La razón científica por la cual te sientes tan lleno durante las fiestas (además de comer demasiado)

Un mecanismo que tu mente es capaz de hacer conlleva el que comas y comas y comas más.

Curiosamente, incluso los nutriólogos suelen dar un pase de permiso a sus pacientes cuando están a dieta para las fiestas de fin de año, celebraciones características por la simbólica cena y en general, el consumo excesivo de todo tipo de platillos, bebidas y postres.

Más allá de la celebración religiosa y cultural, las fiestas decembrinas significan para todo el planeta saborcomemos demasiado en estas fechas, pero ¿sabes por qué? ¿Qué significa ese acto impulsivo de comer demasiado aún estando llenos? ¿Por qué realmente podemos comer demasiado cuando se trata de celebraciones culturales?

Un análisis nos muestra cómo es que una ración de cena, en un día normal, incluye unas 700 calorías. En una navidad por ejemplo, las raciones que te sirves ascienden y entonces las calorías pueden llegar hasta 2,000 en el mismo plato.

que hacer si comiste demasiado navidad

El motivo por el que ocurre esto es que nuestra mente es capaz de ignorar las señales de tu cuerpo de que ya has comido demasiado.

Otro de los motivos por los cuales comes mucho más en las fiestas es por se come un poco de todo durante una cena más prolongada. Según algunos expertos, entre estos aperitivos, la cena en sí, y las botanas, llegan a consumirse hasta 4,500 calorías por noche en las fiestas.

Pero, ¿qué pasa en nuestros estómagos cuando comemos demasiado?

El sitio web científico Nova, asociado con la Academia Australiana de Ciencias, señala que la capacidad del estómago humano no es tan grande como se podría pensar. De hecho, un estómago adulto puede sostener cómodamente alrededor de un litro de comida y bebida. Más cantidad que eso, y las cosas empiezan a ponerse incómodas.

Sin embargo, el cuerpo humano es increíblemente flexible. Incluso cuando se pone a prueba en Navidad. La nutriologa e investigadora de la obesidad infantil, Brooke Harcourt, del Instituto de Investigación de Niños Murdoch, explica que una cavidad estomacal “en reposo” es aproximadamente del tamaño de un puño, pero puede estirarse cómodamente para contener hasta cuatro litros de comida y líquido.

Esa sensación incómoda de comer en exceso se debe a que el estómago presiona los órganos circundantes, incluidos el hígado, el diafragma y los pulmones.

“En un caso grave, puede inhibir un poco su función, por lo que se hace más difícil respirar, y por ello las personas aflojan su botón superior”, explica Harcourt. Pero, más allá del placer de comer demasiado, lo cierto es que una ingesta de tantas calorías puede ocasionar problemas como falta de oxígeno, somnolencia, hinchazón y flatulencias, pesadez temporal, mareo y náusea, los llamados malestares estomacales o indigestión. 

Para ello te recomendamos los siguientes remedios naturales para evitar o mitigar la pesadez estomacal estos días de fiesta. 



Gobierno de Bolsonaro llama “mala brasileña” a modelo por defender la Amazonía

…y con esta sofisticación respondió la defensora ecologista.

Sabemos que Jair Bolsonaro es un peligro para la Amazonia. Pero también lo es para la libertad de expresión.

La supermodelo y activista medioambiental, Gisele Bündchen, es una de las primeras víctimas mediáticas del gobierno de Bolsonaro. Se le intentó callar aunque –por ahora– sólo con sutiles amenazas. La ministra de Agricultura del nuevo gobierno, Tereza Cristina Dias, realizó un acto de censura camuflada al declarar en una entrevista que la modelo no debería “andar por ahí criticando a Brasil sin conocer los hechos”, pues la supermodelo se ha pronunciado en contra de los planes del nuevo gobierno en temas de agricultura y conservación.

Cristina Dias llamó a Bündchen una “mala brasileña” 
y afirmó que Brasil es una “vanguardia de la conservación”.

gisele-bundchen-bolsonaro-brasil-agricultura-mala-brasilena

Lo cierto es que ninguna vanguardia ecologista que verdaderamente lo sea podría tener un presidente que piense que el cambio climático es producto de un “mala planificación familiar y no de, por ejemplo, la deforestación en la Amazonía ocasionada por la tala legal e ilegal. Ni mucho menos aún un “país vanguardia” podría salirse de los Acuerdos de París.

Pero Gisele Bündchen respondió en su cuenta de Twitter con una gran sofisticación. Nos recordó que, ante los arranques de gobernantes como Trump y Bolsonaro –y de sus colaboradores–, nosotros tenemos la cortesía:

Me causó sorpresa ver mi nombre mencionado de forma negativa por defender y manifestarme a favor del medio ambiente. Desde el 2006 vengo apoyando proyectos y me he volcado a causas socioambientales, lo que siempre he hecho con mucha responsabilidad.

Siempre estoy buscando el conocimiento a través de lecturas y el contacto con científicos, pescadores, agricultores, organizaciones corporativas y ambientales, de forma que en mi camino he podido aprender mucho y sigo aprendiendo todos los días. Estoy de acuerdo en que la producción agropecuaria y la conservación ambiental deben juntarse, estar lado a lado. Nuestro desarrollo, prosperidad y bienestar dependen de ese equilibrio y la agricultura, tan importante para nuestro país, también depende de las condiciones climáticas adecuadas para su crecimiento.

Brasil tiene todo para liderar el movimiento en pro de un desarrollo más sustentable, capaz de suplir las necesidades de la generación actual sin comprometer a las futuras generaciones. Hago un llamado a divulgar acciones positivas en este sentido.

Necesitamos entender que los recursos naturales son finitos, que los bosques tienen un papel fundamental en el equilibrio del clima y la tierra. Y, consecuentemente, también en nuestras vidas.

Preservar la naturaleza, por tanto, significa preservar la vida.

Por cierto, Giselle recibirá un premio por su activismo ecologista en febrero, por parte del UCLA Institute of the Environment & Sustainability. Así que mejor que Bolsonaro y su gobierno se preparen. Porque esta agente de cambio cuenta con mucho respaldo y censurarla no será cosa fácil.



¿Comiste en exceso? Prueba esto

En las festividades es casi natural que pierdas noción de cuánto alimento estás ingiriendo. Si te ha sucedido, puebla esto.

Cuando estamos en celebraciones colectivas la presencia de la comida desde tiempos milenarios ha sido como indispensable; la alimentación y la celebración van de la mano casi indisociablemente.

En esos días de celebración es normal que pierdas la noción del tiempo y también de la cantidad de comida que ingieres, pues se trata de un estímulo esencial. Lo mejor es que hagas consciente la alimentación que ingerirás, pero si ya comiste en demasía, lo mejor es que dejes de culparte y sigas los siguientes consejos. u otros remedios.

  1. Evita las siestas:

Quizá lo más normal es que solo quieras tirarte a dormir, lo cierto es que la posición horizontal no es benéfica para la digestión.

  1. Toma té:

De raíz de endivia, menta o manzanilla, por ejemplo, el té suele tener buenos efectos para la digestión. Si el té no te gusta, el agua natural hace el mismo efecto.

  1. Haz una caminata:

Aunque no lo creas te hará sentir mucho mejor y también mejorará tu metabolismo.

  1. Haz yoga:

Algunos asanas son excelentes para la digestión. Estira, actívate y verás, como en estos ejemplos doyouyoga.com .

[mnn]