Los tres mejores sazonadores para prolongar tu vida (y vivirla mejor)

Las especias son nuestras aliadas para lograr los sabores más exquisitos y algunas de ellas alargarán tu paso por esta vida, según el libro “Secrets of Longevity”.

Foto:atletas.info

Generalmente cuando elegimos los sazonadores que darán sabor a nuestra comida, lo hacemos guiados exclusivamente por el tipo de sensaciones gustativas que queremos experimentar. Sin embargo, diversas tradiciones nos han enseñado que es posible combinar, a la hora de cocinar, los fines gustativos con argumentos saludables. En culturas orientales como la China o la Indú, las especias y hierbas sazonadoras han sido utilizadas, desde hace milenios, como recursos medicinales.

A continuación algunos de las propiedades poco conocidas de las populares especias y hierbas sazonadoras:

 

 

La hoja de perenne te da vitalidad.
 
En la cultura China el pino, se ha convertido en símbolo de longevidad. Este árbol contiene antioxidantes, es un antiinflamatorio, preserva la salud en la piel y protege las células cerebrales.

talado-pinos-en-una-colina-1256905746_98

 

El jengibre es digestivo:

Uno de los remedios botánicos más usados en el mundo. Funciona como desintoxicante y es un potente anticancerígeno. Tiene propiedades antiinflamatorias y actúa como analgésico, previene la coagulación sanguínea e inhibe dolores de migraña. Los psíquicos chinos la toman tradicionalmente en té para mantener su vitalidad.

Starr_070730-7819_Zingiber_officinale

 

El ajo brinda fortaleza

El ajo es muy saludable, previene la arterioesclerosis, reduce el colesterol y la formación de coágulos sanguíneos, estimula la glándula pituitaria, regula el azúcar en la sangre y también previene el cáncer. Es un antibacterial, por lo que se usa para tratar infecciones menores.

a

 
Las cualidades nutritivas en los alimentos que permiten prolongar la vida, a su vez mejoran sustancialmente la misma –recordemos que no solo se trata de vivir más tiempo sino de vivirlo de la mejor manera–. La posibilidad que tenemos diariamente de afinar nuestra calidad de vida es latente, únicamente requiere un poco de atención, disciplina y, en particular, conciencia.



Esta isla de Noruega va a eliminar el tiempo

¿Imaginas la radiante libertad de un mundo sin tiempo lineal? En esta isla de Noruega ya es una realidad durante el verano.

Entre el cuento de hadas, la rebeldía ontológica y la física avanzada, recién nos enteramos que los habitantes de Sommarøy (isla de verano), en Noruega, decretaron eliminar el tiempo. Sus poco más de 300 habitantes acordaron en una asamblea abolir el tiempo y reemplazar los relojes por hilados de flores.

Ubicada cerca del Círculo Polar, en Sommarøy no se pone el sol durante más de dos meses (del 18 de mayo al 26 de julio). Proporcionalmente, pero en sentido inverso, durante el periodo invernal y parte del otoño, las noches son eternas. Por eso, en la temporada veraniega todos quieren aprovechar al máximo sus días, y el reloj se vuelve completamente ajeno a la vida cotidiana.

Uno de sus habitantes, Kjell Ove Hveding, compartió en un comunicado: 

Hay luz del día constantemente y actuamos en consecuencia. En medio de la noche, lo que la gente de la ciudad podría llamar ‘2 am’, puedes ver a niños jugando al fútbol, gente pintando sus casas o cortando el césped y adolescentes nadando”. 

El acuerdo entre los habitantes ya fue enviado al parlamento noruego para ser oficializado. Pero lo cierto es que esta abolición del tiempo ya ocurre, en la práctica, en la vida diaria de la isla:

Para muchos de nosotros, obtener esto por escrito simplemente significaría formalizar algo que hemos estado practicando durante generaciones.

En caso de confirmarse la autorización, Sommarøy se convertiría en la primera zona del mundo en ser libre de tiempo –lo cual nosotros en Ecoosfera celebramos, por que nos recuerda que el tiempo lineas es, hasta cierto punto, una arbitrariedad cultural–. 



Sustituye la sal al cocinar con estos sazonadores naturales

Prescinde de la sal y cuida tu salud con sustitutos y condimentos inesperados

La sal, ese condimento blancuzco que alcanza a la mayoría de nuestros platillos diarios, es el encargado de darle este sazón sorprendentemente variado a nuestra vida. Sin darnos cuenta, ese sencillo condimento nos brinda una perspectiva variada de las experiencias y vivencias en nuestro día a día. Con agregarle un poco de sabor a nuestros alimentos, estaremos dándole un nouveau goût y perspectiva a la vida.

Por ello, es indispensable tomar consciencia de los niveles de salinidad que le agregamos tanto al cuerpo como a las experiencias autobiográficas. ¿Qué tanto es demasiado o poco? ¿Qué tanto se puede disfrutar de nuevos sabores y conocimientos?

Por ello y para variarle a las sensaciones de la monotonía y  cuidar simultáneamente tu salud, te compartimos otros condimentos que pueden formar parte de las nuevas experiencias vivenciales:

 

– Cúrcuma. Indispensable en recetas con curry, este condimento es un antioxidante y antiinflamatorio natural. Es rico en vitamina C; útil para remedios caseros para la tos, la digestión y la circulación. Protege contra el Alzheimer y la proliferación de células cancerígenas.

– Orégano. Útil para platillos como pastas o pizzas, el orégano es rico en vitamina C y antioxidantes. Además es benéfico para el sistema respiratorio, reduce la proliferación de células cancerígenas y protege a las células sanas.

– Ajo. Además de darle un sabor único a los platillos, este condimento es el ideal para combatir bacterias y parásitos. Es considerado como medicina natural con propiedades antifúngicas, antibióticas naturales y antibacteriales.

– Jengibre. Útil para combatir mareos y problemas digestivos, el jengibre cuenta con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Puedes usarlo fresco, molido o encurtido.

– Pimienta de Cayena. Rica en antioxidantes, mejora la circulación y moviliza el metabolismo. Se utiliza principalmente en el tratamiento de hemorroides, mitigando el dolor; también destruye las células cancerígenas.

– Albahaca y romero. Ambos mejoran el sistema digestivo, desodorando el tracto intestinal. Además de ser increíblemente deliciosas, también ayudan a tratar enfermedades respiratorias, funcionando como antibióticos y antiinflamatorios naturales.