Niños solventan paneles solares de su salón de clases mediante Kickstarter

Un grupo de niños de cuarto grado en Estados Unidos recaban fondos para sustituir la energía eléctrica por paneles solares en su salón escolar

Para Aaron Sebens, profesor de un grupo de niños de cuarto grado, inculcar la energía “limpia” y renovable requiere de acciones concretas. Lo anterior en función a la premisa de que un conocimiento se afianza a la vista de resultados tangibles.

Como parte de un proyecto de incorporación de energía solar para un aula escolar, el profesor Sebens alentó a sus alumnos a recabar fondos mediante el sitio Kickstarter, para la compra de paneles solares que sustituyan la energía eléctrica de su salón de clases. A la fecha los niños lograron rebasar su meta de ingresos que era de 800 dólares y han alcanzado al menos 2,700. Gracias a la respuesta de los donadores, decidieron aumentar su objetivo para comprar el mayor número posible de paneles solares.

El anterior proyecto evidencia dos importantes factores de cambio: uno es el potencial empoderamiento de los niños, mediante las herramientas que brinda la web para la colectivización de las ideas como una opción real. La segunda es la apropiación, afecto y proyección hacia la cultura de energía sustentable.

Estos niños comprenden la necesidad urgente de la sustitución de fuentes de energía, no como un gusto sino como una necesidad. Experimentaron además el poder de la colectividad, pues en el mundo externo existen personas dispuestas a apoyar ideas similares a las suyas. Un ejercicio que ejemplifica un cambio de concepción sobre las posibilidades y alcances de los proyectos a futuro gracias a la interconexión y al acceso de todo tipo de iniciativas que pueden ser difundidas a través de la web y materializadas mediante el crowdfunding.



Este hombre ha retratado la enfermedad de su esposa (y la belleza de sus colores)

El fotógrafo Rikard Österlund retrata los colores en la vida de su esposa Zara, que padece fibromialgia y depresión.

Él no puede entender su dolor, y para remediar esto, le toma fotos. Rikard Österlund ha fotografiado durante 13 años a su esposa, Zara, quien padece fibromialgia (Lady Gaga también, y lo comparte en el documental Five Foot Two), síndrome de hipermovilidad, depresión y trastorno obsesivo-compulsivo.

Cuando los días se vuelven confusos y borrosos por la enfermedad y sus complicaciones (ansiedad, fatiga, dolor físico), las fotografías son un recordatorio concreto e inmóvil del pasado que han vivido juntos y un faro que alumbra su futuro, cuenta Österlund.

rikard-osterlund-enfermedades-raras-fibromialiga-fotografias 3
Vía Rikard Österlund

Rikard Österlund retrata las enfermedades raras y su color

Las enfermedades de Zara han sido la inspiración para Österlund, quien ha encontrado en su dolor la belleza de los colores que viste ella para sobrellevarlo. Visibilizar el sufrimiento con color.

El libro Look, I’m wearing all the colours – a photobook, documenta su historia compartida a lo largo de 70 fotografías.

Rikard Osterlund-enfermedades-raras-fibromialiga-fotografias 6
Vía Rikard Österlund
rikard-osterlund-enfermedades-raras-fibromialiga-fotografias 4
Vía Rikard Österlund

Zara padece enfermedades poco conocidas, que no se discuten ampliamente; de hecho, la revista Feature Shoot afirma que cuando era más joven, la mujer optaba por describir su padecimiento como artritis para evitar la necesidad de explicar.

Zara desafía su sufrimiento rodeándose de cosas coloridas. Ella es poeta, artista y admiradora de Frida Kahlo y ha tomado su ejemplo para enfrentar la vida con color:

“En los días que siente más dolor, es más colorida”, explica Österlund, “Zara escoge esmaltes de colores brillantes, le encanta lo kitsch y compra materiales que no se rompan si se caen por los espasmos que sufre en las manos”.

Rikard Osterlund-enfermedades-raras-fibromialiga-fotografias 1
Vía Rikard Österlund
rikard-osterlund-enfermedades-raras-fibromialiga-fotografias 1
Vía Rikard Österlund

Es una historia de amor que muestra dignidad, empatía y pasión. Después de este libro, Österlund continuará documentando sus vidas, y Zara lo agradece:

Creo que es la cosa más hermosa y romántica que he visto, llena de esperanza y amor porque, a pesar de todas las cosas horribles por las que hemos tenido que pasar, siempre lo hemos hecho juntos.

A pesar de que la medicina ha avanzado en el estudio de las enfermedades raras, aún existen muchas personas que sufren en silencio. Este proyecto muestra los aspectos de la vida que no se ven cuando se padece una enfermedad poco conocida, y apela a crear conciencia y eliminar estigmas.

rikard-osterlund-enfermedades-raras-fibromialiga-fotografias
Vía Rikard Österlund
Rikard Osterlund-enfermedades-raras-fibromialiga-fotografias 7
Vía Rikard Österlund
Rikard Osterlund-enfermedades-raras-fibromialiga-fotografias 9
Vía Rikard Österlund
rikard-osterlund-enfermedades-raras-fibromialiga-fotografias 5
Vía Rikard Österlund
Rikard Osterlund-enfermedades-raras-fibromialiga-fotografias 2
Vía Rikard Österlund
rikard-osterlund-enfermedades-raras-fibromialiga-fotografias 6
Vía Rikard Österlund
Rikard Osterlund-enfermedades-raras-fibromialiga-fotografias 4
Vía Rikard Österlund



Así reaccionan los niños ante la contaminación de los océanos (VIDEO)

Muchos pequeños siguen pensando en el océano como una utopía marina. Pero ante lo que le hemos hecho al ecosistema, no sólo reaccionan con indignación, sino con sugerencias para revertirlo.

La sensibilidad de los niños es muchas veces inefable: se trata de un sentimiento que surge espontáneamente y que, entre otras cosas, los hace sumamente empáticos. Sin embargo, es poco usual que a los niños se les pregunte qué opinan de determinadas situaciones, pese a esa intuitiva sabiduría que los caracteriza.

Por eso, los Eco Experts decidieron poner a prueba la sensibilidad infantil de una manera por demás original, que además funge como una campaña que nos recuerda que los niños tienen mucho que decir y aportar: de hecho es su derecho, pues serán ellos quienes hereden este mundo. Y nosotros podemos estimularlos para que sean activistas por el medio ambiente.

La prueba de Eco Experts consistía en elaborar un video mostrando las reacciones de los niños ante la contaminación del océano. Para ello se le pidió a un grupo de ocho pequeños que dibujaran ecosistemas marinos: el resultado fue una serie de tiernos dibujos, donde los peces, pulpos y cangrejos conviven sonrientes.

ninos-reaccion-contaminacion-oceanos-video

En una segunda parte se les mostró a los niños una serie de fotos de océanos contaminados, repletos de plásticos en sus costas. Los niños reaccionaron atónitos.

En el video, uno de ellos dice:

Los animales estarán viviendo, seguramente, terribles momentos con toda esa basura.

Una niña agrega: 

Me siento muy molesta, los animales no han hecho nada pero están rodeados de basura contra la que no pueden hacer nada. 

 

¿Cómo se puede solucionar el problema?

Uno dice:

Debemos pensar más en lo que hacemos y sus consecuencias.

Otro suma:

Creo que cuando la gente no separa su basura debería pagar una multa.

Finalmente, una niña añade:

Creo que deberíamos reciclar más, y dejar de usar tanto plástico. Usar más bolsas de tela. Este es nuestro planeta, y si no hay a dónde más ir deberíamos empezar a cuidar de él. 

Bajo el lema de Stop Plastic Pollution, los Eco Experts están promoviendo la conciencia sobre la contaminación en los océanos de esta original manera, haciendo a los niños no sólo indignarse, sino formar parte de la solución. Algo que cabría replicar en todo el mundo, pues en cualquier país los niños son un potencial y fundamental agente de cambio, que por su empatía e inteligencia debería ser más tomado en cuenta.