¿Cómo hacerte un pan de muerto sin gluten?

La fiesta a los muertos se ha expandido a muchos países; su naturaleza es muy interesante y puedes honrarla con tu pan de muertos.

La celebración del día de muertos ha sido catalogada por la Unesco como un patrimonio de la humanidad. Y ello quizá porque es una manera de concebir la vida de una manera, incluso a veces necesaria, que lleva una aceptación natural y hasta lúdica de la muerte. Esta fecha es celebrada la noche del 1 al 2 de noviembre en México y muchos países sudamericanos.

En el calendario mexica, en la época precolombina, existen al menos 6 festejos dedicados a la muerte en su año, y uno de ellos se prolongaba todo un mes con asociaciones a sacrificios humanos. Naturalmente, la adecuación española-católica no conservó esta última usanza y finalmente el día de muertos mutó a un halo menos sanguinario. Cada año, el 2 de noviembre los muertos visitan sus tumbas y a sus familiares, y estos últimos ofrecen alimentos en su honor: el pan de muerto, por su puesto, el más emblemático de ellos.

Hoy te compartimos una receta de pan de muerto sin gluten para que te asomes a esta costumbre, que en realidad, pareciera mostrarnos una relación muy sana con la muerte:

Receta y modo de preparación de oscarsingluten.wordpress.com

 

Ingredientes (da para unos 10 panes individuales o un par grandes):

1 tza de fécula de Tapioca

1 tza de harina de arroz

1/2 tza de fécula de papa

1+1/2 cdas de levadura seca (si usas levadura fresca multiplica por tres)

2 yemas de huevo

3 huevos enteros

1 barra de margarina o mantequilla (90 grs)

1/2 tza de azúcar

1+1/2 cucharaditas de goma xanthan

1 cda de agua de azhar

raspadura de una naranja

Una pizca de sal.

Huevo para barnizar

Azúcar para espolvorear

 

Preparación:

Diluya en agua tibia (muy poquita), la levadura, dejarla descansar unos minutos, espuma;

Agregue tres cuartos de taza de harina (mezcla de las tres), la mitad de la goma xanthan y forme una bola de masa suave. Dejar reposar 15 minutos en un lugar tibio, hasta que esponje al doble de su tamaño.

Mientras tanto, tamice la harina restante, junto con la goma xanthan restante, la sal y el azúcar; ponga en medio los huevos enteros y las yemas; también la margarina, la raspadura de naranja y el agua de azahar; amase bien.

Agregar la pequeña bola de masa.

Amase nuevamente y deje reposar en un lugar tibio, durante una hora. Esponja mucho.

De nueva cuenta amase y forme los panes al tamaño deseado.

Colóquelos en charolas engrasadas, separados unos 10 cms entre cada uno y barnícelos con las yemas de huevo.



“El libro de la madera”, un manual sensible para el amante de la leña

Literatura y naturaleza: el arte de contar la historia de la leña en Noruega.

A veces son personajes inspirados en la vida diaria, a veces son animales –como el caso de El viejo y el mar, Moby Dick o Lobo estepario. También hay escritores capturados con elementos del paisaje, un río, árboles, que se presentan en la vida y reviven nuestra comunicación con la naturaleza. La literatura da voz a lo inimaginable, especialmente a aquello que está a punto de perderla.

libro de la madera-Norwegian Wood

Algo así le ocurrió a Lars Mytting, un autor noruego que se adentró en el bosque de la escritura para hablar de la leña. En pleno siglo XXI este autor contemporáneo le rinde homenaje a la naturaleza y, como él dice, a su “laborioso acto de amor”, con su libro (El libro de la madera).

El libro de la madera bosques Noruega Lars Mytting

Leemos historias para vivir y revivir con otros tiempos y lugares lejanos y desconocidos o reconocibles y cercanos. Leer es íntimo y a la vez colectivo. A veces los pasamos por alto, pero aún en las tareas más rutinarias, leemos porque queremos entender, porque no queremos dejar de buscar, porque deseamos encontrar el camino a casa o porque queremos conquistar otros países.

Al leer ponemos otro ritmo a nuestras reflexiones y somos muchos personajes. También leer nos seduce por la empatía hacia héroes y heroínas, porque durante el tiempo que transcurre cada página también los lectores dejan de ser anónimos para convertirse en testigos de algo universal.

libro de la madera-Norwegian Wood

Mytting escogió hablar de leña y bosques en tiempos críticos de cambio climático. Nos deja una lección: revalorar el fuego, las cosas que hacen que una casa sea un hogar. Los mismos libros hacen más habitable y más hogareño los lugares que habitamos.

En detalles se reencuentra el sentido que une a la humanidad, como lo expresa el poeta, también noruego, cuando escribe versos sobre el aroma de la leña para decirnos que, “aún hay en el mundo algo digno de confianza.”

libro de la madera-Norwegian Wood

Naturaleza y libros, ¿no es eso lo que hace a la humanidad digna de confianza? En tiempos descubrimientos y aceleración y multitecnologías seguimos conviviendo con fauna y flora, seguimos siendo como unas células sociales agrupadas en torno a la fogata. Necesitamos de herramientas sofisticadas, pero también del hacha para mantenernos calientes. Las ciudades masivas también pueden hacernos sentir a la intemperie, también pueden ser inhóspitas, como antaño lo fueron las tundras, las selvas, los bosques.

Los libros también pueden ser una metáfora de hachas, nos acompañan para salir de la ignorancia, para encontrar las chispas de sabiduría.

 



¿Cuántos textiles se gastan al año a causa del Halloween?

Más de 170 millones de estadounidense celebrarán Halloween este año arreglando sus casas, disfrazándose o disfrazando a sus mascotas, de acuerdo con una encuesta de USAgain. Lo triste: casi un 85% de esos textiles están destinados al basurero.

Sólo en Estados Unidos más de 170 millones de personas celebrarán Halloween; 51% de ellas decorarán su jardín, 45% se disfrazarán y 15% disfrazarán a sus mascotas. Se estima que se gastarán $8 mil millones de dólares en decoraciones, disfraces y dulces; en promedio $79.82 dólares por persona (contra los $72.31 que gastaban en promedio en 2011). Estas son cifras de un estudio de USAgain.

Lo triste: casi un 85% de esos textiles están destinados al basurero.

Tips para un Halloween más verde

1. Hazlo tu mismo: busca en tus armarios toda la ropa y materiales que ya tienes en sus cajones. Reutiliza los disfraces del año pasado o modifica ligeramente tu ropa.

2. Intercambia: con tus amigos y familiares cambia disfraces para que tengan una segunda vida.

3. Reúsa: busca disfraces y decoraciones de segunda mano.

4. Recicla: utiliza materiales verdes, en lugar de envolturas brillantes pero no reciclables, por ejemplo.

[Ecouterre]