5 indicadores de deficiencia de zinc en tu cuerpo, y los alimentos para recuperarlo

Si tienes sospechas de la falta de este este, primero consulta a un médico para conocer si necesitarás suplementos o solo una adecuación dietética.

Como sabes, todo va unido; si presentas estrés crónico, por ejemplo, esto derivará en síntomas como alergias y deficiencias en algunos nutrientes que son consumidos frenéticamente por tu organismo. Estas situaciones no puedes reconocerlas inmediatamente. Por ello, lo recomendable es que lleves una vida tranquila y sana en la medida de lo que puedas.

Hoy nos concentramos en el zinc, básico para muchos procesos esenciales para tu salud, como para la síntesis de las proteínas, el metabolismo correcto del fósforo, el desarrollo del esqueleto, el desarrollo del sistema óseo, la síntesis del colágeno, etc.

Sobre todo el zinc es fundamental en la lactancia y los primeros años de vida, pero será básico toda tu vida. Aquí te presentamos algunos de los síntomas que puedes tener si sufres deficiencia de este. No es un problema menor, cifras de la OMS apuntan a que el 31% de las personas en el mundo tienen deficiencia de zinc.

1.Deficiencia neuronal (poca atención, y en niños, desórdenes motrices)

El zinc es fundamental en el correcto de desarrollo neuronal. Estar bien proveído de zinc es también esencial para que tus niveles de atención sean óptimos. Si notas que presentas dificultad enorme para concentrarte quizá debas consultar con un médico tus niveles de este.

2. Estás enfermándote mucho (un sistema inmunológico débil)

El zinc es muy importante para la formación y fortalecimiento de las células que combaten las enfermedades, su importancia para el buen funcionamiento de los glóbulos blancos es básica.

3.Diarrea

Cuando tus niveles de zinc son bajos, entonces tu organismo es más fácilmente afectado por la enterobacteria coli. En países en desarrollo, en los niños, ante la falta de zinc es muy recurrente la desnutrición por diarrea.

4. Alergias a la comida y el ambiente

La deficiencia de zinc hace que más histamina sea liberada en los fluidos de los tejidos, lo que produce síntomas asociados con alergias y aumenta el nivel de sensibilidad ante reacciones alérgicas. Esto puede ser el resultado de un estrés crónico que provoca fatiga en la glándula suprarrenal, lo que significa una disminución en tus niveles de calcio, magnesio y zinc.

5.Adelgazamiento del cabello

La falta de zinc está asociada con el hipotiroidismo, una de las causas del adelgazamiento del cabello y la alopecia (pérdida excesiva del cabello).

6.Acné y salpullido:

Va de la mano con una deficiencia en el procesamiento en el estómago; por ello, algunas personas desarrollan salpullidos y acné.

 

Acá algunos alimentos ricos en zinc.

Semilla de calabaza

Semilla de sandía

Chocolate negro y cacao en polvo

Maní

Germen de Trigo Tostado

Semillas de sandía secas

Espinaca

Hongos

Germen de Trigo

[draxe.com]



¿Cómo adelgazar? El microbioma tiene la respuesta

Los investigadores encontraron que las bacterias fecales estaban fuertemente relacionadas con la diversidad microbiótica y los niveles de grasa abdominal.

Se dice que el microbioma es el segundo cerebro de nuestro cuerpo, modulado por el número total de microorganismos y material genético. Entre sus funciones más importantes se encuentra regular los procesos digestivos y metabólicos al generar vitamians del complejo B así como enzimas digestivas; ayudar a generar azúcares y grasas complejos aportados por la dieta, etcétera. Y de acuerdo con un estudio realizado en King’s College London, en Reino Unido, el microbioma parece regir también el tamaño del vientre –también conocido como panza– y cintura. 

En otras palabras, y tras el análisis de materia fecal de 1 313 gemelos así como de sus índices de masa corporal, la diversidad bacteriana que reside en nuestro estómago puede estar relacionado con el nivel de grasa en el cuerpo; lo cual facilita la creencia de que el riesgo a la obesidad puede estar influenciada por el microbioma. Fue así que en el estudio se exploraron las relaciones que existen entre la microbiota fecal y la adiposidad abdominal usando la composición corporal como medida base. 

tumblr_inline_o1mlrziils1r1l63n_500

Dentro del análisis estadístico de marcadores de obesidad, los investigadores encontraron que las bacterias fecales estaban fuertemente relacionadas con la diversidad microbiótica y los niveles de grasa abdominal. Es decir que, mientras menos diversa sea el microbioma, mayor será la grasa abdominal –y viceversa–. 

Para Michelle Beaumont, autora de la investigación, notó que inclusive esta relación entre microbioma y grasa abdominal puede relacionarse también con el factor genético y la heredabilidad. De modo que para reducir el riesgo de obesidad, con sus respectivas consecuencias como enfermedades cardiovasculares, se pretende trabajar directamente con el microbioma. 

Actualmente los investigadores están probando una técnica en la que se congelas tabletas de materia fecal para promover un microbioma saludable. De modo que si las intervenciones, como transplantes fecales que pueden tener impactos efectivos, benéficos y seguros en el proceso. 

Más en Ecoosfera: 

El fascinante microbioma humano (qué es y por qué es importante que lo sepas)

Esto es lo que provoca un beso en el microbioma (además de compartir de bacterias)

Puedes conocer tu microbioma a través de un “aura” que expides; estudio

¿Y si el sistema inmunológico controlara nuestra conducta?



La ingesta de ciertas bacterias podría mejorar la salud mental

Pacientes han mostrado una disminución de la ansiedad y signos de depresión a partir de la ingesta de bacterias específicas.

Una de las premisas más conocidas en el mundo de la salud es la máxima de Hipócrates “que la salud sea tu mejor medicamento”. Ello basta para comprender que aquello que ingerimos provoca distintos estados en nuestra mente y cuerpo.

En los últimos años ha sido descubierto que nuestro microbioma, millones de microorganismos que viven al interior de nuestro organismo, sobre todo en los intestinos, está más relacionado con la salud de lo que creemos. Naturalmente este microbomia cambia dependiendo el tipo de alimentación que tengamos, y en este sentido, contamos con el poder de influir en él.

Nuevos estudios han comprobado que las bacterias que habitan el organismo influyen en la manera en que la mente trabaja. Sí, la ansiedad o la depresión pueden estar relacionadas con el hábitat de microorganismos que fluyen en tu cuerpo cada día.

De hecho, como apunta este artículo de sciencenews, una de las prescripciones que están mejorando enfermedades mentales como depresión, son tratadas con píldoras de bacterias. También, algunos estudios han probado que animales que han sido inyectados con bacterias de personas con depresión, presentan, posteriormente, signos de depresión. Es decir, el tipo de bacterias que llevamos dentro influye en nuestra salud o enfermedad.

Algunos de los científicos que están estudiando la relación entre el microbioma y la salud mental es Jhon Cryan de la University College Cork en Irlanda, o bien. el psiquiatra Ted Dinan, quien de hecho inventó el término psicobióticos para referirse a la posible medicina que podría emplearse en mejorar la salud mental humana a través de las bacterias.

No resulta descabellado pensar en la importantísima relación que tenemos con el microbioma, más del 90% de la información genética que cargamos en nuestro cuerpo proviene de bacterias, y de hecho, la vida misma viene de la evolución de estos organismos. Somos, de algún modo, ellos…