En Ecatepec han creado un santuario de reproducción para las mariposas monarca

Con la siembra del algodoncillo han comenzado a nacer las mariposas locales, como les dicen los propulsores del proyecto.

 Foto:edomexinforma.com

Sabemos que la mariposa monarca ha reducido su población más de un 90%. Ello es causado, según la versión de muchos científicos, por los fertilizantes químicos, mayormente de Monsanto, usados en el sur de Estados Unidos en los cultivos.

Estos fertilizantes han matado el algodoncillo, el alimento primordial de las mariposas monarca. Hace apenas dos décadas, luego de su trayecto desde Canadá, las mariposas abarcaban hasta 24 hectáreas en los santuarios de México entre Michoacán y el Estado de México pero ahora lo hacen en solo uno.

Esta alarmante situación ha llevado a que la iniciativa de ciudadanos y ecologistas promuevan el cultivo del algodoncillo para que las mariposas que no regresan a Estados Unidos y a las cuales suelen llamárseles como residentes o locales, puedan alimentarse de esta planta.

Uno de estos ejemplos es la iniciativa que ha sido creada en el Cerro de Ehécatl, en la Sierra de Guadalupe en el Estado de México. Un grupo de ecologistas (grupo ecologista Guardianes del Ehécatl y Sierra de Guadalupe) consiguió la semilla del algodoncillo y luego plantó en más de 300 m2 estos arbustos hace siete meses y ahora se ha creado un ecosistema donde las primeras mariposas han comenzado su desarrollo.

La trajimos aquí y comenzó a germinarse. Hemos logrado su reproducción de forma natural; este tipo de arbustos los encontramos en lugares húmedos y no es exigente en cuanto al tipo de suelo, pero sí requiere mucha humedad. Además es la fuente de alimento de la mariposa y favorece su reproducción.

Ésta busca esta vegetación para depositar sus huevecillos y lograr su conservación. Es difícil conseguir la planta y nosotros comenzamos a realizar un pequeño ecosistema donde los lepidópteros ya se están reproduciendo. Incluso ya tenemos una mariposa local, porque aquí encontró su alimento y se pudo reproducir, explicó Jáquez Flores, ecologista del proyecto.

La siguiente fase del proyecto será instalar un mariposario en el Parque Ecológico Ehécatl.

 



La tala en el Nevado de Toluca pone en riesgo a las mariposas monarca (y es legal)

La migración de la mariposa monarca en México peligra. El mayor culpable es la tala comercial que se legalizó en el Nevado de Toluca.

La tala comercial es legal en el Nevado de Toluca y las poblaciones de mariposa monarca la están padeciendo. En el año 2018 se autorizó talar 147,000 metros cúbicos de madera. Las consecuencias han sido tóxicas para esta especie, que acostumbra migrar a México durante el otoño. En su estancia más reciente en el país, su población se redujo en un 25%, según Animal Político.

Como tal, este simbólico insecto no se encuentra en peligro de extinción. Lo que sí peligra es el proceso migratorio que trae a las mariposas monarca desde el sur de Canadá y el norte de Estados Unidos hasta México. Es un asunto indignante: si cortamos los árboles que les ofrecen refugio y alimento, las poblaciones de mariposa monarca ya no tendrían por qué detenerse en nuestro país. 

 

¿Qué se ha hecho para protegerlas?

Fue a partir de 2013 que la población de mariposas monarca comenzó a disminuir. Ese año se autorizó por primera vez la tala comercial y se modificaron los acuerdos que protegían la zona desde 1936. Entre 2016 y 2018 se tomaron medidas contra la tala clandestina en la Reserva de la Biósfera Mariposa Monarca, con buenos resultados. En su momento, la población de mariposas monarca aumentó en un 144%

El problema es que este incremento de población se reduce sólo a algunas áreas del Nevado de Toluca. El resto de los bosques en su periferia es todavía el blanco de la tala comercial. Antes de que se autorizara la tala, las mariposas ocupaban en promedio 1,300 metros cuadrados de bosque. Tan sólo un par de años después, ese número se redujo a 200 metros cuadrados.

 

¿Por qué debe importarnos?

Aunque las mariposas monarca también se hallan en Australia, el Caribe, el norte de África y la península ibérica, la ruta migratoria que culmina en México representa el 90% de la población total, según señaló el jefe del Instituto de Ecología de la UNAM en un comunicado. Por otra parte, su recorrido, que abarca más de 5,000 kilómetros, cumple una función polinizadora que beneficia a todos los hábitats por los que vuelan.

Que su ruta migratoria se cortara sería una catástrofe ecológica que también afectaría a la sociedad mexicana. En este país, la llegada de las mariposas monarca es vista como un espectáculo. Es una experiencia que todos deberíamos vivir una vez en la vida, pero también es un incentivo económico para el Estado de México y Michoacán, que se benefician ampliamente del ecoturismo. 

Su conservación es un asunto importante en todo sentido, pero no puede recaer en un solo país. El cuidado de la migración anual de estas mariposas depende de los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá, y sólo un verdadero esfuerzo en conjunto (además de la reducción de la tala masiva) podría resultar en una verdadera estrategia que no arriesgue el flujo natural de esta bella especie. 

 

* Fuentes: UNAM y Animal Político



En 207% la mariposa monarca monarca aumenta respecto a 2014

En Michoacán ocupó 4 hectáreas de Santuario; el año pasado había alcanzado solo una.

Desde hace dos décadas la población de la mariposa monarca fue descendiendo hasta que el año pasado fue el más catastrófico de todos. Cuando hace solo 2 décadas la monarca ocupaba hasta 14 hectáreas de santuario en México, el pasado 2014 solo lo hizo en 1 hectárea. Ello preocupó enormemente a los científicos y a miles de personas en el mundo.

Su disminución está asociada principalmente al uso de fertilizantes, sobre todo de Monsanto, en la zona conocida como el Cinturón del Maíz y que ha disminuido el algodoncillo, el alimento de las mariposas monarca.

Esta disminución ha hecho tanto ruido que incluso acuerdos políticos entre los 3 países que forman parte de su migración: México, Canadá y Estados Unidos, han sido alcanzados. Algunos esfuerzos de ciudadanos que han estado sembrando algodoncillo también se han hecho, como el caso de Gerardo Moreno, quien ha regalado ya más de 20 mil asceplias en México:  su perfil de Facebook y Twitter es Ballena Feliz.

Este año el incremento de 3 hectáreas de presencia de la mariposa monarca en Michoacán ha devuelto esperanzas a muchos quienes veían el colapso de la mariposa como inminente. Por fenómenos meteorológicos, Homero Gómez González, Comisario del Santuario de la Mariposa Monarca, explicó que este año el arribo de la mariposa estuvo retrasado 10 días llegando hasta entre el 3 y 13 de noviembre.

[Notimex]