7 alimentos para combatir el cáncer que habrías de comenzar a consumir

Siempre es bueno que tengas a la mano la comida que combate a la enfermedad del siglo.

En general la comida natural, lejana al uso de insecticidas u hormonas, suele proveernos de los insumos más necesarios para llevar una vida sana. Sin embargo hoy estamos expuestos, por la industrialización sobre todo, a una serie de fenómenos antes imposibles: como las señales de los aparatos, los alimentos procesados, los químicos en forma de productos de belleza etc.

 

Es verdad, el cáncer ha sido una enfermedad que siempre ha existido, y de hecho cada vez son mayores los niveles de esperanza de vida, pero también es cierto que el cáncer está vinculado a un modo de vida, más que nunca, que nos acerca lo artificial y procesado.

Los siguientes alimentos y bebidas son especialmente buenos para combatir el cáncer. Asegúrate de tenerlos cerca y de aprenderlos en tu acervo cultural de nutrición.

 

Vino Tinto

Contiene polifenoles, los cuales son notorios por sus cualidades para combatir el cáncer. También su resveratrol es un ingrediente activo que inhibe la proliferación de células cancerosas y previene su aparición.

Té verde

 Especialmente beneficioso para combatir el cáncer de colon, recto, páncreas, hígado y lung. Las hojas del té verde contienen polyphenols y antioxidantes que previenen la división de células cancerosas, combate y previene el cáncer.

Jengibre

Provee de beneficios antiinflamatorios y contiene inodole, que ayuda a combatir el cáncer de seno y próstata.

Turmeric

Inhibe la producción de COX-2 una enzima que causa cáncer de colon y bowel.

Frijoles

Su alto contenido de fibra y omega 3 previene el crecimiento de cáncer antes de que comience a esparcirse.

Chocolate negro

Consume sobre todo el negro, que tiene propiedades antioxidantes mucho más potentes.

Brócoli

Beneficioso para combatir el cáncer de colon y vejiga. Contiene altas cantidades de fibra, las cuales eliminan las toxinas y los elementos dañinos en los intestinos. Su sufolrafaeno ayuda  a desintoxicar el hígado y a prevenir los tumores en el estómago.



Ciencia y drama: los alimentos que han sido demonizados en los últimos años

El azúcar, el aceite de oliva, la carne, los transgénicos: todos ellos condenados por la ciencia reciente, pero ¿qué hacer ante la información que nos depara a la desconfianza a todos los alimentos?

Foto: stellar-therapy.com

¿Has sentido que no queda más por comer? Los alimentos inmiscuidos en la cadena de la producción y agricultura industrial están inmersos en el uso de agroquímicos, conservadores, sabores artificiales, ¿Qué hacer?

“Primero fue el azúcar. Y el mundo abrazó la sacarina. Pero luego la sacarina se reveló dañina y apareció la estevia. El aceite de oliva, saludable por el tipo de grasas que posee, fue una vez demonizado hasta que el de girasol le sustituyó como enemigo mortal.” Así comienza un interesante artículo reciente de El País.

Este texto devela una premisa que muy pocos medios tocan. Y es que, es verdad, pareciera que hay tendencias según la información científica en boga. Tampoco es tan extraño, cada vez vamos a ir descubriendo lo que es mejor para el organismo; y la información irá tumbando algunos mitos por otros… lo nocivo es que quizá se siembre una desesperanza respecto a la alimentación en general.

Fernando Rivera, de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), nos comparte una noción básica: más allá de cada uno de los ingredientes, lo que importa más es la mixtura final que integra tu dieta. En el informe reciente de la OMS donde las carnes procesadas se catalogan como cancerígenas la recomendación es comer solamente dos veces por semana este producto, no necesariamente causar la  demonización por completo del mismo.

El equilibrio, como siempre, pareciera la mejor respuesta:

“No son tan importantes los alimentos concretos, que siempre deben ser de calidad y lo más frescos posibles, sino el patrón alimentario [la dieta]” apunta María Ballesteros, nutricionista y vocal de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd



Estas son las 5 mejores especias para combatir el cáncer

En los últimos años se ha encontrado que nuestros saborizantes por excelencia son también unos aliados importantes en el tratamiento contra el cáncer.

Las especias son más que los sofisticados condimentos que nos da la naturaleza para dar sabor a los alimentos. No son solo placer; sus propiedades son muchas, casi todas asociadas a sus cualidades antioxidantes.

Por sus olores notables y exquisitos las especias han sido también asociadas a la magia y a rituales antiguos; al parecer el humano siempre ha tenido un cierto respeto por ellas. Ahora que los estudios científicos son más accesibles, también la cultura las ha ido reconociendo por sus propiedades múltiples que incluyen su capacidad para combatir la enfermedad del milenio: el cáncer.

Hoy te presentamos un infográfico de las 5 especias que son consideradas como importantes anticancerígenos; en la parte inferior de este te explicamos el por qué.

 

 

Ajo: según un estudio publicado por US National Library of Medicine, entre los efectos de esta especia están la activación de las encimas que pelean a los cancerígenos. Es especialmente bueno para combatir y prevenir el cáncer de seno.

Jengibre: ha probado ser un antiinflamatorio y anticancerígeno en ratas, según estudios de la facultad de medicina de la Universidad de Universiti Kebangsaansu en Malasya. Su estudio en humanos apunta a los mismos resultados.

Canela: está comprobado que esta picosa y deleitante especia induce a las células cancerosas a la muerte y evita su proliferación, de acuerdo a un estudio de el Instituto de Ciencia y Tecnología Gwangju de la República de Corea.

Cúrcuma: según diversos estudios esta es capaz de llevar a las células cancerígenas a la muerte; también previene el cáncer en las células.

Pimienta roja (también conocida como de cayena): su componente llamado capsaicin es muy conocido en la comunidad médica contra el tratamiento del cáncer. Un estudio del Dr. Sanjay K. Srivastava y colegas de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh encontró que es capaz de matar células cancerígenas.