El cañón más grande del mundo posiblemente se encuentra en la Antártica y nadie lo ha visto aún

Tras un análisis satelital en el Princess Elizabeth Land (PEL) al este de Antártica, los investigadores encontraron trazos de un paisaje subglacial: un gran cañón hecho de hielo y un lago debajo de capas de nieve.

En el mundo hay contados cañones tan espectaculares como el Gran cañón de Arizona, sin embargo, de acuerdo con investigadores de Durham University, hay evidencia que el cañón más largo e insólito se encuentra en el Antártico y se encuentra debajo de gruesas capas de hielo.

Tras un análisis satelital en el Princess Elizabeth Land (PEL) al este de Antártica, los investigadores encontraron trazos de un paisaje subglacial: un gran cañón hecho de hielo y un lago debajo de capas de nieve. Este hallazgo se ha convertido en el mayor descubrimiento geológico de todos los tiempos.

Pensacola_Glacier

Stewart Jamieson, líder de la investigación, explica que se trata de la primera evidencia de la existencia de un gran cañón de hielo así como de un lago. La data satelital muestra que el paisaje tiene un largo de 1 1000 km y una profundidad de 1 km por debajo del nivel del mar. Además, de un posible lago profundo de 140×120 km que conecta con el cañón: “Se trata de una región de la Tierra que es más grande que el Reino Unido, y que todavía desconocemos lo que hay debajo del hielo. De hecho, la Antártica es menos conocida que la superficie de Marte.”

Los investigadores tienen la teoría que el sistema del cañón se creó a partir de un flujo acuífero que existió mucho antes que se condensara la capa de hielo sobre la superficie. Inclusive se ha llegado a creer que el flujo pudo estar erosionando el hielo desde su formación: “Si pudiéramos tener un mayor conocimiento sobre el paisaje enterrado, quizá podríamos entender mejor cómo las capas de hielo están reaccionando de esa manera con los cambios climáticos.”

 



Esta isla de Noruega va a eliminar el tiempo

¿Imaginas la radiante libertad de un mundo sin tiempo lineal? En esta isla de Noruega ya es una realidad durante el verano.

Entre el cuento de hadas, la rebeldía ontológica y la física avanzada, recién nos enteramos que los habitantes de Sommarøy (isla de verano), en Noruega, decretaron eliminar el tiempo. Sus poco más de 300 habitantes acordaron en una asamblea abolir el tiempo y reemplazar los relojes por hilados de flores.

Ubicada cerca del Círculo Polar, en Sommarøy no se pone el sol durante más de dos meses (del 18 de mayo al 26 de julio). Proporcionalmente, pero en sentido inverso, durante el periodo invernal y parte del otoño, las noches son eternas. Por eso, en la temporada veraniega todos quieren aprovechar al máximo sus días, y el reloj se vuelve completamente ajeno a la vida cotidiana.

Uno de sus habitantes, Kjell Ove Hveding, compartió en un comunicado: 

Hay luz del día constantemente y actuamos en consecuencia. En medio de la noche, lo que la gente de la ciudad podría llamar ‘2 am’, puedes ver a niños jugando al fútbol, gente pintando sus casas o cortando el césped y adolescentes nadando”. 

El acuerdo entre los habitantes ya fue enviado al parlamento noruego para ser oficializado. Pero lo cierto es que esta abolición del tiempo ya ocurre, en la práctica, en la vida diaria de la isla:

Para muchos de nosotros, obtener esto por escrito simplemente significaría formalizar algo que hemos estado practicando durante generaciones.

En caso de confirmarse la autorización, Sommarøy se convertiría en la primera zona del mundo en ser libre de tiempo –lo cual nosotros en Ecoosfera celebramos, por que nos recuerda que el tiempo lineas es, hasta cierto punto, una arbitrariedad cultural–. 



Descubren un desfiladero más profundo que el Gran Cañón, escondido bajo el hielo de la Antártica

Bajo las grandes capas de hielo antártico se encuentra un desfiladero más profundo que el Gran Cañón

Un equipo de dirigido por Neil Ross, de la universidad de Newcastle, utilizó un radar e imágenes satelitales recolectadas en colaboración con la misión IceBridge de la NASA para hacer un plano de un sistema montañoso prehistórico llamado Ellsworth.

Al hacer la investigación para mapear el sitio, los científicos descubrieron un cañón de 1.8 millas de profundidad, 186 millas de longitud y, en algunas partes, 15 millas de ancho.

El Gran Cañón es más ancho y más largo que el desfiladero antártico pero la profundidad de éste supera al Gran cañón, en algunas partes, hasta doblemente.

En el último número de Geological Society of America Bulletin, Ross y equipo dicen que el sistema montañoso subglacial Ellsworth podría haberse formado hace unos 80 millones de años, cuando la Antártica se separó de la Pangea, y fue cubierto después por glaciares eventualmente escondieron las tierras.

“Para mí, esto demuestra qué tan poco sabemos aún sobre la superficie de nuestro propio planeta” dijo Ross, “el descubrimiento y la exploración de paisajes escondidos y previamente desconocidos es aún posible e increíblemente emocionante.”

desfiladero1

desfiladero2