Situaciones extraordinarias que pueden verse en Amsterdam, la ciudad de las bicicletas (VIDEO)

Su adopción de las bicicletas como máximas de transporte han originado inercias culturales especiales.

Foto: blogs.lanacion.com.ar

Amsterdam, la ciudad de las bicicletas. El sitio que a simple vista es como la utopía de la democratización del transporte sin importar las clases sociales. En esta ciudad de unos 811.185 residentes, existen más bicicletas, próximas a un millón, que personas: por sus calles estrechas y canales, al menos en el centro de la ciudad, las bicicletas son la gran prioridad de la cultura vial.

Personas de todas las edades; mamás, de la tercera edad, ejecutivos, fashionistas, prácticamente todos, se transportan en bicicletas, y de hecho cada vez es más mal visto hacer uso del auto, sobre todo por una población que crece aceleradamente )para el 2030 se calcula que habremos 9 mil millones de habitantes en la Tierra) y el auto abarca un espacio, innecesario, individualista.

Esta ciudad es también la que cuenta con un mayor número de museos en el mundo, existe un movimiento interesante cultural; también se dice que en Europa, ahora se está convirtiendo en la ciudad del amor. Otra de sus curiosidades es que es la única urbe en el mundo con un barco público, financiado por las personas, que es el hogar de cientos de gatos callejeros.

Amsterdam querida. El siguiente video muestra escenas curiosas en la vida de bicicleta de esta apasionante y efervescente ciudad. 



Por exceso de bicicletas, Amsterdam crea un estacionamiento acuático

La afortunada afloración de cada vez más bicicletas ha obligado a hacer uso de la imaginación.

En el uso de una bicicleta existe algo divertido que nos permite estar más alerta al entorno. Prestamos más atención a los sonidos, olores y sensaciones; inclusive, hasta cierto punto, a las calles que atravesamos en nuestra ciudad. Se trata de una sensación de libertad con múltiples beneficios en cuestión de la salud, el cuidado del medio ambiente y de la economía.

Sin embargo, en lugares como Amsterdam, el uso excesivo empieza a tener efectos un tanto negativos en su infraestructura. De acuerdo con Parool, un periódico local, Amsterdam tiene un exceso de bicicletas por lo que el gobierno ha tenido que crear un estacionamiento ciclista en una plataforma sobre el agua. Este sitio acuático planea contener a 7 000 bicicletas en el río IJ; aunque, para el 2030, el objetivo es llegar a 21 500.

Actualmente, el 57 por ciento de los ciudadanos que usan diariamente la bicicleta como medio de transporte. Sin embargo, las dimensiones de los estacionamientos ciclistas no se adecúan a las demandas de los habitantes de La Venecia del norte. Por consiguiente, el gobierno ha tenido que remover a más de 73 000 bicicletas de las calles, lo cual cuesta hasta cinco veces más que el costo de la liberación de la multa. La discrepancia tiene que ver con el descontrol de las bicicletas y el miedo de que aumente el precio de las multas, que podría provocar que, para evitar pagar el adeudo, las personas abandonen sus bicicletas confiscadas.

El exceso de bicicletas provoca el diseño único de una infraestructura, lo cual es un reto para mejorar la ciudad…



Quizás, al leer esta nota, no volverás a beber estas 8 cervezas

La calidad de la cerveza dependerá tanto de sus cereales como del proceso de malteo; sin embargo hay algunas de estas bebidas que contienen ingredientes nocivos para la salud.

En un día caluroso no hay nada mejor que una cerveza fría: clara, ámbar u oscura. Aquella bebida tan antigua como la aparición del pan en el 10000 a.C., es ideal para refrescarse y aminorar toda carga profesional que se tenga sobre los hombros.

La cerveza puede realizarse con cualquier cereal o grano, el cual debe prepararse para ser fermentado. Para la preparación, es preciso activar unas enzimas del grano, reduciendo las cadenas de almidón y liberando los azúcares. El producto, también llamado malta verde,  se hornea y tuesta para adquirir maltas claras (lager o pale) o malta negra.

El grado de tostado de la malta determinará el color de la cerveza y, en ocasiones, a conseguir aromas. En consecuencia se distinguirán entre: la malta básica o clara, las cuales son poco horneadas pero con un gran poder enzimático; las maltas especiales o negras, cuyo color varía de ámbar a negro, son muy horneadas y con casi nada de poder enzimático; y las maltas mixtas o de color caramelo, que son más tostadas conservando sus propiedades enzimáticas para sus propios azúcares.

La calidad de la cerveza dependerá tanto de la calidad de sus cereales como del proceso de malteo; sin embargo hay algunas de estas bebidas que contienen ingredientes nocivos para la salud. Entre ellos están el jarabe de maíz OGM (organismo genéticamente modificado), maíz OGM, vejiga de pescado, propilenglicol, glutamato monosódico, colorantes, tintes a base de insectos, carragenina, bisfenol A, y más. De acuerdo con la FAO, existen ciertos factores de riesgo de los alimentos genéticamente modificados, tales como:

  • identidad, origen y composición;
  • efectos de la elaboración y la cocción;
  • proceso de transformación, ADN y productos de la expresión de la proteína del ADN introducido;
  • efectos sobre la función;
  • posible toxicidad, posible alergenicidad y posibles efectos secundarios;
  • posible ingestión y consecuencias alimentarias de la introducción del alimento modificado genéticamente.

 A continuación te compartimos 8 cervezas cuyos componentes son dañinos para la salud:

The Newcastle Ale. Esta cerveza de color caramelo contiene amoniaco, el cual se ha clasificado como cancerígeno. Por un lado el alcohol es cancerígeno en sí, pero por el otro beberlo en dosis moderadas puede disminuir las posibilidades de desarrollar cáncer. Sin embargo, al añadir otros químicos cancerígenos, el efecto es el contrario: provocar esa enfermedad.

newcastle-gmo

Budweiser. Una de las cervezas más populares contiene maíz genéticamente modificado.

budweiser-gmo

Corona. Hechas con jarabe de maíz genéticamente modificado y propilenglicol, el cual es considerado como un elemento nocivo para la salud.

creative-corona-extra-print-ads-7

Miller Lite. Todos sus ingredientes están modificados genéticamente.

Miller-Lite-GMO

Michelob Ultra: Uno de sus ingredientes principales es un endulzante genéticamente modificado.

michelob_ultra

Guinness. Cuantiosas investigaciones han comprobado que los ingredientes de esta cerveza son nocivos para la salud. Contiene cola e hígado de pescado, además de un jarabe alto en fructosa el cual se prohibió hace muchos años.

guinness-gmo-beer

Coors Light. Esta cerveza es famosa entre estudiantes universitarios; sin embargo uno de sus ingredientes es jarabe de maíz modificado genéticamente.

Coors-Light-GMO

Pabst Blue Ribbon. Sin más, esta bebida contiene jarabe de maíz genéticamente modificado.

Pabst-Blue-Ribbon-GMO

Por el otro lado, estas son algunas opciones que cumplen con las reglas de calidad y salubridad en relación con las cervezas: Wolaver’s, Lamar Street, Bison, Dogfish Head, Fish Brewery Company, Lakefront Brewery, Brooklyn, Pinkus, Samuel Smiths, Wychwood, Sierra Nevada, Duck Rabbit, Dogfish Head, Shipyard, Victory Brewery, North Coast – Blue Star, Bridgeport, Ayinger, Royal Oak, Fraziskaner, Weihenstephaner, Maisel’s, Hoegaarden, Heineken, Steamwhistle, Amstel Light, Duchy Original Ale Organic, Mill Street Brewery, Fuller’s Organic, Nelson Organic Ale, Natureland Organic.

Definitivamente estas cervezas se han bebido por años en el mundo y ninguna ha probado ser peligrosamente tóxica, sin embargo, hay que recordar que los productos de hoy no son los mismos de hace cinco o diez años; cada vez se usan más químicos en las mezclas y más OGM. La moderación, entonces, sería doblemente importante con las marcas citadas arriba.