¿Conoces la biodiversidad mexicana y su identidad cultural?

Existe una expresión de identidad muy particular en la cual diversas comunidades se han distinguido por adoptar la imagen de una especie animal

Existen diversos ejemplos de la conexión que existe entre la riqueza ambiental y cultural, sin emabargo, existe una expresión de identidad muy particular en la cual diversas comunidades se han distinguido por adoptar la imagen de una especie animal o vegetal como un emblema, e incluso como la representación de alguna de sus deidades.

Entre las especies representativas de cada nación están: el panda gigante en China, el tigre en India, el águila calva en Estados Unidos, el elefante asiático en Tailandia, entre otros ejemplos. En algunos casos las especies llegan a convertirse en figuras míticas y religiosa que se representan en tótems.

México, por su parte, cuenta con una amplia biodiversidad, la cual participa en la historia y cultura de la nación. Algunas especies son:

Águila real:

Forma parte del símbolo nacional gracias la leyenda mexica que narra la llegada de esta comunidad al Valle de México. De acuerdo a la leyenda, el dios Huitzilopochtli indicó a los mexicas el lugar ideal para asentarse, que reconocerían al ver un águila devorando una serpiente sobre un notal. Actualmente este lugar corresponde al lago de Texcoco.

thumbnail_16-02-11 especies (2)

Mono araña:

Este primate caracterizado por sus extremidades muy largas ha sido parte de la cultura prehispánica de México.

De acuerdo con una leyenda náhuatl, el dios Quetzalcóatl produjo fuertes vientos huracanados que asustaron a varios hombres, por lo que algunos dioses se apiadaron de ellos convirtiéndolos en monos y así pudieron subir a los árboles a refugiarse. El dios que se encarga de los vientos antes de la llegada de la lluvia se llama Ehecátl-Quetzalcóatl y es representado con un mono.

el-mono-arana-de-cabeza-cafe

Guacamaya roja:

Esta ave de plumaje escarlata es conocida en la cultura maya como Vacup-Caquix y es una deidad que simboliza al sol antes de ser creado. Sin embargo, para los aztecas, es una representación del antiguo dios del fuego y del sol Xiuhtecutli.

81

Lobo mexicano:

El lobo ha sido muy importante en la cosmovisión de algunos pueblos indígenas de México. En la pirámide de la Luna de Teotihuacán y en el Templo Mayor se hanencontrado restos de este animal por considerarse mítico. Incluso, está relacionado a la diosa mexica Chantico y a la deidad canina Xólotl.

lobo mexicano 061

Jaguar:

El jaguar es una de las especies más emblemáticas en la cultura en México especialmente para las comunidades olmeca, maya, azteca, zapoteca y tolteca. Ha sido representado en múltiples estatuillas, pinturas y artesanías. Por sus cualidades de cazador se relaciona con deidades, soldados, poder, fertilidad, destrucción y muerte.

Lamentablemente, esta lista de especies también pertenece al grupo de animales en riesgo de extinción, por lo que se están aplicando distintos programas a favor de su conservación. Sumarse a los esfuerzos para su protección, también es procurar la cultura y tradiciones que nos brindan identidad como pueblo.

Panthera_onca_at_the_Toronto_Zoo_2

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Earthgonomic
Autor: Earthgonomic


Nuestro bosque, nuestro territorio: cosmovisiones indígenas

En este artículo se habla de la dualidad de visiones presentes desde las cosmovisiones indígenas y los planteamientos gubernamentales para el manejo y conservación de los bosques.

* por Bárbara Baltazar

 

“Caminar en el bosque, es andar nuestro territorio”; estas palabras fueron clave para iniciar la conversación con una María, mujer de la población rarámuri, quien una mañana me guió sobre los senderos de su territorio para mostrarme dónde estaban los bosques de la comunidad.

Esas palabras son la suma precisa de la cosmovisión de las comunidades y los pueblos originarios. Cuando pensamos en los bosques del mundo, tendemos a dibujar en nuestra mente grandes columnas de vegetación, el trinar de las aves, la majestuosidad de los paisajes, y quizá dejamos de lado algunos otros elementos que para los pueblos originarios están estrechamente vinculados.

El territorio nos refiere directamente a una extensión geográfica que brinda un sentido de pertenencia. Desde la cosmovisión indígena en el territorio se llevan a cabo las actividades culturales, productivas y sociales. Los bosques de cada una de las comunidades indígenas son parte esencial del territorio, representan el entorno de resguardo de la flora, la fauna, el agua y la provisión de los elementos culturales que enmarcan la cosmovisión. Un territorio integrará una visión holística de inter e intrarrelaciones donde los elementos constituyen “el todo”.

Actualmente, tanto la política como la legislación en materia ambiental, y particularmente la aplicable al sector forestal, fragmentan las acciones de intervención en las unidades de atención. Frente a ello, las comunidades indígenas se enfrentan al desafío de entender la lógica propuesta desde “fuera”. Las instituciones oficiales que tienen bajo mandato la promoción de las políticas públicas, distan de entender que en la realidad las formas de organización y cosmovisiones son diferentes de acuerdo con los contextos de cada una de las diversas regiones bioculturales de México.

En la Sierra Tarahumara, uno de estos grandes desafíos para el manejo de los bosques se pone de manifiesto en las autorizaciones de aprovechamiento forestal y por ende, la ejecución de los programas de manejo. Mientras la tendencia es el incremento de la producción y la productividad de las masas forestales, las comunidades indígenas miran con desconcierto cómo sus territorios van perdiendo gran parte de su riqueza. Estas dos visiones han generado pugnas donde las minorías han sufrido la peor parte, e incluso acciones legales. Los territorios indígenas pierden día a día parte de su integralidad, pareciera como si se buscara borrar de la escena las formas ancestrales de acciones para el manejo y la conservación del bosque. Los bosques sufren de conflictos originados por la tala ilegal, por la presencia de plagas y enfermedades, por la recurrencia de incendios forestales y por ende, los procesos de degradación se aceleran. La cosmovisión se resiste ante esta adversidad, son las poblaciones originarias quienes se empeñan en mantener la integralidad productiva, cultural y social.

Una comunidad, un pueblo indígena concibe su territorio como el espacio donde el todo tiene lugar, donde todo tiene cabida, donde nada está dividido, donde una causa origina un efecto y viceversa. La cosmovisión indígena para el manejo de los bosques tiene grandes enseñanzas y cobra relevancia en esta era de cambio climático: escuchemos, entendamos y seamos asertivos para incorporarlos a las políticas públicas.

¡Feliz Día Internacional de los Bosques!

 

Sobre la autora:

Bárbara Baltazar, abogada, ha colaborado con comunidades indígenas y ejidos forestales en México en la ejecución de proyectos de capacitación e investigación para el manejo y conservación de sus recursos naturales.

Eco Maxei
Autor: Eco Maxei
Eco Maxei Querétaro AC es una organización sin fines de lucro cuya misión es fomentar la coexistencia armónica entre las personas y con la naturaleza. Somos una organización multidisciplinaria, fundada e integrada por jóvenes agentes de cambio desde 2014.


La importancia de conservar sitios sagrados: un refugio para la biodiversidad

Los sitios sagrados son un refugio de especies: una contribución a la conservación de la biodiversidad y los valores culturales locales.

Sitios sagrados como los cementerios ancestrales, santuarios, monasterios, montañas, ríos, templos, bosques, árboles y rocas que tienen un significado espiritual han recibido atención y protección a través de cuidados especiales para su mantenimiento.

Esto ha producido un positivo efecto secundario: los sitios sagrados conservan más de su condición natural que las áreas circundantes utilizadas para la agricultura o la ocupación humana.

sitios-sagrados jiawei-chen-184027-unsplashsitios-sagrados
Jiawei Chen/Unsplash

 

Sitios sagrados o refugio de biodiversidad

Según la revista académica The Conversation, los Sitios Naturales Sagrados (SNS) tienen más biodiversidad en cuanto a diferentes tipos de plantas y animales. Por lo tanto, su importancia no es únicamente espiritual, sino que estos lugares pueden actuar como un núcleo alrededor del cual la biodiversidad puede expandirse.

Con base en criterios históricos, etnográficos y ecológicos, seleccionamos ocho de estos bosquecillos y sitios. En ellos estudiamos hongos, líquenes, plantas herbáceas, plantas leñosas, nematodos, insectos, murciélagos y aves paseriformes. Nuestros resultados revelan que la contribución del SNS al cuidado de especies está matizada por el grupo de organismos, tipo de vegetación e historia de manejo. Encontramos que las zonas sagradas tienen una pequeña ventaja de conservación sobre otros sitios.

sitios-sagrados conservacion biodiversidad
Chichén Itzá

De acuerdo con la investigación publicada por Science Direct, a partir de este descubrimiento se abre una discusión sobre la importancia de continuar con el mantenimiento de estos sitios sagrados y promover su cuidado.

En la Europa mediterránea, por ejemplo, los terrenos de las iglesias y árboles antiguos se han convertido en importantes SNS.

Hay una clara evidencia de que incluso hasta un pequeño SNS podría tener una considerable relevancia para la la conservación; contribuirían más al cuidado de las especies si se incorporaran a las comunidades.

Según The Conversation, las actividades como cortar árboles o alimentar al ganado han sido prohibidas o reguladas en estos lugares, y desobedecer dichas prohibiciones incluso podría lleva a la excomunión.

 

Propuestas para una mejor conservación

sitios-sagrados-conservacion-biodiversidad
Michoacán, México

El investigador Bas Verschuuren, de la iniciativa Sacred Natural Sites, señala que la recomendación en cuanto a este tema es que los agentes de la conservación y el desarrollo consideren las múltiples especies involucradas para crear un terreno común que contribuya al desarrollo de enfoques de defensa biocultural.

Las conclusiones de la investigación citada apuntan a que las comunidades locales están motivadas para mantener sus sitios sagrados, pero carecen de los recursos para hacerlo.

La propuesta de los investigadores es que exista un enfoque colaborativo entre los profesionales de la conservación y las comunidades locales para cuidar la biodiversidad y los valores culturales.

 

* Imagen principal: Tepoztlán, Morelos, en México