Sigue estos sencillos remedios naturales para eliminar la caspa

Si bien la mayoría de los shampoos reduce la humedad natural del cuero cabelludo y así alenta el proceso de cómo las células de la dermis mueren, a veces es necesario usar alternativas naturales para remediar la caspa.

La caspa, además de ser incómoda, es el síntoma de una alteración en la piel. La mayoría de las ocasiones cuando se caen estos pequeños pedazos blanquecinos a nuestros hombros es signo de células muertas debido a un cuero cabelludo excesivamente reseco o a la reacción de algunos productos para cabello que generan un hongo llamado malassezia.

Si bien la mayoría de los shampoos reduce la humedad natural del cuero cabelludo y así alenta el proceso de cómo las células de la dermis mueren, a veces es necesario usar alternativas naturales para remediar la caspa. Te las compartimos:

1. Jugo de lima. Gracias a sus propiedades antisépticas, el jugo de lima puede reducir el efecto de la caspa. Basta con colocar en el cuero cabelludo con un atomizador el jugo de lima. En caso que el problema sea mínimo, diluye el jugo con un poco de agua. Deja reposar durante cinco o diez minutos, y luego enjuaga. Puedes usar diario este remedio. 

2. Bicarbonato de sodio. Se trata de un alcalino natural que ayuda a balancear el pH del cabello, por lo que puedes colocarlo con un poco de agua y masajear el cuero cabelludo con él. Deja reposar durante cinco o diez minutos y luego enjuaga.

3. Aceite de coco. Masajea el cuero cabelludo con este ingrediente, dejándolo reposar durante diez minutos y enjuagándolo para terminar.

4. Vinagre de manzana. Así como el jugo de lima, coloca el vinagre diluido en agua con un atomizador. Rocía sobre la cabellera, deja reposar durante unos minutos y enjuaga.



Japón quiere prevenir los suicidios en el transporte público con luz ✨

¿Cuál es la premisa de esta extraña prevención luminiscente?

Sabemos que la luz es energía, y hasta un lenguaje. Pero, ¿puede prevenir suicidios?

Una investigación publicada en 2013 en Science Direct probó que sí: las luces azules previenen el suicidio. Y otros estudios han probado que hasta en un sorprendente 84%.

El impacto de los ambientes en el estado de ánimo

Estas investigaciones han comprobabo que la medida de colocar luces azules en el metro de Japón, que comenzó a principios del año 2000, realmente funciona. Las compañías ferroviarias de Japón implementaron esta curiosa medida preventiva debido a los altos índices de suicidio que, según la OMS, colocan a este país asiático en la posición 30 de 182, en una lista que mide las tasas de suicidio por país.

La premisa del gobierno japonés y las compañías ferroviarias partió de la psicología. Desde esta disciplina se manejan técnicas de control de comportamiento que, aunque son aparentemente sutiles, pueden tener un portentoso impacto.

Es el caso del color de los entornos, que pueden provocar
estrés, hambre, tristeza o relajación.

Un estudio realizado en 2017 y publicado en Science Daily también comprobó que la luz azul proveía de una mayor y más rápida relajación a quienes habían experimentado gran estrés previamente. Pero, tomando en cuenta que la luz azul también ha probado ser nociva cuando viene de nuestros gadgets –pues inhibe la producción de melatonina, entre otras cosas–, ¿qué tan buena idea es esta medida preventiva?

Recientemente se realizó otro estudio, por parte de la Waseda University, el cual analizó la información sobre suicidios que se cometieron en 71 estaciones subterráneas  en Japón de 2009 a 2019. Las fuentes estudiadas por la investigadora Michiko Ueda pertenecían a las compañías ferroviarias, y arrojaban el mismo resultado: una reducción de 84% en la tasa de suicidios.

Pero otro investigador, Masao Ichikawa de la University of Tsukuba, consideró importante que se indague en este efecto, ya que los resultados están basados en datos estadísticos, cuyo margen de error está entre el 14 y el 97%. También Mishiko Ueda sigue siendo escéptica hacia esta medida, y piensa que deberían adoptarse otras formas de prevención.

Lo que es seguro es que es importante el color de los entornos, y por ende de las luces –sobre todo aquellas sobre las que posamos nuestros ojos–, ya que esto tiene un impacto en el estado de ánimo. Y puede ser positivo o negativo. Es algo sobre lo que se debe indagar, pues podría ser una hoja de ruta para planear mejor los ecosistemas urbanos.

Además, es importante repensar otros modelos de bienestar social, pues la gran tasa de suicidios en Japón se debe, en gran parte, al acelerado modo de vida que han adoptado, y también a la nocividad de los ambientes urbanos que perturban la salud de sus habitantes. No es casualidad que los baños de bosque como remedio contra el estrés hayan nacido en este país.

Pero quizá deberíamos empezar por algo mucho más simple: ¿cómo podemos ser más felices, individual y colectivamente?

*Imagen principal: railway technology



10 beneficios de la miel que no creerías que son reales

Desde alviar la caspa hasta metabolizar el alcohol, la miel es una fuente de poder para todo tipo de condiciones de salud.

Hay algo realmente poético en la miel, ese elixir alquímico que producen las abejas y que ha estado en la vida del humano desde la antigüedad. Pero aparte de su color seductor, tiene superpoderes científicos que se añaden a su encanto. La miel tiene una composición química inusual que la mantiene fresca indefinidamente sin echarse a perder (como se ha visto en frascos recuperados de tumbas egipcias). Es particularmente baja en humedad y extremadamente ácida, lo que la hace un territorio inhóspito para bacterias y microorganismos. Y además de ello, las abejas añaden una enzima, la glucosa oxidasa, que crea el peróxido de hidrógeno como un subproducto.

Gracias a todo ello, la miel ha sido utilizada como un remedio medicinal durante milenios y milenios. Y desde entonces, a la par de tener un sabor delicioso y usarse para endulzar todo tipo de alimentos, la miel es utilizada para curar todo, desde rozaduras hasta cáncer. Los siguientes son algunos de los beneficios más conocidos de la miel, ya sea confirmados por la ciencia o pasados de generación en generación.

1. Alivia la tos

2. Mejora la memoria

3. Cura heridas

4. Proporciona nutrientes

5. Potencialmente, previene la disminución del número de leucocitos totales

6. Puede remediar alergias temporales

7. Mata bacterias resistentes a antibióticos

8. Puede ayudar a metabolizar el alcohol

9. Es una gran fuente de energía para hacer ejercicio

10. Resuelve problemas del cuero cabelludo y caspa