De origen japonés, la palabra bonsái significa literalmente “bandeja para cultivar” y consiste en convertir en un arte el cultivo de plantas y árboles en un tamaño reducido. Se cree que el arte del bonsái se originó en China hace 2,000 años, como objeto de culto para los monjes taoístas. Para ellos, esta técnica de cultivo era un símbolo de eternidad, representando un puente entre lo divino y lo humano, el cielo y la tierra.

Ahora, los japoneses contemporáneos han creado una manera de enaltecer –más– esta técnica: hacer flotar los bonsáis en un ambiente de magia. Los diseñadores de The Hoshinchu Team nombraron a esta creación Air Bonsai, usando una energía base para lograr que la planta flote como una pequeña estrella. La manera de hacerlo fue a través de dos imanes en ambos elementos. Conócelos:

floating-bonsai-trees-air-hoshinchu-5

floating-bonsai-trees-air-hoshinchu-66

floating-bonsai-trees-air-hoshinchu-gif-31