Los tres mejores sazonadores para prolongar tu vida (y vivirla mejor)

Las especias son nuestras aliadas para lograr los sabores más exquisitos y algunas de ellas alargarán tu paso por esta vida, según el libro “Secrets of Longevity”.

Foto:atletas.info

Generalmente cuando elegimos los sazonadores que darán sabor a nuestra comida, lo hacemos guiados exclusivamente por el tipo de sensaciones gustativas que queremos experimentar. Sin embargo, diversas tradiciones nos han enseñado que es posible combinar, a la hora de cocinar, los fines gustativos con argumentos saludables. En culturas orientales como la China o la Indú, las especias y hierbas sazonadoras han sido utilizadas, desde hace milenios, como recursos medicinales.

A continuación algunos de las propiedades poco conocidas de las populares especias y hierbas sazonadoras:

 

 

La hoja de perenne te da vitalidad.
 
En la cultura China el pino, se ha convertido en símbolo de longevidad. Este árbol contiene antioxidantes, es un antiinflamatorio, preserva la salud en la piel y protege las células cerebrales.

talado-pinos-en-una-colina-1256905746_98

 

El jengibre es digestivo:

Uno de los remedios botánicos más usados en el mundo. Funciona como desintoxicante y es un potente anticancerígeno. Tiene propiedades antiinflamatorias y actúa como analgésico, previene la coagulación sanguínea e inhibe dolores de migraña. Los psíquicos chinos la toman tradicionalmente en té para mantener su vitalidad.

Starr_070730-7819_Zingiber_officinale

 

El ajo brinda fortaleza

El ajo es muy saludable, previene la arterioesclerosis, reduce el colesterol y la formación de coágulos sanguíneos, estimula la glándula pituitaria, regula el azúcar en la sangre y también previene el cáncer. Es un antibacterial, por lo que se usa para tratar infecciones menores.

a

 
Las cualidades nutritivas en los alimentos que permiten prolongar la vida, a su vez mejoran sustancialmente la misma –recordemos que no solo se trata de vivir más tiempo sino de vivirlo de la mejor manera–. La posibilidad que tenemos diariamente de afinar nuestra calidad de vida es latente, únicamente requiere un poco de atención, disciplina y, en particular, conciencia.



Lecciones de resiliencia orgánica: las hormigas inventaron la agricultura (y encontraron un antibiótico natural)

Hasta tres distintas especies de hormigas llevan millones de años creciendo hongos y protegiéndose con simbiontes de Actinobacteria, sin crear resistencia.

Los seres humanos nos jactamos de haber inventado la agricultura hace nada menos que 12 mil años, lo que nos supuso una ventaja evolutiva fundamental, sin la cual el mundo que hemos construido hasta ahora no existiría. También nos gusta presumir del uso de antibióticos a partir del siglo pasado, los cuales nos alivian de enfermedades que hace 100 años diezmaban poblaciones enteras. Pero nuestros logros como especie parecen modestos comparados con los de las hormigas.

Según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, las hormigas llevan cultivando hongos desde hace unos 60 millones de años. El riesgo que conllevan estos cultivos es el de desarrollar parásitos que podrían diezmar las colonias de hormigas; por ello, algunas especies llevan un “traje” hecho de Actinobacteria, un simbionte que funciona como antibiótico natural, y que las protege de los parásitos.

Una hormiga cubierta con un “traje” de Actinobacteria

 

El profesor Christian Rabeling de la Universidad del Estado de Arizona, afirma que:

Los humanos aprendieron a emplear antibióticos con propósitos médicos hace menos de un siglo, mientras las hormigas han estado utilizando las secreciones antibióticas de bacterias desde hace millones de años para controlar sus jardines de hongos.

Antibióticos naturales

Los investigadores lograron este impresionante descubrimiento al observar las “criptas” que una especie de hormigas desarrolló en República Dominicana. Estas criptas parecen bolsillos similares a las de las hormigas actuales, para llevar consigo las benéficas Actinobacterias. El descubrimiento fue posible gracias a que encontraron algunos ejemplares de entre 15 y 20 millones de años conservados en ámbar.

Los investigadores combinaron información genética de 69 especies de hormigas actuales para reconstruir su árbol evolutivo a través del genoma, lo que los llevó a la conclusión de que el uso de Actinobacteria data de hace al menos 50 o 60 millones de años. Además, no se trata de la particularidad de una sola especie, sino que se trata de un caso de evolución convergente, donde el rasgo aparece en al menos tres especies.

Este descubrimiento podría tener gran relevancia en el futuro de los humanos (quienes, al parecer, tomamos todas las buenas ideas de la naturaleza), pues en tantos millones de años no se encontraron signos de resistencia a los antibióticos en las especies analizadas. El traje bacteriano de hormigas que vivieron hace millones de años podría ser la clave para superar la grave crisis de resistencia a los antibióticos que se vive en el mundo, la cual cobra 700 mil vidas humanas cada año



Sustituye la sal al cocinar con estos sazonadores naturales

Prescinde de la sal y cuida tu salud con sustitutos y condimentos inesperados

La sal, ese condimento blancuzco que alcanza a la mayoría de nuestros platillos diarios, es el encargado de darle este sazón sorprendentemente variado a nuestra vida. Sin darnos cuenta, ese sencillo condimento nos brinda una perspectiva variada de las experiencias y vivencias en nuestro día a día. Con agregarle un poco de sabor a nuestros alimentos, estaremos dándole un nouveau goût y perspectiva a la vida.

Por ello, es indispensable tomar consciencia de los niveles de salinidad que le agregamos tanto al cuerpo como a las experiencias autobiográficas. ¿Qué tanto es demasiado o poco? ¿Qué tanto se puede disfrutar de nuevos sabores y conocimientos?

Por ello y para variarle a las sensaciones de la monotonía y  cuidar simultáneamente tu salud, te compartimos otros condimentos que pueden formar parte de las nuevas experiencias vivenciales:

 

– Cúrcuma. Indispensable en recetas con curry, este condimento es un antioxidante y antiinflamatorio natural. Es rico en vitamina C; útil para remedios caseros para la tos, la digestión y la circulación. Protege contra el Alzheimer y la proliferación de células cancerígenas.

– Orégano. Útil para platillos como pastas o pizzas, el orégano es rico en vitamina C y antioxidantes. Además es benéfico para el sistema respiratorio, reduce la proliferación de células cancerígenas y protege a las células sanas.

– Ajo. Además de darle un sabor único a los platillos, este condimento es el ideal para combatir bacterias y parásitos. Es considerado como medicina natural con propiedades antifúngicas, antibióticas naturales y antibacteriales.

– Jengibre. Útil para combatir mareos y problemas digestivos, el jengibre cuenta con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Puedes usarlo fresco, molido o encurtido.

– Pimienta de Cayena. Rica en antioxidantes, mejora la circulación y moviliza el metabolismo. Se utiliza principalmente en el tratamiento de hemorroides, mitigando el dolor; también destruye las células cancerígenas.

– Albahaca y romero. Ambos mejoran el sistema digestivo, desodorando el tracto intestinal. Además de ser increíblemente deliciosas, también ayudan a tratar enfermedades respiratorias, funcionando como antibióticos y antiinflamatorios naturales.