartirlos con la comunidad astronómica a través de la página Aurorasaurus, para así abonar a las investigaciones.

En lo que se develan los misterios que rodean a “Steve”, te dejamos algunas de las mejores fotos de este espectáculo. Un auténtico regalo de la naturaleza para nosotros.

nueva-aurora-boreal-fenomenos-astronomicos-raros-luces-norte-3

nueva-aurora-boreal-fenomenos-astronomicos-raros-luces-norte-3

nueva-aurora-boreal-fenomenos-astronomicos-raros-luces-norte

nueva-aurora-boreal-fenomenos-astronomicos-raros-luces-norte

nueva-aurora-boreal-fenomenos-astronomicos-raros-luces-norte

nueva-aurora-boreal-fenomenos-astronomicos-raros-luces-norte

nueva-aurora-boreal-fenomenos-astronomicos-raros-luces-norte

*Imágenes: 1 y 3) Paulo Fedozzi  2) Flickr Northern Lights Graffiti; 4) james_stone76; 5) Megan Hoffman; 6) Ryan Sault; 7) wikimedia; 8) Catalin Tapardel; 9) Dave Markel