El maravilloso manto de flores que cubre el desierto de Atacama (FOTOS)

Por la inusuales lluvias de este marzo, han nacido miles de flores violeta, amarillas, rojas y blancas en el desierto más árido del mundo.

Foto: EFE

De 105 000 km, ubicado al norte de Chile, este desierto es considerado el más árido de todo el mundo. Aún así, en primavera, cuando baja la suficiente agua de las montañas, se llena de flores una vez al año este sitio. Este 2015, ha ocurrido un fenómeno que no había sido registrado hasta hoy: una segunda floración en meses más próximos al invierno.

Esto ha sucedido por las torrenciales lluvias que sucedieron en Marzo como parte del fenómeno llamado El Niño. Por este escenario, este año ha habido un aumento en la afluencia de turistas y se considera como la floración más espectacular de los últimos 50 años; la última vez que sucedió algo parecido fue en 1997.

En esta época el desierto alcanza los 40 grados Celsius: las flores en colores  amarillo, rojo, blanco, pero sobre todo violeta, se despliegan como una maravillosa manta. Los nombres de las principales de estas son Suspiros de Campo (las violeta), Añañucas ( las amarillas), Garras de león (las rojas) y Patas de Guananco.

10 foto geoturismo

Foto: Geoturismo

9 efe

Foto:EFE

8 EFE

Foto:EFE

 

2

4

EFEjpg

 

Foto:EFE

geoturismo

Foto:Geoturismo



Conoce el “Sahara Brasileño” en Lençóis Maranhenses, las dunas en la selva (FOTOS)

No hay vida vegetal en este desierto acuático, que sin embargo es el hogar de una enorme variedad de peces

La primera impresión de Lençóis Maranhenses puede ser la de estar en un sueño: ¿de qué otro modo podríamos estar frente a una red de oasis en medio del desierto? Pero más importante, ¿cómo es que puede haber un desierto en Brasil, uno de los lugares de mayor humedad en el mundo? El nombre “Lençóis Maranhenses” significa sábanas de cama, y desde que los indios caeté vivían en sus inmediaciones hace cientos de años, la tierra en este lugar sólo puede dar pesca de temporada.

Lençóis Maranhenses se sitúa justo en las inmediaciones del Amazonas y las enormes pilas de agua se forman debido a la larga temporada de lluvias, entre julio y septiembre. No hay vida vegetal en este desierto acuático, que sin embargo es el hogar de una enorme variedad de peces; se cree que sus huevecillos fueron traídos a este lugar en las patas de las aves migratorias.

El área de Lençóis Maranhenses, de unas 600 millas cuadradas, es conocida también como “el Sahara Brasileño”, por el peculiar contraste del agua clara con las dunas secas, y es una de las menos visitadas en el noreste de Brasil, una verdadera belleza escondida.

 

[Kuriositas]