¿Son estas las flores más exóticas del mundo?

Coloridas, magníficas y de formas geométricas inesperadas, ocupan un lugar especial en la natura.

 

No es una casualidad que la cúspide de la belleza en las plantas, la flores, tenga una función reproductora. Aquí se generan las semillas; con sus formas y colores atraen a los polarizadores que culminan este proceso.

Así, su función es atraer;  como pequeños regalos del paisaje. Cuando se observa una flor es casi imposible no pensar en una perfección divina a nuestro alcance. Las flores, en innumerables historias personales, son parte de capítulos importantes. 

El sitio labioguia ha hecho un recuento de las flores más extrañas, tan raras como hermosas.

Candy Cane:

Sus pétalos tienen forma de embudo y están formadas por 5 pétalos.  Su origen es sudafricano y se les llama así pues por sus rallas rojo con blanco (no muy comunes en la naturaleza) se asemejan a los clásicos dulces navideños. Su máxima curiosidad estriba en que cuando el sol las abre completamente degradan sus líneas rojas hasta convertirse en blancas, luego con el frío retoman sus líneas rojas.

560569aa4f37d

2. Hakea Laurina

Además de tener un aroma exquisito, un rosa deleitante y una forma de alfilero, esta crece en un arbusto de 6 metros de altura.

56045275bd070

3. Flor Murciélago

De un color púrpura increíble y una forma casi indescriptible, es originaria de las selvas tropicales de Asi,. Sus bigotes la hacen parecer un animal y pueden también cambiar de color para espantar a las moscas.

56045276594de

4. Cypropediun Kentuckiense

Su planta puede llegar a tener hasta 70 m de alto, es una especie de orquídea y tiene una forma de canasta de lo menos común. Originaria de Estados Unidos.

56098c7861c42

5. Jenjibre de la Colmena

Dibuja una de las formas más extrañas; como una colmena, parecida también a una sonaja. Su nombre viene del sánscrito que significa “ en forma de cuerno”.

5604527758642

6. Linterna china

Su flor blanca al ser polinizada se convierte en esta especie de círculo colorido con un farol al centro del que luego vuelven a nacer las previas flores blancas. Su origen es japonés.

56045277e8696

7. Hoya (flor de porcenlana)

Crece de una enredadera. Sus flores forman un círculo asombroso. Es originaria del sur de China.

560452781332a

8. Flor de la Garza Blanca

Es quizá la especie más delicada de todas las existentes. Se trata de una especie de orquídea de Japón con una forma blanca que asemeja a una garza en vuelo de lo más elegante.

5604527885c5d

9.Flor de Jade

Parecida a un platanar colgante de un asombroso color azul turquesa.

56045278ea8a0

10.Passiflora

Pareciera su base un textil étnico. Oriunda de las zonas tropicales de América, es comúnmente usada por sus propiedades relajantes.

560452793fe51



Déjate seducir por la fantasmagórica flor de cristal 

También llamada flor fantasma o flor esqueleto, esta es sin duda una de las especies más insinuantes y elegantes del mundo vegetal.

Siempre habrán flores para aquel que quiera verlos.

Henri Matisse

Las flores han acompañado milenariamente al ser humano –como también lo han hecho sus fantasmas–. Su presencia aferrada, casi ubicua, ha demostrado una notable capacidad para evocar sensaciones y sentimientos, para despertar ritos o para simplemente aderezar la existencia. Pero por más que hayamos intimado históricamente con ellas, su diversidad es tal que quizá jamás dejen de sorprendernos.

La flor de cristal (Diphylleia grayi ), también llamada flor esqueleto, es un ejemplo perfecto de esto último. Originaria de regiones montañosas de Japón y China, presume una insinuante cualidad: al contacto con el agua se vuelve translucida; posteriormente, cuando se seca, recobra su cobertura blanca. Esta elegante dinámica le ha valido, entendiblemente, un lugar especial en el imaginario floral.

flores-fantasmas-cristal-esqueleto-hermosas-raras

Las Diphylleia grayi alcanzan alrededor de 40 centímetros de altura, y además de la blancura o transparencia de sus flores, destacan por la amplitud de las hojas, en forma de paraguas, que rodean sus tallos.    

Como suele suceder con las alhajas más preciadas de cualquier tesoro, la flor de cristal está particularmente resguardada –ya que solo crece en zonas de frío extremo–, lo cual dificulta tener un encuentro con ella. Pero más allá de que la mayoría de nosotros tal vez dejaremos este mundo sin haber entrado en contacto con una Diphylleia grayi, su sola existencia, aún distante, es un hermoso recordatorio: la naturaleza alcanza grados de exquisitez casi inconcebibles y, generosamente, nos ofrece su inabarcable repertorio de delicias.

Nosotros, los seres humanos, compartimos el camino con flores y fantasmas, con auroras boreales o insinuantes formaciones rocosas; a cambio, solo tenemos que abrirnos a percibirlas y, entonces, la vida no será la misma. Somos afortunados. 

Javier Barros del Villar
Autor: Javier Barros del Villar
Editor digital. Toma té y vive parte del tiempo en las montañas.


Así se cree que fue la primera flor del planeta

Entre los investigadores surgió el término de “planta hermafrodita”.

Pese a la extinción de los dinosaurios hace más de 65 millones de años, los científicos han intentado rastrear cómo era la biodiversidad de aquella época. Hasta ahora lograron representar cómo sería la primera flor en el planeta Tierra, la Iguanodon. Se trata de una flor ancestral que data de hace 140 millones de años o más, y que los científicos no tenían la más remota idea de su aspecto sino hasta ahora. 

Gracias al trabajo en equipo de un grupo internacional de botánicos, se logró realizar una reconstrucción de la Iguanodon. Ésta se publicó en la revista Nature Communications, explicando que aunque no se basaron en el descubrimiento de fósiles, realizaron un análisis riguroso de las características de 800 especies descendientes que aún habitan en el planeta. Es decir que al comparar los últimos ancestros de cada una de las especies, se pudo extrapolar hacia el pasado y realizar una base de un árbol genealógico de las plantas florísticas. 

En algunos aspectos, la flor original tiene rasgos de la magnolia moderna: tiene múltiples pétalos –técnicamente se llamarían tépalos– y anillos concéntricos. En el centro, surgen múltiples órganos sexuales, incluyendo polen y ovarios. Por ello, los botánicos consideraron que la vida sexual de esta flor era realmente controversial, pues poseía ambos órganos sexuales, macho y hembra, en una misma planta. Entre los investigadores surgió el término de “planta hermafrodita”.