Descifra la conducta de tus perros con estas pistas

Se sugirió entonces que esta respuesta en perros refuerza la conducta moral, donde ellos son capaces de experimentar un rango de emociones e, inclusive, de reconocer estas mismas emociones en otros caninos.

Los perros son increíblemente sinceros en sus movimientos. Sus saltos juguetones, la mirada vivaz y los mordiscos inofensivos, son simplemente una especie de energía positiva que remueve toda nostalgia, congoja o malestar tanto físico como emocional. Es como si sus movimientos, sus miradas y ladridos, revelaran un lenguaje –¿o un código?–, el cual, de acuerdo con Marc Bekoff, profesor de la Universidad de Colorado, implica una conducta primordialmente de… ¿dominación? 

El científico, tras estudiar la conducta animal en los últimos 40 años, encontró un patrón entre los perros, lobos y coyotes: el doblar sus patas delanteras y el de saltar uno encima del otro. Se sugirió entonces que esta respuesta en perros refuerza la conducta moral, donde ellos son capaces de experimentar un rango de emociones e, inclusive, de reconocer estas mismas emociones en otros caninos.

En especial cuando los perros doblan sus patas delanteras bajando la parte frontal, pues puede considerarse como una invitación a jugar. De modo que cuando veas a tu perro realizar esta posición hacia otros perros, quizá lo que está buscando es un compañero de juegos. No se trata de un acto de agresión, sino de una manera de transmitir que… quiere jugar.

play-bow

 

Otro ejemplo que implica una invitación a jugar es cuando el perro está dejando su vientre hacia el cielo. De hecho este acto puede significar más allá de un gesto de sumisión. Estudios realizados en la Universidad de Lethbridge y la Universidad de Sudáfrica demostraron que, aunque no todos los perros giraban, ninguno de los participantes lo hacía para exhibir sumisión ni disminuir el tiempo de los juegos. Parece ser que los 248 perros de la muestra simplemente lo hacían para facilitar el juego y la diversión 

El juego parecer ser realmente más importante en los caninos, pues, de acuerdo con un estudio realizado en 2008, los cachorros machos frecuentemente dejan que la hembra gane durante el juego –aún cuando él sea más grande y fuerte–. De hecho los machos se colocan inclusive en posiciones más vulnerables al ataque, dejando a las hembras la oportunidad de morderlas fácilmente. ¿La razón? Parece ser que crear un vínculo cercano entre sí ayuda al proceso del juego.

 Así que, quizá lo ideal es que dejemos a los animales disfrutar de su dinamismo nato, de lo que mejor pueden disfrutar: de sólo existir en su inocente jugueteo. ¿Por qué? Porque sólo son así. Sin más.

puppies wrestling.jpg.838x0_q80

 



¿Cuáles son las razas de perro más y menos agresivas?

Que los perros grandes son más agresivos que los pequeños, o que muchos atacan porque tienen trastornos mentales. Esto son, junto al de la raza, algunos de los mitos que persisten sobre estos animales de compañía.

Se sabe que dentro de una misma raza, cada ejemplar tiene diferente genotipo, temperamento y por supuesto, distinto carácter. El linaje de los perros puede aportar determinadas características de tipo psíquico que en contacto con un ambiente inadecuado o mala educación pueden convertirse en actitudes agresivas o conflictivas con los seres humanos, pero estas características hereditarias ocurren en cualquier raza canina y en cualquier perro mestizo.

Según los expertos, los ataques de los perros son excepcionales, y están más relacionados con la capacidad del dueño para educar al animal que con una naturaleza violenta. Los especialistas coinciden en destacar que la educación del animal y su entorno son mucho más decisivos que la especie.

ejemplos-razas-de-perros-mas-agresivas-estudio 6

Aun así, diversas legislaciones en diferentes países han tipificado a los perros más agresivos para prevenir ataques. En Estados Unidos, por ejemplo, en la Semana Nacional de Prevención de Mordeduras de Perros varias compañías de seguros emitieron las listas de razas de perros que consideran peligrosas y que, de acuerdo con sus reglas, pueden resultar en la negación de la cobertura por parte de estas compañías.

La mayoría incluyeron a la raza pura y cualquier raza mixta que compartiera el genotipo.

 

¿Cuáles son las razas de perro más agresivas?

ejemplos-razas-de-perros-mas-agresivas-estudio 5

Akita inu

Utilizado antiguamente como perro de pelea en Akita, Japón. Si se le reta, querrá ser el perro dominante. Si no se le provoca, raramente atacará.

 

ejemplos-razas-de-perros-mas-agresivas-estudio 1

Rottweiler

El rottweiler es muy inteligente y tiene un carácter equilibrado. Puede ser un perro reactivo, característica que no presentará si se le educa y socializa correctamente.

 

ejemplos-razas-de-perros-mas-agresivas-estudio 2

Staffordshire bull terrier

El Staffordshire bull terrier es un perro muy activo, que necesita hacer mucho ejercicio.

 

ejemplos-razas-de-perros-mas-agresivas-estudio 4

American Staffordshire terrier

Se activa al estar en exteriores, y busca continuamente el juego y la diversión.

 

ejemplos-razas-de-perros-mas-agresivas-estudio 3

American pitbull terrier

El american pitbull terrier tiene un impulso de presa bastante desarrollado pero eso no lo convierte en un asesino, ni mucho menos. Bien educado y socializado es un can perfecto para vivir con niños, ya que tiene mucha energía y es juguetón y paciente.

 

¿Cuáles son las razas de perro menos agresivas?

ejemplos-razas-de-perros-mas-agresivas-estudio 7

San bernardo

Su origen se traslada a los Alpes Suizos y aunque se trata de un animal grande y corpulento, es un compañero sosegado, afectuoso y fiel.

 

ejemplos-razas-de-perros-mas-agresivas-estudio 8

Pastor alemán

Es un perro que se puede adiestrar fácilmente. Su gran tamaño no está peleado con la lealtad y la obediencia.

 

ejemplos-razas-de-perros-mas-agresivas-estudio 9

Springer spaniel

Siempre se ha utilizado como un perro de caza. Pero lejos de esta actividad, se puede convivir perfectamente con este perro.

 

ejemplos-razas-de-perros-mas-agresivas-estudio 10

Bóxer

A primera vista puede tener una imagen de perro agresivo. Sin embargo, aunque el bóxer tiene una gran fuerza, su carácter es dócil y ofrece infinidad de cariño a los más cercanos.

 

ejemplos-razas-de-perros-mas-agresivas-estudio

Labrador retriever

Presenta excepcionales rasgos de afabilidad, amabilidad y generosidad.



¿Por qué hay razas de perros que ya no deberíamos adquirir?

Los adorables rasgos de algunos perros pueden ser en realidad peligrosos defectos genéticos.

No deja de asombrar la abismal diferencia entre los perros y otros canidos agrestes, como el lobo y el coyote. Pero sorprendentemente, su genética es casi la misma. Lo mismo sucede entre razas de perros: un Chihuahua es mucho más parecido a un Rotweiler de lo que podríamos pensar.

Según la Federación Cinológica Internacional, existen más de 340 razas de perros.  Éstas han sido producto, no de la evolución natural, sino de la modificación genética que tiene lugar cuando se controla la reproducción natural de los canes.

razas-perros-problemas-modificacion-genetica-enfermedades

Cada país tiene razas de perros distintivos, con variaciones que van desde el tamaño, hasta las formas de las orejas o el tipo de piel, y que inciden también en el carácter. Estas modificaciones fueron hechas por el hombre con los más diversos fines: por ejemplo, para hacer perros pequeños, como el Pomerania, el perro de compañía más antiguo del que se tiene registro. También sirvieron para perfeccionar características físicas que facilitaran la labor de pastoreo de razas como el Corgi Galés, quien gracias a sus patas cortas podía moverse con destreza entre el ganado.

No obstante, esto ha tenido consecuencias negativas para los canes que pueden deducirse a simple vista. La recopilaciones fotográfica realizada por Dog Behavior Science, por ejemplo, comprobó la dramática diferencia que existe entre los perros de hoy y cómo estos eran hace 100 años:

razas-perros-problemas-modificacion-genetica-enfermedades-6

¿Cuáles son las consecuencias de la manipulación genética en perros?

Como decíamos, las razas tienen más en común de lo que creemos. Pero hace unos años se creía todavía dicha diversidad morfológica provenía de una gran variabilidad genética. No obstante, la investigación en torno a la genómica canina ha demostrado que la modificación incide apenas en unas pocas regiones genéticas de su constitución:

La diferencia entre un lobo o un coyote y un perro de raza es de apenas 50 mutaciones genéticas, mientras que pequeñas diferencias entre humanos, como la altura, pueden tener una variabilidad de hasta 200 mutaciones genéticas.

A lo que conducen estos hallazgos es a la comprensión de que las diferencias abismales entre razas son producto del control del hombre sobre el perro. Esto podría no acarrear problema alguno, pero es bien sabido que la variabilidad genética es la base de la evolución, pues gracias a esta las diversas especies se pueden acoplar a los cambios ambientales.

En cambio, al reproducir los mismos genes incesantemente, como en los perros de raza, aumenta la probabilidad de padecer diversas enfermedades y, contrario a lo que se podría pensar, esto no significa que se esté promoviendo su evolución genética ante variables externas. 

Por supuesto que los criadores, cruzando diversas razas desde hace siglos, no pensaron que al crear estos nuevos perros estaban manipulando los genes que determinan la anatomía y el metabolismo entero de los canes. Mucho menos se tomó en cuenta que, como en los humanos, podía generar mutaciones y enfermedades a largo plazo.

Actualmente las modificaciones en los perros siguen siendo realizadas de manera irresponsable. La “selección” se sigue realizando con enfoques estéticos para beneficiar la mercantilización de los ejemplares y para preservar el “linaje” y la pureza de cada raza.

Pero por las consecuencias que pueden derivar en su salud y que les puede conllevar incluso a la muerte, esta práctica supone hoy en día una forma de crueldad animal. 

razas-perros-problemas-modificacion-genetica-enfermedades-4

Entre las enfermedades más comunes se encuentran  las respiratorias, cancerígenas, cerebrales, cardíacas, dermatológicas, óseas, orales y digestivas. Las razas con mayor tendencia a contraerlas son aquellas demasiado grandes, muy pequeñas, o con mutaciones físicas notables, como trompa chata o columna deforme. Algunas razas:

  • Pug
  • Boxer
  • Shar-pei
  • Bulldog Inglés
  • Pastor Alemán
  • Chihuahua
  • Mastín
  • Gran Danés

Mejor un mestizo que uno de raza

razas-perros-problemas-modificacion-genetica-enfermedades-5

Un estudio de 2013 comprobó que las cruzas tienen mejores esperanzas de vida y salud cuando se trata de perros mestizos. Usando historiales médicos de 27 mil perros, y comparando la incidencia de 24 desordenes genéticos entre perros mestizos y de raza pura, los investigadores encontraron que 10 de esos desordenes tenían mayor incidencia en perros de raza pura, y sólo uno de ellos predominaba en perros mestizos. El resto de desórdenes era igual en ambos tipos de perros.

Esta es una razón más para preferir adoptar antes que comprar perros en tiendas especializadas. De esta forma no se promueve la mercantilización animal, que está acompañada de criaderos donde la cruza y selección de perros se hace con afanes de lucro y no con criterios de salud y bienestar animal. Por eso es que muchos veterinarios se unen al llamado urgente de  no adquirir ciertas razas de perros y permitir, en su lugar, una mayor variabilidad genética en la cruza canina.

*Imágenes: 1) SWNS; 2, 3 y 4) Robert Clark

 

*También en Ecoosfera: Existe aún poca cultura de adopción de los animales