La araña que dispara telarañas de hasta 25 metros (VIDEO)

Lo hace como un método para hacer puentes y avanzar sobre ellos; su capacidad es aún más sorprendente cuando conocemos su diminuto tamaño que apenas llega a los 3 cm.

Fue descubierta apenas hace poco, en Madagascar, en el  Parque Nacional Andasibe-Mantadia. Nos referimos a la Araña Ladradora de Darwin o Araña de Corteza de Darwin, bautizada así pues su descubrimiento fue en el 2009, año que coincidió con el aniversario 150 de la publicación de El origen de las Especies.

Esta especie  ha asombrado a los científicos por su capacidad para producir y lanzar en un mismo momento telarañas de hasta 25 metros. Esta peculiar habilidad la usan para construir como una especie de puentes por los que pueden avanzar sobre mantos de agua; luego, en algún punto de este construyen hábilmente su casa-telaraña. Son consideradas como las únicas arañas capaces de construir sus hogares sobre el agua y su tipo de seda es la más tenaz que jamás haya sido descubierta.

El siguiente video de la BBC nos transporta melancólicamente al mundo de esta araña justo en el momento en que dispara sus hilos de una manera persistente; la música, además, nos transporta a esa aura brujil de esta especie, siempre de la más fina elegancia.

The Real Spider-Woman

How far can a 3cm-long Darwin’s bark spider spray a strand of silk? You won’t believe it… #TheHunt. Sundays. 9pm. BBC One.Watch episode 1 on BBC iPlayer: http://bbc.in/1GHl7Qg

Posted by BBC One on domingo, 1 de noviembre de 2015



La sorprendente “leche” de araña que tiene más proteínas que la leche de vaca

Investigadores chinos descubrieron que la araña Toxeus magnus produce un fluido similar a la leche, el cual nutre a las crías durante sus primeros días.

Al parecer, los animales mamíferos no somos los únicos que alimentamos a nuestras crías con lo que producen nuestros cuerpos: la doctora Zhanqi Chen de la Academia China de Ciencias descubrió que cierta araña nativa del sureste asiático produce una especie de fluido similar a la leche, el cual permite que las crías se desarrollen a una sorprendente velocidad.

Las crías de la araña Toxeus magnus alcanzan la mitad de su tamaño adulto durante los primeros días de vida. Pero lo que intrigaba a los investigadores era que ni la madre ni sus crías dejaban el nido durante este período para cazar ni recolectar alimentos. ¿Entonces, cómo se alimentaban? 

“No podíamos entender cómo seguían creciendo sin comida, hasta que una noche, vi que la bebé araña se aferraba al vientre de su madre”, afirma la doctora Chen. “Tuve esta idea radical de que tal vez las madres araña alimentaban a sus crías con algo que ellas mismas producían”.

Al colocar a la araña bajo el microscopio, los investigadores se dieron cuenta de que el vientre excretaba un fluido cremoso y blanco, muy parecido a la leche. Al analizar dicho fluido, se dieron cuenta de que contiene casi cuatro veces más proteína que la leche de vaca.

Instituto Chino de Ciencia
La leche de araña puede producirse gracias a huevecillos no fertilizados.

En un cruel giro de la investigación, los investigadores impidieron que la madre alimentara a las bebés araña, luego de lo cual murieron a los 10 días. Esto significa que, efectivamente, ese fluido es necesario para la alimentación y crecimiento de las crías de esta especie.

Los investigadores llaman a este fluido “leche de araña” porque el líquido cumple la misma función vital que la leche en los mamíferos, aunque la anatomía de los arácnidos sea muy distinta que la nuestra. Hasta ahora, suponen que la “leche” de araña se produce reciclando huevecillos no fertilizados.

El cuidado posnatal es poco frecuente en los insectos, pero estas arañas se quedan con sus crías durante un lapso increíblemente prolongado. La razón puede deberse a que así la especie tiene mayores probabilidades de supervivencia, puesto que el 84% de las crías que sobreviven después de 20 días son hembras.

 

* Imagen principal: Science Magazine



Después de leer esto, no volverás a matar a una araña dentro de casa

Las arañas comen anualmente casi el doble del consumo anual del humano, y gracias a ello se mantiene el status quo de la biodiversidad global.

Cada año, el 90 por ciento de las arañas en el planeta se encarga de desaparecer millones de toneladas de insectos. Se trata del ciclo de la vida, en la que las arañas mantienen en balance el ecosistema natural de numerosas regiones del mundo. Sin embargo, ¿cuánto equivale en número aquello que las arañas se encargan de comer cada año? 

De acuerdo con el biólogo Martin Nyffeler, de la Universidad de Basel, en Suiza, sus “cálculos han permitido, por primera vez en una escala global, cuantificar la enemistad entre las arañas y los insectos.” Al ser insectívoros, junto con las hormigas y los pájaros, las arañas ayudan a reducir significativamente la densidad poblacional de los insectos, ejerciendo una contibución esencial para mantener el balance ecológico de la naturaleza.

Para determinar el número, tanto Nyffeler y Klaus Birkhofer, de la Universidad Lund, en Suecia, analizaron la información correspondiente. Primero se encargaron de determinar la cantidad de la población arácnida en el mundo en términos de la biomasa: un total aproximado de 25 millones de toneladas. Por lo que, tomando en cuenta la densidad de la población arácnida en diferentes ambientes así como las demandas alimenticias de las arañas por unidad de su peso corporal, los investigadores estimaron que las arañas consumen alrededor de 400 y 800 millones de toneladas de insectos cada año. La mayoría de los insectos que desaparecen del planeta son de bosques –alrededor del 95 por ciento en total–. 

Tanto Nyffeler como Birkhofer explican que esta cantidad es superior al consumo humano global de carne y pescado, el cual es tan sólo de 400 millones de toneladas al año. Es decir que las arañas comen anualmente casi el doble del consumo anual del humano, y gracias a ello se mantiene el status quo de la biodiversidad global. De modo que, para la siguiente vez que se vea una araña en casa, ¿te atreverías a matarla?