5 parásitos que posiblemente se han encontrado en tu comida

La mayoría de las infecciones parasitarias pueden resolverse con una higiene adecuada, como lavando las frutas y verduras y evitando el contacto de la contaminación en los alimentos

Un parásito, fascinante y repulsivo. Son organismos que viven en nuestra comida y que pueden multiplicarse en el interior de un humano provocando serias infecciones intestinales. Su supervivencia ha consistido en transmitirse vía fecal-oral, en donde sólo hace falta entrar en contacto con los fluidos de una persona infectada –inclusive, con la mordida de un mosquito, comida o agua–.

Si bien la mayoría de las infecciones parasitarias pueden resolverse con una higiene adecuada, como lavando las frutas y verduras y evitando el contacto de la contaminación en los alimentos, hay ciertos parásitos que pueden prevalecer en la comida. Aquí están diez de los más comunes:

1. Taenia solium

Un sólo parásito en forma de lombriz como este puede llegar a medir 10 m. Sus larvas pueden coexistir en puercos no cocidos, y desarrollarse en un medio ambiente intestinal –como el de los humanos– a través de los nutrientes que se consumen a lo largo del día.

625x470_54006705ba37959468e776b5_1_41-1409312549946

2. Echinococcus granulosus

Con tan sólo 3-7 mm de largo, esta bacteria es común en carnívoros como los perros y las ovejas. Por lo que los humanos pueden contagiarse a través de los huevecillos que habitan en las heces de los perros, los cuales contaminan los productos alimenticios a través del viento. Los huevos pueden mantenerse inactivos durante meses, inclusive en temperaturas bajo cero.

echinococcus-adult

3. Echinococcus multilocularis

Es común encontrar este parásito en roedores y animales domésticos, y puede reproducirse y expandirse como tumores.

Vol8.h53

4. Toxoplasma gondii

Afecta principalmente en mamíferos de sangre cálida, como gatos y roedores. Entre el 10 y 80 por ciento de la población humana ha estado infectada por este parásito, el cual se queda pegado en el tejido intestinal de por vida. De hecho, la mayoría de las personas no presentan síntomas y, por tanto, no saben que están infectados.

Toxoplasma-gondii

5. Cryptosporidium spp

Se transmiten principalmente vía agua o comida que se lavó con agua contaminada. Está presente en todos los países del mundo, y puede causar diarrea. Para evitar su infección, basta con lavar y desinfectar bien los alimentos.

toxoplasma_spp_stained1330453744648



El #CambioClimático es migración: ONU en la COP24

Sí: el cambio climático y la migración se relacionan más de lo que crees.

Estos últimos días, la COP24, o 24ª Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Cambio Climático, ha estado en boca de todos, y no es un asunto menor. ¿De qué va?

Desde el 2 de diciembre, cientos de expertos reunidos en Polonia se han partido la cabeza discutiendo un asunto urgente: hay que frenar el calentamiento global, ahora o nunca. 

Las naciones del mundo tienen ya bastante en qué pensar sólo con esto, pero no es todo. A la par de las negociaciones en Polonia, varios países por la ONU están firmando un tratado en Marrakech que los compromete a encontrar soluciones para la crisis migratoria global. 

Los expertos en cambio climático de hecho han dedicado varias sesiones a tratar el conflicto  migratorio en la COP24, pero a ver, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?

Países inhabitables

La gente se desplaza por muchas razones. Algunos buscan una vida mejor, otros huyen de la violencia y ahora muchos lo harán debido al calentamiento global, según detalló la responsable del área de migración en la COP24: 

El clima cambiante, las inundaciones y las sequías amenazan cada vez más la seguridad y los medios de vida de las personas en muchos lugares del planeta. Esto está llevando a muchas familias a tener que considerar si pueden quedarse donde están o tratar de vivir en otro lugar.

Actualmente se cuentan 258 millones de personas que viven fuera de su país de origen y la cifra sólo aumentará cuando los estragos del cambio climático alcancen su punto máximo.

Pensémoslo así: si una persona se dedica a la agricultura y constantemente es víctima de sequías, ¿qué otra opción le queda más que irse? Ante terremotos destructores y huracanes que arrasan con poblaciones enteras, ¿por qué no buscaríamos otro lugar? 

¿Por qué importa? 

 La movilidad humana no se reserva a unas cuantas fronteras o un par de países. La noticia de la Caravana Migrante no se quedó sólo en México u Honduras, sino que recorrió el mundo. Esto se debe a que el fenómeno migratorio es tan global como el cambio climático.

El planeta está en riesgo, pero también los derechos humanos.

El sufrimiento generalizado de las personas que buscan refugio en otros países es el argumento principal de líderes como Angela Merkel, presidenta de Alemania y Charles Michel, primer ministro de Bélgica.

Merkel incluso llegó a comparar la crisis de la migración con el final de la Segunda Guerra Mundial, evento que desencadenó la creación de la ONU en primer lugar. Aun así, hay varias naciones (como Estados Unidos) que no tienen esa perspectiva. 

Empiezan los retos 

La magnitud global de la migración ha causado temor en algunos países. Estados Unidos continúa en debacle mientras que Australia, Chile, Italia, Polonia, entre otras se han negado a firmar el acuerdo.

En donde algunos ven una crisis de derechos humanos, otros ven un problema de soberanía. ¿Cómo permitir el libre paso de personas por sus fronteras? ¿Y los límites? 

En la COP24 se toma una posición pacífica. La prioridad está en evitar y minimizar el sufrimiento totalmente innecesario del que hablamos. 

Cuando entra el cambio climático a la mezcla los retos son aún mayores. La ONU ha propuesto la financiación de proyectos que tomen en cuenta los pronósticos meteorológicos, así como un análisis de los riesgos del calentamiento global que además incluya las rutas de movimiento humano.

Es casi obvio que estas soluciones requieren de la cooperación internacional, pero el celo de algunas naciones por sus fronteras es un problema grave. Detrás de las declaraciones de líderes como Donald Trump hay suposiciones que el Secretario General de la ONU ha identificado como falsas.

Para él, los compromisos internacionales no atacan la soberanía de los países, son un paso adelante hacia la resolución de problemáticas que traspasan continentes. Quizá la crisis del calentamiento global sirva para recordarnos que ninguna nación es una isla. Esta problemática nos incumbe a todos. 

¿Cómo participar del cambio? Toma acciones reales con esta guía.

 

 

 



Cuatro parásitos que quisieran invadir tu cerebro

Estos cuatro parásitos son bastante comunes y están buscando casa en algún cerebro humano. Tener una buena higiene, conocer sus nombres y de dónde vienen podría ayudar a prevenir una infección.

En el último mes, dos niños de doce años han llegado a los titulares después de haber sido hospitalizados por una infección extremadamente rara y terrorífica: la amiba come-cerebros.

Encontrada generalmente en lagos, ríos y manantiales frescos, la Naegleria fowleri puede entrar por la nariz de una persona y llegar al cerebro en donde comienza su trabajo de destruir tejidos cerebrales. Treinta y dos casos en Estados Unidos entre el 2001 y el 2010  han ocurrido en los alrededores de Florida.

braineatingamoeba

Desafortunadamente la Naegleria fowleri no es el único microorganismo que, dada la oportunidad, querrá invadir el cerebro humano.

La Taenia solium, común en África, Asia y Sudamérica es un tipo de Cestoda que puede vivir en el tracto intestinal humano produciendo huevos que luego serán expulsados fecalmente por su anfitrión humano. Luego, los huevos pueden ser ingeridos por puercos mientras buscan comida. Las larvas nacen en el estómago del puerco y encuentran su camino hacia el torrente sanguíneo y eventualmente llegan sus músculos, donde muy probablemente serán comidos por un humano. Una vez que esto sucede, los parásitos viajan al cerebro del humano y forman quistes que causan una enfermedad llamada  neurocisticercosis. Esto puede provocar ataques epilépticos, dolores de cabeza e incluso llevar a la muerte.

porktapeworm

Otro parásito de este tipo es el Toxoplasma gondii, un organismo unicelular que sólo se puede reproducir en condiciones provistas por los intestinos de un felino. Cuando infecta a una rata hace que esta pierda todo el miedo a la orina de gato, incrementando su probabilidad de ser comido por un gato y devolver el parásito a su lugar favorito. Tristemente los humanos también pueden ser infectados por el gondii. En Estados Unidos una de cada cuatro personas han sido infectadas con este parásito, pero sólo un porcentaje pequeño se enferma lo suficiente como para darse cuenta. El riesgo de este parásito es la automutilación (sobre todo en mujeres). Llega al cerebro y provoca una suerte de psicosis que puede derivar en la autodestrucción de la víctima.

tgondii

Por último, el Loa-loa es un gusano que se establece en los ojos. La especie, encontrada en el oeste y el centro de África, puede emigrar por los tejidos humanos por periodos de diez a quince años. La infección ocurre por la mordida de un venado y por las moscas mango que viven en selvas tropicales y pantanos. Tener un gusano viajando por tu cuerpo puede causar comezón, inflamación, daño al sistema nervioso y a la retina. Paradójicamente, utilizar medicinas para matar la Loa-loa puede ser peligroso; cuando un gran número de sus larvas mueren alrededor del cerebro pueden bloquear las capilares y causar encefalopatía, una condición que puede causar pérdidas cognitivas, problemas de memoria, cambios de personalidad y otras.

loaloa

[PopSci]