La razón científica por la cual te sientes tan lleno durante las fiestas (además de comer demasiado)

Un mecanismo que tu mente es capaz de hacer conlleva el que comas y comas y comas más.

Curiosamente, incluso los nutriólogos suelen dar un pase de permiso a sus pacientes cuando están a dieta para las fiestas de fin de año, celebraciones características por la simbólica cena y en general, el consumo excesivo de todo tipo de platillos, bebidas y postres.

Más allá de la celebración religiosa y cultural, las fiestas decembrinas significan para todo el planeta saborcomemos demasiado en estas fechas, pero ¿sabes por qué? ¿Qué significa ese acto impulsivo de comer demasiado aún estando llenos? ¿Por qué realmente podemos comer demasiado cuando se trata de celebraciones culturales?

Un análisis nos muestra cómo es que una ración de cena, en un día normal, incluye unas 700 calorías. En una navidad por ejemplo, las raciones que te sirves ascienden y entonces las calorías pueden llegar hasta 2,000 en el mismo plato.

que hacer si comiste demasiado navidad

El motivo por el que ocurre esto es que nuestra mente es capaz de ignorar las señales de tu cuerpo de que ya has comido demasiado.

Otro de los motivos por los cuales comes mucho más en las fiestas es por se come un poco de todo durante una cena más prolongada. Según algunos expertos, entre estos aperitivos, la cena en sí, y las botanas, llegan a consumirse hasta 4,500 calorías por noche en las fiestas.

Pero, ¿qué pasa en nuestros estómagos cuando comemos demasiado?

El sitio web científico Nova, asociado con la Academia Australiana de Ciencias, señala que la capacidad del estómago humano no es tan grande como se podría pensar. De hecho, un estómago adulto puede sostener cómodamente alrededor de un litro de comida y bebida. Más cantidad que eso, y las cosas empiezan a ponerse incómodas.

Sin embargo, el cuerpo humano es increíblemente flexible. Incluso cuando se pone a prueba en Navidad. La nutriologa e investigadora de la obesidad infantil, Brooke Harcourt, del Instituto de Investigación de Niños Murdoch, explica que una cavidad estomacal “en reposo” es aproximadamente del tamaño de un puño, pero puede estirarse cómodamente para contener hasta cuatro litros de comida y líquido.

Esa sensación incómoda de comer en exceso se debe a que el estómago presiona los órganos circundantes, incluidos el hígado, el diafragma y los pulmones.

“En un caso grave, puede inhibir un poco su función, por lo que se hace más difícil respirar, y por ello las personas aflojan su botón superior”, explica Harcourt. Pero, más allá del placer de comer demasiado, lo cierto es que una ingesta de tantas calorías puede ocasionar problemas como falta de oxígeno, somnolencia, hinchazón y flatulencias, pesadez temporal, mareo y náusea, los llamados malestares estomacales o indigestión. 

Para ello te recomendamos los siguientes remedios naturales para evitar o mitigar la pesadez estomacal estos días de fiesta. 



Neil deGrasse Tyson recomienda estos 8 libros a personas que se consideran inteligentes

No son libros con datos que necesitan ser procesados o absorbidos. Son libros que fomentan la inteligencia humana a partir del libre pensamiento, la reflexión y el discernimiento.

Una persona inteligente no es una máquina que procesa datos. La inteligencia humana se ejerce a partir del discernimiento y para desarrollar esa capacidad, es necesario conocer, dudar, sentir curiosidad por lo desconocido y no dar todo por aprendido.

Neil deGrasse Tyson libros-para-personas-inteligentes-2

Como el buen científico o filósofo que permanece abierto a cualquier posibilidad, así esta lista de libros recomendados por el astrofísico Neil deGrasse Tyson, invitan a explorar la influencia de diversos temas en la especie humana. No se trata de entender o dominar perfectamente de qué tratan estos libros, sino de reflexionar sobre el impacto que han tenido sobre la psique humana. Cómo la han moldeado, sobre todo en la sociedad occidental.

Si leen todas las obras, obtendrán una visión profunda de  lo que ha impulsado la historia del mundo occidental.

Neil deGrasse Tyson libros-para-personas-inteligentes

La Biblia

Para aprender que es más fácil que otros te digan qué creer y pensar, que pensar por ti mismo.

libros-para-personas-inteligentes 5

El Sistema del Mundo – Isaac Newton

Para aprender que el universo es un lugar cognoscible.

libros-para-personas-inteligentes 1

Sobre el Origen de las Especies – Charles Darwin

Para aprender de nuestro parentesco con toda otra vida en la Tierra.

libros-para-personas-inteligentes 6

Los Viajes de Gulliver – Jonathan Swift

Para aprender, que la mayoría de las veces los humanos somos criaturas salvajes.

libros-para-personas-inteligentes 2

La Edad de la Razón – Thomas Paine

Para aprender cómo el poder del pensamiento racional es la principal fuente de libertad en el mundo.

libros-para-personas-inteligentes 4

La Riqueza de las Naciones – Adam Smith

Aprender que el capitalismo es una economía de avaricia, una fuerza de la naturaleza en sí misma.

libros-para-personas-inteligentes 7

El Arte de la Guerra – Sun Tzu

Aprender que el acto de matar a otros seres humanos puede elevarse a un arte.

libros-para-personas-inteligentes 3

El Príncipe – Maquiavelo

Las personas que no están en el poder harán todo lo posible para adquirirlo, y las personas en el poder harán todo lo posible para mantenerlo.



¿Comiste en exceso? Prueba esto

En las festividades es casi natural que pierdas noción de cuánto alimento estás ingiriendo. Si te ha sucedido, puebla esto.

Cuando estamos en celebraciones colectivas la presencia de la comida desde tiempos milenarios ha sido como indispensable; la alimentación y la celebración van de la mano casi indisociablemente.

En esos días de celebración es normal que pierdas la noción del tiempo y también de la cantidad de comida que ingieres, pues se trata de un estímulo esencial. Lo mejor es que hagas consciente la alimentación que ingerirás, pero si ya comiste en demasía, lo mejor es que dejes de culparte y sigas los siguientes consejos. u otros remedios.

  1. Evita las siestas:

Quizá lo más normal es que solo quieras tirarte a dormir, lo cierto es que la posición horizontal no es benéfica para la digestión.

  1. Toma té:

De raíz de endivia, menta o manzanilla, por ejemplo, el té suele tener buenos efectos para la digestión. Si el té no te gusta, el agua natural hace el mismo efecto.

  1. Haz una caminata:

Aunque no lo creas te hará sentir mucho mejor y también mejorará tu metabolismo.

  1. Haz yoga:

Algunos asanas son excelentes para la digestión. Estira, actívate y verás, como en estos ejemplos doyouyoga.com .

[mnn]