¡Los leones, en peligro de extinción!

En los últimos 20 años, el 43 por ciento de los leones se redujo debido a la deforestación y caza furtiva.

Hace algunos meses, el león más famoso de Zimbabue, Cecil, murió a manos de un médico dentista oriundo de EE.UU. Esto levantó una ola de indignación internacional, provocando una serie de manifestaciones de grupos ambientalistas a favor del cuidado de los animales.

Desde entonces se han desarrollado medidas de apoyo y protección a animales en peligro; entre ellas se encuentra la del gobierno de EE.UU., la cual coloca a los leones al sur de África bajo el manto protector de las leyes US Fish and Wildlife Service –FWS– al ser una especie en Peligro de extinción.

leon1

Si bien el furor comenzó con la muerte de Cecil, esta medida pretende proteger a la declinante población de los leones africanos. En palabras de Dan Ashe, director de FWS, “el león es una de las especies más preciadas del planeta, también una parte irremplazable de nuestra herencia global. […] Si queremos asegurarnos que la salud de las poblaciones de leones continúe expandiéndose en las sabanas y bosques de la India, dependerá por completo de todos nosotros –no sólo los oriundos del lugar–.”

En los últimos 20 años, el 43 por ciento de esta población felina se redujo debido a la deforestación y caza furtiva. Por esta razón se decidió proteger a las subespecies Panthera leo leo, ubicado en India y al oeste-centro de África, y Panthera leo melanochaita, al sureste de África, al entrar a la categoría de ser especies en Peligro de extinción.

Es decir que a partir de ahora, 1 400 Panthera leo leo y 17 000 Panthera leo melanochaita tienen la protección de la FWS, prohibiendo así su importación a los EE.UU. Esto permitirá crear una serie de regulaciones en función de la caza furtiva, importación/exportación y maltrato.

2625415687_7f92de5dda_o

Para Ashe, la caza sustentable es parte del programa de conservación, por lo que contribuye a la supervivencia de las especies salvajes. Sin embargo se requiere de una administración adecuada para mejorar estos programas en los países del continente africano: “Vamos a enfatizar nuestros esfuerzos para asegurar a esos individuos –personas que actúan ilegalmente y que privan a nuestros hijos de su herencia de la vida salvaje– que en un futuro no se les recompense por la recepción de los permisos.”

Más en Ecoosfera

Fotógrafa captura a pareja de leones machos “copulando”

33 leones fueron rescatados de la esclavitud del circo, y este será su nuevo hogar



Crece la lista de especies en extinción a 26 mil (aquí algunos de los casos más lamentables)

Muchas de estas especies están ya en peligro crítico. ¿Qué hacer?

Cada vez que se pierde una especie se está rompiendo una sagrada cadena de vida, única e insustituible, que ha evolucionado por más de 3 millones de años. Actualmente, 26 mil especies podrían correr esta suerte, en lo que es sin duda una acelerada e inédita extinción masiva que, en su mayoría, está siendo ocasionada por el ser humano.

Las que ahora se unen al lamentable acervo de las especies en mayor peligro de extinción son:

  • Tres especies de lombrices japonesas
  • El zorro volador negro de Mauricio
  • La palma de Bankoualé
  • El sapo “Sméagol” de Gollum

nuevas-especies-peligro-extincion-2018-26-mil

Estas, entre otras especies, forman parte de la última lista roja de la International Union for Conservation of Nature.

En total la lista contiene 26,197 plantas y animales, según el último reporte de esta ONG.

Otras especies que se han sumado a la lista son la población de reptiles de Australia, pues un total de 975 –casi todos los nativos de sangre fría de dicho país– están en peligro, entre otras cosas debido al cambio de temperatura, que podría provocar su paulatina extinción desde ahora y a lo largo de los próximos 30 años.

nuevas-especies-peligro-extincion-2018-26-mil

El informe incluye algunas precisiones que ayudan a entender cuáles son las causas de fondo que ponen al borde de la extinción a estas especies. En el caso del zorro volador negro de Mauricio, es la deforestación la que está afectando su hábitat, mientras que las tres especies de lombrices japonesas se enfrentan a las condiciones radiactivas que dejaron tras de sí los estallidos de bombas nucleares en la segunda guerra mundial y el accidente nuclear de Fukushima.

De igual forma, árboles como la palma de Bankoualé se enfrentan a una probable extinción debido a la deforestación y a la destrucción de bosques para la agricultura y la redirección de canales acuíferos, en tanto que el anfibio denominado “sapo Sméagol” –nombrado en honor a Gollum, de El señor de los anillos– está amenazado por la contaminación que provocan los turistas en Malasia.

nuevas-especies-peligro-extincion-2018-26-mil

Todo esto forma parte de la extinción masiva que están provocando nuestras formas de vida actuales, las cuales han ocasionado que el ritmo de las extinciones se acelere 100 mil veces, según algunos biólogos, y que otras 19 especies de mamíferos estén en un peligro crítico de extinción, lo que significa que la esperanza de poder salvarlos se apague cada día un poco más.

No obstante se puede hacer algo, por lo menos a partir de nuestros hábitos alimenticios y de consumo en general. No comer carne es quizá una de las cuestiones que pueden marcar una diferencia más grande, pues el consumo de este alimento ha sido la causa de 30 extinciones recientes. A la par, es vital cuidar el agua –pues la obtención y manejo de este recurso causa deforestación y destrucción de la biodiversidad–, así como procurar no usar plástico –por ejemplo, evitando las bolsas desechables–.

Así podemos contribuir lo menos posible a este mortífero y desalentador panorama que es la extinción de especies y la pérdida de biodiversidad que conlleva, misma que también es una sentencia de muerte para nosotros.

 

* Imágenes: 1) John Pickrell; 2) ICUN; 3) Jules Farquhar