Conoce Sonidos de la Tierra, la orquesta de instrumentos reciclados

Demostrando que el ingenio puede más que la realidad, un grupo de jóvenes en Paraguay aprovecha basura del vertedero de su comunidad para crear música.

Foto:abc.com.py

Cateura, un pequeño pueblo asentado a lo largo de un vertedero de basura, es escenario de la creatividad comunitaria. Además de que los pobladores suelen vender y aprovechar los desechos del basurero, un proyecto denominado Sonidos de la Tierra, encabezado por el director de orquesta Luis Szarán, ha promovido la creación de instrumentos aprovechando desechos.

Uno de los aspectos más sorprendentes del proyecto, es que además de que visualmente los instrumentos están correctamente armados, el sonido, aunque no perfecto, prácticamente replica el emitido por uno ordinario. Para la gente de Cateura, comprar un instrumento real es inalcanzable –el precio promedio de un violín supera el costo de una casa promedio de esta comunidad–.

El proyecto ha llamado la atención del mundo, y pronto será estrenado un documental  acerca de este programa  creado en 2005 y que a la fecha incluye a más de medio centenar de niños.

En 2006 la orquesta realizó una gira por  Italia, Alemania, Suiza, República Checa y Francia. El programa busca motivar a personas que viven en pobreza, incentivándolos a aprovechar los recursos disponibles. Siempre habrá algo aprovechable, incluso si únicamente se está rodeado de basura. La imaginación es la riqueza, así lo demuestra los Sonidos de Tierra.

 

*Cabe apuntar que desde hace 5 años la orquesta oficial del pueblo de Cateura es la llamada Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura, un proyecto que finalmente se separó de Sonidos de la Tierra por divisiones internas. 

 



10 mantras que debes interiorizar para reducir al máximo tu huella ecológica

Se parte de la conciencia contemporánea que el mundo necesita.

Literalmente el mundo se nos está acabando: para la mitad del año en curso ya habíamos agotado todos los recursos naturales renovables del 2018. Es decir que, desde entonces, hemos estado ocupando el “crédito” de la naturaleza: nuestra vida se ha sustentado en la depredación del planeta.

Por si fuera poco, hace apenas unos días la ONU nos alertó sobre lo urgente que es hacer cambios –en lo individual y colectivo– si queremos evitar que la temperatura suba 3 grados para 2030 , con todas las implicaciones naturales y sociales que un aumento así traería consigo.

O sea que tenemos poco menos de 12 años para cambiar las cosas…

acciones-contra-cambio-climatico-revertir efecto-invernadero-09
Foto: Arka Dutta

¿Cuándo comenzó a suceder esto? Ya no importa. Lo que importa no es tanto revisitar el pasado, sino mirar lo que estamos haciendo en el presente. ¿Qué tanto está calando en la Tierra tu huella ecológica?

Algo es seguro: tu andar en el mundo no pasa inadvertido. Cada persona en México produce 4 toneladas de CO2 en promedio, ¿quieres multiplicarlo por 127 millones? Son 508 millones de toneladas de CO2.

Pero si aún así eres de los que sigue pensando que sus hábitos no juegan un papel en esto, te tenemos una noticia: todo está conectado, y cada una de tus acciones provoca una reacción en cadena.

Es cierto que empresas y corporaciones son las grandes culpables de la devastación ecológica y el cambio climático, pero también es verdad que ellas están alimentando nuestros deseos. Sí: ese refresco que te tomas tiene detrás más de 100 litros de agua, mientras que cada litro quemado por tu automóvil están mandando 2.5 kilos de dióxido de carbono a la atmósfera.

Imagínate entonces: si los hábitos de cada individuo devinieran en que dejara de haber una cultura del automóvil, una cultura del refresco o una cultura del plástico, lograríamos frenar el cambio climático definitivamente. Y además estaríamos evolucionando hacia un nuevo paradigma, más sano, más sustentable y en sintonía con el entorno.

reducir-huella-carbono-combatir-cambio-climatico-habitos-sustentables

Así que sí: tenemos que transformar nuestras costumbres, y habitar este mundo con un poco más de congruencia. Quizá no logremos nada inmediatamente, pero los grandes cambios suceden poco a poco.

Por eso te propondremos 10 mantras que deber interiorizar para reducir al máximo huella ecológica (hasta casi borrarla).

Nada es un desperdicio: todo se transforma

reducir-huella-carbono-combatir-cambio-climatico-habitos-sustentables

Rediseña tu concepto de basura. Sepárala, siempre. Y ten presente lo mucho que puedes hacer con lo que podría parecer un “desperdicio”, como por ejemplo, una composta facilísima.

El agua embotellada me hace daño

reducir-huella-carbono-combatir-cambio-climatico-habitos-sustentables

Sí: las botellas de plástico liberan microplásticos dañinos en tu agua. Además, el agua embotellada no tendría por qué existir siquiera, y tú no tendrías por qué estar gastando en ella. Mejor ahorra para comprar un filtro y nunca jamás bebas agua de una botella de plástico otra vez.

*Y si quieres llevar agua contigo, usa botellas reutilizables de vidrio, que además mantendrán fresca tu agua.

Mi mascota también contamina

reducir-huella-carbono-combatir-cambio-climatico-habitos-sustentables

Los perros y gatos consumen hasta un 30% de la carne en Estados Unidos, y generan 64 millones de toneladas de dióxido de carbono al año. Así que cuida que su impacto no sea todavía mayor: no utilices bolsas de plástico para recoger sus heces. Mejor ocupa hojas de periódico y tíralas al inodoro. Y no le compres más de lo que necesite.

Comprar local es ayudar

reducir-huella-carbono-combatir-cambio-climatico-habitos-sustentables

Y no sólo a reducir tu huella ecológica –pues implica menos gastos de recursos, entre ellos la gasolina del transporte–, sino que también ayuda a las economías locales.

Toda acción tiene una reacción

reducir-huella-carbono-combatir-cambio-climatico-habitos-sustentables

Incluso dejar tu computadora prendida. Porque los monitores absorben muchísima energía. Así que apaga tus aparatos cuando no los vayas a usar, incluso si solo vas a salir a tomar un café.

Un paso a la vez

reducir-huella-carbono-combatir-cambio-climatico-habitos-sustentables

Camina, monta la bici o súbete al transporte público. Prescinde lo más posible del automóvil, por la salud del planeta y la tuya. Si eres de los que no se anima a andar en bici porque la ciudad es salvaje, aquí tienes algunos hacks para empezar (y no desilusionarte jamás).

Carne, ¿para qué la quiero? Si tengo verduras para crecer

reducir-huella-carbono-combatir-cambio-climatico-habitos-sustentables

Existe mucha comida más sana para ti, más sana para el planeta y que es igual de rica (o más) que la carne. No todo depende de este alimento, ¡sólo interiorizalo! Y habitúate a prescindir de él en tus comidas. Verás que con el tiempo es más fácil. Puedes empezar por tener un lunes sin carne, y si de plano te va agradando puedes consultar a un nutriólogo para dejarla definitivamente. Si esto no te convence, un par de datos duros: cada kilo de carne genera 3 kilos de CO2 y gasta hasta 4 mil litros de agua) ¿Convencido?

Sin bolsa está bien

reducir-huella-carbono-combatir-cambio-climatico-habitos-sustentables

Aprende a decir esto después de cada compra realizada. Y ve preparado con una bonita bolsa de tela o mochila para guardar cualquier cosa que compres. Pero hablando de comprar…

No lo necesito

reducir-huella-carbono-combatir-cambio-climatico-habitos-sustentables

Introduce esta oración en tu vocabulario. Verás que te ahorrará mucho dinero, pues seguro te evitará comprar cosas que no necesitas o de las cuales puedes prescindir sin problema. También acostúmbrate a pensar antes si lo que estás a punto de comprar no es algo que ya tienes en casa y sólo necesita que le des una segunda vida.

Soy un ser autónomo

reducir-huella-carbono-combatir-cambio-climatico-habitos-sustentables

¿Sabes que es la autonomía? Para muchas comunidades indígenas, autonomía significa tener una milpa. Así es: poder procurarnos comida es la cumbre de toda autonomía, pues el alimento es la fuente primigenia de vida. Sigue su ejemplo y cultiva tu propia comida (es posible incluso en la ciudad).

 

 

 

*Imágenes: 1) Edición Ecoosfera; 2) Arka Dutta; 3, 5, 7, 8) CC; 4) perkinelmer; 6) rgp; 9) mimi & august; 10) no rome; 11) Eva Verbeeck



5 cosas que debes pensar 2 veces antes de comprarlas nuevas

Te ofrecemos algunos consejos económicos y convenientes para que no gastes tu dinero en artículos nuevos, y de paso contribuyas a la conservación del medioambiente.

Aunque hay muchísimos productos nuevos que están catalogados como “amigables con el ambiente”, puedes realmente contribuir al medioambiente al comprar artículos usados, especialmente aquellos cuya producción requiere mucha energía y recursos. Y obviamente, al comprar cosas usadas, estás contribuyendo muchísimo a tu propia economía.

No obstante, hay algunas advertencias que debes tener en cuenta antes de comprar productos de segunda mano. A continuación te compartimos cinco de ellas.

 RIGHTBIKEMA16384959-0001

Bicicletas

Por el precio (aproximado) de 2 tanques de gasolina puedes comprar una bicicleta bastante decente, sólo tienes que saber dónde buscar. Ten cuidado con las ventas privadas –especialmente para bicicletas más caras de adulto—, ya que las bicis robadas conforman una gran parte del mercado.

Un gran lugar para buscar bicicletas de montaña e híbridos es en las tiendas de renta de bicicletas. Es más seguro que encuentres buenos tratos en el otoño. Dejar tus datos de contacto en una tienda de reparación de bicis también es buena idea, pues muchos propietarios dejan sus bicicletas y nunca las recogen.

.

.

Screenshot2013-04-17at82147PM

Instrumentos musicales

Pueden encontrarse instrumentos musicales usados con descuentos increíbles. Si lo que quieres es rentar o comprar un instrumento musical para un niño que es principiante, tiene mucho más sentido que compres uno usado. Si al niño –o a ti— no le gusta el instrumento, siempre puedes revenderlo.

Una vez que compres el instrumento, llévalo a una tienda de reparación para determinar si necesita mantenimiento o reparación.

.

 Garage-sells-affordable-bedroom-furniture

Muebles de madera

No debe haber ningún problema para encontrar muebles de madera en mercados de pulgas. Cuando se trata de muebles usados, nunca debes pagar más de 1/3 de lo que costaron originalmente.

Cuando se trata de muebles viejos o usados, casi siempre obtienes aquello por lo pagaste. Los muebles hechos con pino barato no aguantarán lo mismo que los que están hechos de roble, maple o cerezo. También debes buscar muebles bien hechos. La construcción de ensamblaje es el determinante principal de la calidad de un mueble. Cualquier cosa fabricada con clavos o grapas, o pegamento visible, indica una construcción defectuosa. Busca clavijas, tornillos, engranajes machihembras y bloques de refuerzo en las esquinas.

.

toyota+corolla+painted+flowers+old+blog

Vehículos

Desde una perspectiva sustentable, definitivamente tiene más sentido comprar un auto usado que utiliza gasolina de manera más económica que uno nuevo, ya que la construcción y deshecho de automóviles tiene un impacto significativo en el ambiente. La misma industria de automóviles ha admitido que entre 12 y 28% de las emisiones de dióxido de carbono que se generan durante el ciclo de vida de un auto ocurren durante la adquisición de materiales crudos, manufactura y envío inicial.

En cuanto al valor, un auto pierde valor en cuanto lo manejas fuera de la tienda (alrededor del 9%). Pero eso no es todo: para el momento en que cumple 4 años, el auto típico tiene sólo la mitad de su valor. No obstante, después de eso la curva de depreciación es mucho menos empinada, y la mayoría de los autos permanecen en un estado confiable durante los próximos años. Las tenencias, seguros e impuestos también son mucho más bajos.

Y sobre todo, la dependencia de automóviles ha mejorado considerablemente en la última década. Lo más seguro es que un vehículo de 5 años tenga alrededor de 1/3 menos de problemas de lo que habría tenido hace 1 década. De acuerdo con investigaciones recientes, los problemas de motor y transmisión que alguna vez caracterizaron a los autos más viejos han disminuido dramáticamente. Con un buen mantenimiento, un auto construido en el 2009 podría fácilmente seguir funcionando por otros 6 a 8 años sin necesidad de reparaciones mayores.

.

IMG_4491

Ropa

Si te da un poco de asco comprar ropa usada, considera lo siguiente: hay una gran probabilidad de que la ropa que compraste “nueva” se la probó mucha gente antes de ti. Si bien es comprensible marcar una línea en cuanto a ropa interior, calcetines y zapatos, no hay nada en la ropa usada que un buen ciclo de agua caliente no pueda limpiar.

Comprar ropa de tiendas de ahorro no te limita a vestirte con prendas que ya pasaron de moda; puedes adquirir la misma ropa que está en rebaja en tiendas departamentales a menos de 1/10 de su costo, o incluso menos.

Con algunas prendas, tiene mucho sentido que las compremos usadas. La ropa de maternidad, por ejemplo, que sólo se usó algunos meses, o la ropa de bebés o niños, que muy rápidamente dejaron de quedarles.