Un hermoso atlas visual registra los glaciares a punto de desaparecer

El primer atlas glaciar que documenta el declive de estos imponentes personajes… Quizá estemos a tiempo de salvarlos.

 El estado de los glaciares a nivel mundial se encuentra, en la actualidad, muy bien documentado. Existen estudios acerca del retroceso glaciar en la cordillera boliviana, en los Picos de Europa y en Tierra del Fuego, por nombrar algunos ejemplos de la importancia que se le ha dado a los glaciares en los últimos años.

Asimismo, el reconocimiento del calentamiento global como una realidad inequívoca, con el consiguiente incremento del retroceso glaciar, siendo los glaciares uno de sus más sensibles indicadores, ha generado una preocupación genuina.

Project Pressure nace de ese desasosiego. La organización sin fines de lucro es presidida por el célebre fotógrafo Klaus Thymann, quien decidió generar un atlas alusivo a este problema.

Las hermosas imágenes que forman el atlas son un seguimiento a un fenómeno geológico en declive, y proporcionan un registro visual de los efectos del cambio climático sobre el medioambiente.


arnold_CF003068

El proyecto se encuentra respaldado por la UNESCO, para la creación de un libro en colaboración con la NASA y el Consejo de las Artes del Reino Unido. Hasta el momento no hay fecha de lanzamiento oficial, solamente una colección de fotografías que se planea difundir en el 2013. 

Thymann también está trabajando en la creación de una plataforma en línea, en la cual el público pueda subir sus propias imágenes detalladas que permitan comparar año tras año el estado en el que se encuentran los glaciares.

En resumen, la idea es generar un archivo visual de los glaciares, subrayando su importancia al mostrar que no son sólo hielo, sino que se trata de las principales reservas de agua dulce del planeta, lo cual hace de su preservación un aspecto esencial para la supervivencia de los ecosistemas y de la especie humana.



Sublimes imágenes de amaneceres capturadas desde lo alto del Monte Fuji

Dawn es una serie de amaneceres capturados desde las alturas que muestran lo diverso, y majestuoso, que es cada día en la tierra. 

Por cinco meses al año a lo largo de cuatro años, la artista japonesa Yu Yamauchi vivió a diez mil pies sobre el nivel del mar, en una cabaña en la cima del Monte Fuji.

En un proceso que él mismo consideró un reporte espiritual de la luz del sol matutina, cada día, el fotógrafo se levantó a capturar las inauditas vistas desde su aislada cabaña en las alturas. El resultado es esta serie, llamada Dawn, que transporta a los espectadores a cientos de mundos distintos que tienen lugar en un solo mundo.

El Monte Fuji es considerado una de las montañas más a sagradas del país (y del mundo), y ha sido influencia importante para la cultura, la religión y el arte japonés. Recordemos de paso la icónica ola de Hokusai, de la serie “Treinta y seis vistas del Monte Fuji”.

Tomadas desde el mismo punto, la serie Dawn representa la siempre cambiante atmósfera de la tierra en que vivimos. Como si un todos los amaneceres del mundo se encontraran dentro de un solo amanecer, representado en entregas todos los días.

Yamauchi recuerda a los espectadores la impermanencia siempre estremecedora del vasto universo en que vivimos.














Majestuosa fotografia de arcoíris acariciando a volcan en Islandia

Un regalo más de la siempre sorprendente naturaleza: un paisaje profundamente onírico resulta de la interacción entre un volcán y un arcoíris.

De manera recurrente, la naturaleza se encarga de recordarnos su magnificencia. Ya sea a través de ritmos impecables, composiciones perfectas o correspondencias infinitas, ella siempre sabe llevar a cabo su labor de forma insuperable. Esta fotografía es precisamente una más de esas conmemoraciones. La imagen nos muestra un volcán al atardecer, mientras es acariciado con sublime precisión por un arcoíris.

La fotografía fue capturada por Victor Montol (a quien aprovechamos para agradecer el compartir este espectáculo), y publicada en el TreeHugger Photo Pool, un grupo en Flickr organizado por este blog, uno de los mejores sitios de ecología en la red. Por cierto, vale la pena destacar que dista de ser una casualidad que la imagen haya sido captada en Islandia, sin duda uno de los países más exóticos y estéticos del planeta.