Sustituye el pan de tus sandwiches por estas alternativas dietéticas y saludables

La madeja de alternativas de verduras y frutas que pueden servirte como tapas son interminables y la variación de su sabor es exquisito.

Lo que hace a un sandwich un sandwich, más que el pan, quizá sea su acomodo. Este puede alcanzarse con prácticamente cualquier ingrediente que pueda hacer la tarea de tapa. Así, las opciones son muchísimas y debes solo despegar tu imaginación; te pasamos algunos ejemplos, que además, son saludables y dietéticos. 

 

1.Con papel de arroz:

Hazte un exquisito sandwich reemplazando el pan por hojas de arroz y condiméntalas con albahaca y menta. Por dentro puede llevar lechuga, jamón, jitomate, etc.

s 1

 Foto:denerus.com

2. Con tapas de plátano:

Corta dos pedazos de plátano y ponlos a la parrilla. Por dentro puedes ponerle cualquier ensalada verde, por ejemplo.

15-Breadless-Sandwich-Ideas-photo8

3. Con Portobello:

Haz un hongo portobello a la parrilla; rellénalo con queso y vegetales salteados.

sandwiches-sin-pan

4. Hamburguesa de tomate:

Esta es muy original. Sustituye las tapas de hamburguesa por dos mitades de tomate; en medio puedes poner la carne real o de soya según tus creencias y también un delicioso germinado de soya o lechuga. Se lleva además muy bien con aderezo o mayonesa.

s 2

Foto:denerus.com 

5. Tapas de pepino:

Solo quítales las semillas. Ponles mostaza, queso blanco, jamón, lechuga y queso philadelphia si prefieres, que se lleva muy bien con el pepino.

s 3

Foto:denerus.com

6. Con tapas de berenjena:

Coloca en el sartén dos pedazos de berenjena y déjalos asar por 2 minutos. Úsalos de tapas sobre jitomate, aguacate, lechuga, mostaza y lo que se te ocurra.

s 5

Foto:denerus.com

7.Sandwich de morrón colorado:

Corta el pimiento por la mitad y usa ambas de tapas. Agrégale tiras de aguacate, lechuga o tiras de rebanadas de algas y de pavo.

s 7

 Foto:denerus.com

8. De ensalada Caprese:

Las tapas serían rodajas de tomate.Al interior va queso mozarella, espárragos, y condimenta con aceite de oliva.

s 8

  Foto:denerus.com

9. Envoltura de salami y jamón:

Coloca hojas de espinaca por dentro, rodajas de tomate y pimientos en rodajas. Con mostaza, mayonesa, orégano seco y aderezo.

s 9

 Foto:denerus.com

10.Tacos de lechuga:

Ponles ensalada de pollo por dentro.

s 10

  Foto:denerus.com



Poderosos motivos para empezar a comer más ensaladas

¿Quién dijo que no son platillos principales?

Seamos sinceros, no todo mundo disfruta de las ensaladas. Las menosprecian tildándolas de “comida de mi comida”, “eso no llena nada”, “siento que no como nada si sólo como ensaladas”. Sin embargo, la realidad es que las ensaladas, en sus dosis adecuadas y balanceadas, son los súperalimentos que todo el cuerpo requiere para su funcionamiento óptimo y saludable.

Cuando se trata de un alimento nutritivo, no todas las ensaladas son iguales; por lo que es importante reconocer cuáles son los nutrientes indispensables para el cuerpo según sus necesidades.

Por ejemplo, una ensalada puede ser la mejor manera de disfrutar una increíble variedad de sabores: lechugas moradas y verdes, espinacas, coles, arúgulas, combinación de brotes, entre otras más; las cuales, al consumirlas regularmente, el cuerpo está recibiendo toda una serie de nutrientes como vitaminas, minerales, carotenoides y fibra celulosaica. Además, en caso que se le agregue semillas de girasol, nueces tostadas, rebanadas de durazno o arándanos, queso feta o de cabra, brotes de alfalfa, aderezos caseros, aguacate, maíz, pimienta, pepinos, entre otros más, es probable que esa ensalada se convierta en un potencializador de crecimiento y desarrollo óptimo.

Y así como cualquier platillo ofrecido en los restaurantes, las ensaladas no sólo ofrecen una versión saludable de cada ingrediente, también una experiencia culinaria que pretende realizar explosión de sabores en un bocado. Además no olvidemos que las ensaladas son una alternativa ecológica, que permite cuidar al medio ambiente de desperdicios tóxicos, contaminación, consumo eléctrico, entre otros.

En caso que todavía no te convenzas de los beneficios de la ensalada, te compartimos algunas opciones deliciosas para que, al menos al probarlas, te dejes convencer por el sabor:

Esta ensalada vegetariana te dará un punch de energía

5 ensaladas que no te dejarán hambriento

ECO-RECETA: ensalada de quinoa, lentejas y feta

ECO-RECETA: ensalada de pimientos asados

ECO-RECETA: ensalada Waldorf

 



¿Cómo hacerte un hummus de cilantro y jalapeño?

Esta variación de la receta al clásico hummus te fascinará.

Foto: thejeyofcooking

El hummus es delicioso; su exquisito sabor a garbanzo cremoso y un poco de jugo de limón es sorprendente e intenso. Esta herencia árabe es además saludable: tiene un alto contenido de proteínas, minerales, fósforo, potasio y calcio.

Las tradiciones locales o los experimentos gastronómicos nos han dotado de aleaciones afortunadas de esta receta y hoy te traemos una. Se trata de un hummus con cilantro y jalapeño; no alterarás radicalmente el sabor de la receta tradicional, pero si le darás más onda, como dicen por ahí.

 

Ingredientes:

2 latas de 500 g de  garbanzo.

1/4 de taza de aceite de oliva extra virgen.

El jugo de 3 limas pequeñas.

3 cucharadas pequeñas de ajo molido.

2 tazas de cilantro picado.

3 jalapeños pequeños o 2 largos, picados y sin semillas

3/4 de cucharadas chicas de sal

 

Modo de preparación:

Coloca todo lo anterior mezclado en tu licuadora y licúa hasta que se haga una pasta. Añádele solo un poco de agua en caso de que sea necesario.

Ahora sirve a tu gusto =).