Conoce el método de 1 día de desintoxicación para tu estómago

Muy verde; las enzimas que absorberás de los vegetales ayudará a que elimines toxinas.

Los días de desintoxicación son necesarios para que des un respiro a tu organismo aunque quizá con la premura del trabajo piensas que es casi imposible hacerlo a menos que tengas una vacaciones.

La desintoxicación va también ligada a mitos como el hambre (ya que generalmente esta se hace a partir de líquidos) pero no necesariamente tiene que ser así.

Existe una receta de un día de desintoxicación creada por el nutriólgo Kimberly Snyder y que se ha vuelto muy famosa por su sencillez y embona perfectamente con la premura de los días laborales. Es un método verde, a partir de casi solo vegetales pero que no te mantendrá hambriento.

El sitio e-health101  retoma sintéticamente cómo habrás de llevar este día de desintoxicación y acá lo compartimos.

Al levantarte

Toma el legendario vaso tibio con limón que está cargado con vitamina C. Como consejo, lo mejor es que laves tus dientes luego de tomarlo pues la acidez del limón no es del todo recomendable para tus dientes.

 

En el desayuno

Un smoothie verde delicioso  que te dará vitaminas y minerales que además incluye enzimas para limpiar tu sistema digestivo.

Licúa los siguientes ingredientes con agua en la licuadora (y miel si lo deseas)

Lechuga romana

Espinanca

Manzana

Apio

Pera

Banana

Limón

Cilantro

Perejil

 

Media Mañana

Hazte un té con un poco de limón,  poco genjibre, pimienta de cayena y agua.

 

Lunch

Mezcla hojas verdes (como lechuga, espinanca, etc) con los vegetales de tu elección.

 

Snack

Cualquier vegetal de tu elección. Mientras más vegetales consumas, más enzimas consumirás.

 

Cena

Una última ensalada con los siguientes ingredientes:

Col morada

Rábano

Col china

Brocoli

Coliflor

 

Si sigues teniendo hambre hazte una sopa de tomate y albahaca lo que te dará más vitaminas y estabilizará tus niveles de azúcar en la sangre.



Guía práctica para desintoxicar la mente

Para limpiar tu realidad tienes que limpiar tu percepción; solo desintoxicando tu mente puede ocurrir eso.

En los últimos años se han popularizados los programas y alimentos detox; todo aquello que elimine las toxinas del cuerpo que se han acumulado por estilos de vida, alimentación y sedentarismo. Se volvieron una especie de mainstream conforme las personas buscaban casi desesperadamente un bienestar. Sin embargo, ¿de dónde proviene el bienestar?

Hay especialistas –médicos, psicólogos y psiquiatras– que consideran que la salud en general no es sólo la ausencia de enfermedades orgánicas, sino la experiencia de plenitud tanto física como psicológica en el día a día. Por eso es importante no sólo realizar programas detox para liberar las toxinas de la sangre, también las que se encuentran en la mente y limitan nuestro pensamiento, vida y vínculos afectivos. 

Desintoxicar la mente significa ser realista con las creencias en torno al autoconcepto –cómo eres–, la manera de percibir y de reaccionar al mundo exterior, el cómo se cuentan para uno mismo las vivencias, etcétera. Si los pensamientos que surgen son negativos –limitantes, denigrantes o sencillamente malos–, entonces tanto la narrativa de sí como la forma de vivir tendrá la misma dinámica. Incluso los malestares se vuelven repetitivos: “No soy lo suficiente para…”, “Las personas no me respetan…”, “Siempre tomo las decisiones equivocadas…”. Esta enfermedad psicológica terminará impactando negativamente al cuerpo, hasta intoxicarse y enfermarse. 

Como medida preventiva, la desintoxicación mental ayuda a liberar la psique dela rumiación de estas creencias irracionales. Para lograrlo, es importante seguir los siguientes pasos: 

Tomar conciencia que estamos estancados

La repetición de las mismas creencias, circunstancias, eventos, recuerdos, sentimientos, bloquean la habilidad de evolución. El arrastrar el pasado a nuestro presente sólo provoca la prolongación del sufrimiento, incapacitando vivir nuestras vidas en el aquí y el ahora y dificultando el proceso de aprendizaje de lo que estamos experimentando. Es como si la continua repetición de patrones fuera capaz de robarnos nuevas vivencias y, por tanto, una vida. La solución es, paso a paso, recordar que el pasado está en el pasado, y que en el presente hay una inmensa posibilidad de forjar nuevos recuerdos mediante las vivencias de la cotidianidad. 

Aprender a callar los pensamientos

La dificultad de disfrutar el momento en el aquí y en el ahora se debe a la intoxicación de la naturaleza humana. El aprender a disfrutar del silencio mental mientras se toma el sol de una tarde de primavera, dejando a un lado los pendientes, las preocupaciones, el agobio, las responsabilidades, ayudará a liberar toxinas mentales. Hay que pasar por un proceso de entrenamiento para identificar los pensamientos y que el pensar sobre los pensamientos es pensar; por ello, una vez que se tome consciencia de ello, es importante regresar a enfocar la atención en las sensaciones corporales. 

 

Disminuir la velocidad del pensamiento

¿Cuántas veces no ha pasado que del camino de trabajo a casa, vamos inmersos en el pensamiento y no nos damos cuenta de lo que hay alrededor hasta que se llega a la puerta de la recámara? Ser capaces de tomar consciencia de los pensamientos, analizarlos y revalorizarlos puede ayudar a disminuir su velocidad; y por tanto también a reducir el agobio del exceso y la angustia que pueden llegar generar. Esto es posible alternando con la toma de consciencia de las sensaciones y emociones. 

 



3 sencillos pasos para desintoxicarte cada mañana

Al desintoxicar el cuerpo no sólo estamos brindándole oportunidades de fortalecimiento, sino también un boost de energía para comenzar un nuevo día, una semana o un proyecto.

La sabiduría de la naturaleza nos ha enseñado que el balance es indispensable en nuestro día a día, en especial cuando se trata de los alimentos y el estilo de vida. Por ejemplo, habrá momentos –o días– en que tendremos el antojo de comer grasoso, y otros en que el cuerpo nos pida algo más ligero. Durante esa transición, es recomendable brindarle al cuerpo un tratamiento de desintoxicación de todas las toxinas, grasas y células muertas que pueden habitar en nosotros.

Podría decirse que se trata de un regalo al organismo para que comience “como nuevo”. Pues no sólo estamos dándole al cuerpo oportunidades de fortalecimiento sino también un boost de energía para comenzar un nuevo día, una semana o un proyecto. Desintoxicar al cuerpo te ayudará a “recargar las pilas” y a tener días más saludables y felices. Al adoptar estos sencillos pasos en la rutina matutina, podrás desintoxicar el cuerpo y empezar el día “con el pie derecho”: 

– Hidrátate con agua tibia y limón

Es un remedio ancestral de la medicina ayurveda, el cual se encarga de fortalecer el sistema digestivo e inmunológico. Después de pasar 8 horas sin beber agua esta mezcla será el punch hidratante, saludable y desintoxicante que el cuerpo necesita, pues es una fuente de electrolitos hidratantes, potasio, calcio y magnesio. Además protege los radicales libres, fortaleciendo el sistema inmune. 

– Estírate cada mañana 

Realizar unos cuantos pasos de yoga ayudará a estimular la digestión y a potencializar el proceso de detox del cuerpo a lo largo del día. Muchos malestares digestivos, musculares e inclusive psicológicos se derivan del estrés, por lo que hacer algunos estiramientos –junto con respiraciones diafragmáticas– al principio del día fortalecerá todo el cuerpo. 

Más en Ecoosfera: 5 posiciones de yoga para dominar el estrés y la ansiedad

– Con una esponja, remueve las células muertas de tu piel 

Durante el baño, pasa el estropajo o esponja a lo largo de la piel para quitar aquellos residuos de contaminación, sudor o células muertas. Limpia los poros para que la piel respire libremente. Esto, además, estimula la circulación sanguínea debajo de la piel, lo cual promueve la formación de nuevas células y la vitalidad. Y una vez cada 15 días, exfóliate con una mezcla de miel y azúcar. 

Más en Ecoosfera5 exfoliantes caseros que revitalizarán tu piel