Descubre cómo hacer un delicioso snack de frutas secas caseras

La fruta seca resulta ser ideal para reducir los síntomas del estreñimiento, entre otras enfermedades del hígado.

Gracias a las propiedades que la fruta seca provee al organismo, este tipo de alimentos consiste en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas que ayudan a reducir y combatir los niveles de colesterol en el cuerpo. De hecho, como snack resulta ser ideal para reducir los síntomas del estreñimiento, entre otras enfermedades del hígado.

En caso que se desee hacer fruta seca casera –en vez de comprarla o esperar fechas navideñas–, te compartimos métodos sencillos y económicos para contar con una bolsa de fruta seca en casa:

– Seca las frutas al sol. El calor solar evitará consumir energía en el hogar, permitiendo conservar los frutos en frascos de vidrio herméticamente sellados. Principalmente, un día soleado por encima de los 30ºC, en un espacio ventilado –pero no húmedo–.

–Elige la fruta fácil de disecar; entre ellos: higo, ciruelas, albaricoques, fresas, manzanas, piña, moras, peras, cerezas, naranjas, frambuesas, plátano, etcétera.

– También selecciona una variedad de verduras. Entre los productos ideales son las zanahorias, chiles, jamaica, pepinos y calabazas; mientras que de hierbas, puedes elegir el perejil, romero, salvia, albahaca, orégano, laurel y tomillo.

Cómo-hacer-frutas-secas-Utilizando-el-horno

– Utiliza materiales para evitar insectos. Durante la noche, recoge y almacena la fruta, colocándola debajo de un panel de metal o rejilla de acero inoxidable. Esto no afectará la presencia de nutrientes, pero sí evitará que se infeste de insectos sobre las bandejas.

– Para disecar en invierno, usa un horno. Establece la temperatura promedio de 60ºC para disecar las frutas al menos durante cuatro horas –y no mayor a las 12–. El horno requiere una ventilación para que la fruta no se queme en el horno.



Científicos encuentran cocaína en camarones de río

Los camarones analizados en ríos del Reino Unido contienen trazos de cocaína y pesticidas nocivos para la salud.

La contaminación no solo vicia el aire que respiramos; nuestros residuos también llegan al mar. Cada vez más animales marinos se ven afectados por el plástico, que se encuentra hasta en nuestros propios cuerpos. Pero el daño va más allá. Científicos del Reino Unido han encontrado cocaína en los camarones provenientes de sus ríos. Así es: hay trazos de droga en los mariscos que varios consumimos. 

No se trata de un caso aislado ni un suceso extraño. El estudio publicado en Environment International, que puede consultarse aquí, tomó muestras de 15 sitios en julio 2018, que abarcan 5 zonas del área de Suffolk. A través de un biomonitoreo cauteloso, se determinó que había pesticidas y farmacéuticos en dichos entornos. ¿Qué quiere decir? Que aquellos químicos utilizados por la población terminan en el río e impregnan a sus habitantes acuáticos. 

Este no es un problema reservado al Reino Unido, pues claramente no son los únicos consumidores de farmacéuticos. Los trazos de farmacéuticos que se liberan a través de la orina y que llegan a los ríos por el drenaje son los principales culpables, y un estudio realizado en México quizá arrojaría datos similares. 

Otras drogas descubiertas en los camarones fueron ketamina, un tranquilizante de alta potencia, y tramadol, un opioide utilizado para tratar dolores crónicos. También se hallaron muestras de pesticidas que el Reino Unido ha prohibido por su grado de letalidad, como fenuron. La transparencia de los ríos no oculta ninguna práctica nociva; todo lo que se hace en tierra firme puede encontrarse en ellos. 

¿Significa que comer camarones importados nos afectará? No en primera instancia. De acuerdo al estudio, las concentraciones halladas en los camarones no son suficientes para causar un daño inmediato en quien lo consuma. Pero no por eso debemos respirar tranquilos. Sabemos que el daño acumulativo puede ser real si comemos productos contaminados a largo plazo. 

Este sorprendente hallazgo sirve para recordarnos que nuestros hábitos dejan huella. De alguna forma u otra, lo que desechamos acaba por regresar a nosotros. No estamos separados del lugar que habitamos, hay una conexión que nos une al resto de los seres que viven en el entorno. Por eso el desarrollo de una conciencia sobre lo que compramos, consumimos y tiramos es vital para mantener este delicado equilibrio. 

También en Ecoosfera: 10 acciones contra la contaminación por plástico



Conoce algunas técnicas para secar de manera natural algunos alimentos

Para cuidar tanto la cartera como al medio ambiente, te compartimos estos sencillos métodos

En los últimos años, el movimiento “Hágalo usted mismo” (DIY, por sus siglas en inglés) ha formado parte de una cultura revolucionaria en pos del cuidado personal y medio ambiente. Por ello, cientos de blogueros han expuesto técnicas para realizar cualquier tipo de producto: desde huertos urbanos hasta ropa realizada con otra reciclada.

Ahora, para cuidar tanto la cartera como al medio ambiente, te compartimos estos sencillos métodos de Katherine Martinko para secar tanto hierbas como algunos frutos, para usarlos en deliciosas recetas:

– Al Sol. Además de mantener sus cualidades químicas, esta técnica funciona siempre y cuando haya aire que circule alrededor. Usa una red sobre unos ladrillos; coloca una hoja de aluminio debajo para que refleje el calor y cubre los alimentos con una estopilla para mantener lejos a los insectos. También puedes colocar las rebanadas de frutas y verduras en la salpicadera del coche, con las ventanas cerradas, y dejarlas durante mucho tiempo.

– En el horno. Funciona para la carne, frutas, verduras y hierbas. Coloca el alimento en las rejillas del horno, a una temperatura muy baja. Deja que el fuego haga su deber durante media hora para las verduras y frutas, y unas cuantas horas para la carne.