Cafetales mexicanos, abandonados durante 20 años por cambio climático

En México, principal exportador cafetalero, ha sufrido un grave impacto socioeconómico de dimensiones aún sin calcular.

La roya, un viejo enemigo de la producción cafetera en Centroamérica, continúa propagándose por los cafetales de Guatemala, Costa Rica, Honduras, Nicaragua y el sur de México. Se trata de una enfermedad producida por un hongo que ataca principalmente a las hojas del café, provocando que el fruto caiga antes de su maduración y afectando, en consecuencia, a su producción.

De acuerdo con el Presidente de la Asociación Nacional del Café de Guatemala (Anacafé), el hongo apareció por primera vez en Guatemala en 1982, debido al cambio climático que favoreció a la difusión de la plaga: “En los últimos tres años las condiciones climáticas han favorecido la propagación del hongo, debido a una combinación de altas temperaturas y lluvias: Humedad más calor, fatal combinación”.

En México, principal exportador cafetalero, ha sufrido un grave impacto socioeconómico de dimensiones aún sin calcular: la falta de atención al cultivo y los efectos del cambio climático vulnerabilizaron a la cosecha, generando un costo que la mayoría de los cafetaleros no pueden pagar con los precios determinados por el libre mercado. En otras palabras, para cubrir los costos de producción del café en Guerrero, se necesita vender el quintal en 265 dólares –cuando el precio actual en el mercado mundial es de 130–.

articulo9

El mercado mexicano del café está en desventaja: los productores no cuentan con el apoyo del Estado para impulsar su desarrollo, y sólo el 18 por ciento de las plantaciones están en condiciones óptimas de producción, el 9 por ciento son plantas nuevas, y el 73 por ciento ya están viejas. En palabras de Armando García Olid, consultor externo del Consejo Estatal del Café –Cecafé–, “el resultado de ese abandono, de la falta de cultivo, porque ante los bajos precios de venta, los productores dejan de limpiar sus huertas, la fertilización y el combate a las plagas es parcial, y la renovación de los cafetos no se hace; en consecuencia hay una baja sostenida en la productividad de las hectáreas sembradas con café en Guerrero.”

De manera que a falta de medidas preventivas, contados organismos cafetaleros esperan actuar lo antes posible para reducir los efectos del daño. Si bien se espera que los gobiernos financien los agroquímicos preventivos y curativos que los productores necesitan, el cuidado tanto de los productores y los ciudadanos son indispensables también. Basta, en lo más mínimo, comprar productos locales que apoyen económicamente a los cafetales mexicanos.

[SurAcapulco]



Amor, vulnerabilidad y masculinidades alternas: entrevista con el poeta Jericho Brown

“Creo que especialmente para los hombres es difícil salir al mundo a decirles a todos ‘Estoy buscando intimidad. Estoy buscando ser vulnerable.'”

Jericho Brown, nacido en Louisiana en 1973, es uno de los poetas más interesantes de la escena literaria estadounidense actual. Con Please, The New Testament y The Tradition, tres breves pero contundentes libros, Brown ha cimentado una sensibilidad muy particular, donde se unen la rabia y el dolor de la violencia policial que sufren las comunidades afroamericanas, con los propios episodios de la vida del autor lidiando con temas como el racismo, la homosexualidad, la autoimagen corporal y lo que significa ser una persona sensible en un mundo que parece castigar la sensibilidad.

Portada de “The New Testament”

En una entrevista reciente, Brown comparó la creación artística con el enamoramiento. Según él, se trata de actos en donde nos ponemos en situación vulnerable, y que eso es precisamente lo que nos atrae del arte.

“Es como cuando estás enamorado. No te puedes enamorar sin ser vulnerable (…) Todo en nuestra cultura nos entrena para no ser vulnerables, para evitar la intimidad. Y la poesía nos pide que seamos de una forma en la que normalmente no estamos entrenados para ser. La poesía puede entrenarnos para ser así. No estamos entrenados para hacerlo. Creo que es difícil admitirlo para la gente. Creo que especialmente para los hombres es difícil salir al mundo a decirles a todos ‘Estoy buscando intimidad. Estoy buscando ser vulnerable.’”

Y es que, para Brown, los poetas siempre se escudan en ocupaciones secundarias cuando se les pregunta a qué se dedican: responden que dan clases o editan libros, pero no se nombran a sí mismos “poetas”, es decir, seres vulnerables.

jericho-brown
Jericho Brown (Imagen: AJC.com)

¿Pero qué significa exactamente ser vulnerable, y por qué eso debería ser importante?

Para Brown, se trata de que la poesía nos permita observar dentro de nuestros propios abismos sin sucumbir al vértigo. En sus propias palabras,

“Cuando empiezas a observarte a ti mismo encuentras un montón de mierda fea. ¿Sabes a qué me refiero? Así que, cuando hablo de ser vulnerables, me refiero a la habilidad para observar esa mierda fea. Transformar la mierda fea en lenguaje que va a convertirse en algo que esperamos que sea hermoso (…), pero no significa que creas que es hermoso. Puedes ver lo feo que es.”

La vulnerabilidad nos permite observarnos a nosotros mismos y a los demás sin voltear el rostro. Cuando hablamos de intimidad en aspectos emocionales, se trata de poder acercarnos a nuestros rasgos menos atractivos sin tratar de estetizarlos, ni hacer como que no están ahí.

El trabajo creativo (aunque, desde cierto punto de vista, cualquier trabajo, así como la vida misma, comportan un ingrediente de creatividad) es especialmente exigente a este respecto: la obra de arte le pide al artista su vulnerabilidad, y a su vez el artista debe estar atento para reconocer que esa vulnerabilidad que lo lastima puede nutrir su relación con el mundo.

“Escribir más allá de las líneas que salieron fácilmente. La gente llega a la línea fácil y creen que ya terminaron. Pero ese es solo el comienzo. Ahí es cuando te dices, ‘¡Mierda, ahora voy a tener que decir la verdad porque acabo de mentir!” (…) Para mí, eso es lo que quiero decir al hablar de ser vulnerables frente a la obra. Me refiero literalmente a sentarte y hacerla y tomar lo que te ofrezca. Y si no te está dando nada, entonces insistir en ella hasta que lo haga.”

Aquí puedes leer y escuchar algunos poemas de Jericho Brown en español.



Té VS Café ¿Qué te conviene?

Más que irnos a los antagónicos peor-mejor, se trata de hacer una foto de dos de la bebidas más populares de la época.

Sobre todo el siglo pasado, por la globalización, el café ganó más popularidad y auge que nunca; este y el tabaco. Sin embargo, aunque existen muchos estudios que en realidad enaltecen sus propiedades positivas para la salud, también abundan los que nos avisan que podría no ser tan saludable…

En este contexto, y quizá por la propagación creciente de filosofías orientales expandidas con prácticas como el yoga o la meditación, el té va creciendo mucho también en consumo. Lo cierto es que este tiene efectos en el sistema nervioso mucho más tenues que el café. Pero, en un comparativo, ¿Qué nos conviene?

En este infográfico publicado por lifehacker, la carrera de la salud la gana el té; los datos son interesantes porque el café también tiene muchos beneficios…

+Esta es la traducción de la parte de abajo, el apartado de el café y té en hechos.

Columna izquierda (de izquierda a derecha).

Positivo

Tomar té puede prevenir la diabetes y aminorar su progreso cuando ya se tiene.

Beber 3 o 4 tazas de té al día puede disminuir las posibilidades de un ataque al corazón.

El té contiene fluoruro (el cual protege los dientes)

Los hombres que toman 10 tazas de té verde al día disminuyen las posibilidades de desórdenes en su hígado

El té puede proteger contra enfermedades del corazón y algunos cánceres.

Las personas que beben 4 tazas de té negro al día durante seis semanas probaron producir menos cortisol, la hormona del estrés.

Según algunos estudios, el té verde puede proteger del cáncer del pulmón.

Contrario a la cafeína, el té hidrata, más que deshidratar como se cree de la primera.

Negativo

El té puede contener pesticidas, incluso si ha sido etiquetado como orgánico.

El té contiene tanino, el cual reduce la absorción de hierro en el cuerpo, lo cual podría incentivar la anemia.

El té contiene cafeína la cual ha probado elevar la ansiedad y aumenta la presión en la sangre.

Agregar leche al té puede truncar los beneficios que este tiene contra el cáncer.

Columna Derecha:

Positivo:

Estudios han probado que el café ayuda a prevenir 2 tipos de diabetes.

Tomar café ha demostrado disminuir los peligros en los hombre de sufrir gota después de los 40 años.

Su cafeína incrementa la efectividad de los analgésicos.

El café es un gran protector del hígado, especialmente contra la cirrosis y el cáncer.

Mejora la memoria a corto plazo, y también mejora la velocidad de reacciones; sobre todo el personas adultas.

Negativo:

El café provoca la decoloración de los dientes.

Un estudio danés prueba que beber más de 8 tazas al día aumenta los riesgos de sufrir nacimientos prematuros.

Estudios han probado que el café debilita el flujo de la sangre al corazón.

18ixk6n428mnmjpg-1