Duérmete en solo un minuto con esta técnica de respiración

Es conocida como 4-7-8; sus efectos hacen que baje el cortisol en tu organismo y comiences a relajarte.

Foto:live-up.co

La cantidad y el ritmo con el que el oxígeno entra a tu cuerpo incide en el estado de tu sangre y en la irrigación de esta al cerebro. Cuando te sientes agobiado, estresado o ansioso, con tu respiración puedes devolver a tu mente  la tranquilidad: es como si la tecnología más asequible para tu bienestar más inmediato fuera la más sencilla y gratuita de todas.

Comprobado por prácticas de meditación milenarias, los beneficios de esta son sorprendentes y su materia prima es la respiración. En occidente el Dr. Andrew Weil es conocido por haber introducido, gracias a conocimientos orientales, la técnica de respiración conocida como 4-7-8 para quedarte dormido.

¿Por qué funciona?

Cuando estás ansioso, nervioso, tenso o estresado, por la adrenalina que corre en tu cuerpo, tu respiración se vuelve rápida y poco profunda, lo que significa una menor cantidad de oxígeno. Si aplicas la técnica de respiración 4-7-8 cuando estás acostado, es más probable que duermas porque te relajarás inmediatamente. Lo anterior, porque cuando extiendes tu inhalación 4 segundos, fuerzas a tu cuerpo a que tome más oxígeno, el cual afecta a tu flujo sanguíneo cuando lo sostienes durante 7 segundos. Lo anterior, junto con la exhalación de bióxido de carbono durante 8 segundos, relaja inmediatamente  a tu corazón, mente y sistema nervioso central.

La técnica

Inhala durante 4 segundos, retén ese oxígeno durante 7 más y luego exhálalo por 8 segundos. Inmediatamente comenzarás a sentirte más calmado, repite la técnica hasta quedarte dormido



Las personas más inteligentes se duermen más tarde (pero las más felices se despiertan más temprano)

La psicología evolutiva cree que las personas inteligentes duermen menos, pero dormir mal puede provocar obesidad, diabetes y menor control emocional.

Todos los seres vivos presentan ciclos vitales que alternan entre los períodos de actividad y los de descanso. Los mamíferos humanos, naturalmente, no somos la excepción. Sin embargo, con el desarrollo tecnológico de nuestras sociedades, los hábitos diurnos y nocturnos, así como las actividades que desarrollamos tanto en el día como en la noche, han cambiado con respecto a las de nuestros ancestros.

aprender meditar movimiento facil

El psicólogo evolutivo Satoshi Kanazawa lleva muchos años estudiando la relación entre el sueño y la inteligencia. Él explica que los hábitos de actividad y descanso dependen del ritmo circadiano, el cual se regula en los núcleos supraquiasmáticos dentro del hipotálamo cerebral.

El doctor Kanazawa también señala que en cuanto a las épocas previas a la invención de la iluminación artificial, la evidencia antropológica muestra que había una mayor tendencia de los grupos humanos a levantarse al amanecer e irse a acostar poco después del atardecer. Las únicas actividades nocturnas de nuestros ancestros eran ciertos cultos religiosos y las relaciones sexuales.

dormirse tarde dormirse temprano inteligencia mas felices

A pesar de que existen indicios para creer que los ciclos circadianos están regulados por la genética, Kanazawa cree que nuestro moderno estilo de vida permite a cada persona “reprogramar” su propio ciclo de actividad de acuerdo a sus necesidades. Después de estudiar los hábitos de sueño de un grupo de participantes desde la infancia hasta la adultez, Kanazawa encontró que los niños más inteligentes tienden a convertirse en adultos noctámbulos.

Por ejemplo, dice Kanazawa, aquellos con un coeficiente intelectual (IQ) infantil menor a 75 (‘poco brillantes’) se van a la cama alrededor de las 23:41 en las noches de entre semana durante el principio de la adultez, mientras que aquellos con un IQ infantil mayor a 125 (‘muy brillantes’) se van a la cama alrededor de las 00:29.

La hipótesis es que las personas más inteligentes pueden lidiar mejor con actividades nuevas dentro de nuestro esquema evolutivo, aunque por el momento es difícil comprobarlo.

Sin embargo, mantener un estilo de vida con pocas horas de sueño puede ser perjudicial para el ánimo y la salud en general.

 

El sueño es la medicina universal

dormir-mal-como-no-despertarse-cansado

La doctora en psicología Dona Matthews nos recuerda que la inteligencia no lo es todo. Factores como la atención, la memoria, la regulación de emociones y la creatividad también se asocian a un buen esquema de sueño. El consenso dentro de la comunidad científica parece avalar esta premisa.

En los niños, una buena rutina de sueño está ligada a diversos beneficios físicos y sociales: un mejor desempeño académico, juicios más racionales (opuestos a juicios o acciones impulsivas provocados por falta de sueño), además de una mejora en el sistema inmunológico.

 

También en Ecoosfera: Esta es la mejor postura para dormir (tu cuerpo te lo agradecerá)

 

Durante el sueño, nuestra glándula pituitaria lleva a cabo muchas reparaciones mayores: promueve el crecimiento en los niños, el procesamiento de grasa y nos ayuda a aliviarnos más rápido de las enfermedades. El sueño también ejerce un efecto benéfico sobre el control del peso, pues el sistema neuroendocrino y la metabolización de la glucosa también ocurren en este período nocturno, por lo que la falta de sueño puede asociarse a obesidad y favorece el desarrollo de diabetes.

Una mejor salud física también está ligada a un mejor desempeño intelectual. Y si bien la inteligencia es un rasgo de carácter importante e incluso deseable, es más relevante la regulación de las emociones y un mejor control sobre ellas, todo lo cual se da mejor en individuos que gozan los beneficios del sueño reparador.

Así que ya lo sabes: las personas inteligentes tienen hábitos solitarios y nocturnos, pero las personas que duermen mejor generalmente son las más felices.



Los beneficios de la meditación se quedan contigo hasta por 7 años

Esta práctica trasciende el tiempo que pasas inmerso en ella.

Meditar es una práctica que impacta inmediatamente en nuestra psique y cuerpo: en cuanto cerramos los ojos y nos dejamos llevar por los caminos de la meditación, un nuevo e inusitado mundo se abre ante nosotros. Transitar dichos caminos es, sin duda, una forma de vivir el momento y de alcanzar rápidamente estados de paz interior que en el ajetreo cotidiano suelen ser inaccesibles para nosotros.

meditacion beneficios estudios-23
Foto: Hayden Williams

Sin embargo, en un estudio reciente realizado a 60 voluntarios se comprobó que la meditación es más que mera inmediatez: sus portentosos beneficios a la salud pueden permanecer años con nosotros.

Los investigadores de la Universidad de California encargados de este estudio ya habían comprobado, en el 2007, que el mejor rendimiento cognitivo que proporcionan las sesiones de meditación constantes –específicamente, de meditación mindfulness– dura hasta por 3 meses. Dando seguimiento a dicho resultado, los investigadores confirmaron ahora que este tiempo se extiende hasta por 7 años.

meditacion-beneficios-duracion-meditar-salud

En ambas investigaciones quedó clara una cosa: no sólo los beneficios cognitivos de la meditación permanecen más allá del momento de meditar, sino que una práctica constante mantiene las funciones del cerebro en un estado óptimo durante toda la vida. De esta manera, se pueden prevenir todo tipo de enfermedades y tener mayor salud incluso en edades avanzadas.

 

En cuanto salgo de mi sesión de meditación siento que el mundo me devora otra vez… ¿por qué?

Si ya practicas o has practicado meditación, puede ser que hayas sentido que la paz que te proporciona una sesión se desvanece rápidamente. Lo cierto es que nada puede hacer desaparecer el estrés, la ansiedad o la fatiga de manera definitiva: precisamente por eso, la meditación es una práctica que demanda constancia y disciplina.

meditacion beneficios estudios-

No obstante, los participantes del estudio mencionado dijeron sentir también una mejora en la habilidad para manejar el estrés, y una menor tendencia a la depresión. Esto podría ser vital para combatir ciertas condiciones como la depresión, que padece por lo menos el 5% de los latinoamericanos, muchos de los cuales no están bajo tratamiento. Ahora bien: aunque lo estuvieran, el problema es que los fármacos antidepresivos suelen dejar de surtir efecto con el tiempo y generan una gran dependencia. Contrario a ello, la meditación es una fuente inagotable de bienestar que jamás pierde su poder.

Si a partir de investigaciones como esta –entre otras que ya han comprobado los beneficios de la meditación– la comunidad médica mundial comienza a tomar más en serio prácticas como el tao o el mindfulness, no cabe duda de que la salud colectiva mejorará como nunca antes.

 

* Imágenes: 1) CC; 2) Flickr Ian Burt; 3) Xataka