Chica comparte su testimonio luego de beber agua tibia con limón y miel en ayunas todo un año

En los últimos años se ha popularizado esta bebida; acá los resultados pragmáticos luego de un año de ejercer este hábito.

Foto: enforma.salud180.com

Anteriormente te habíamos contado algunos de los beneficios de beber agua tibia con limón por las mañanas en ayunas. Entre estos destacan ayudarte a adelgazar, acalinizar el PH de tu sangre, mejorar la digestión, fortalecer tu sistema inmunológico y un reductor de estrés.

La experta en hábitos saludables, Jenny Hills, autora también del libro 70 hábitos poderosos para una buena salud, ha registrado para el sitio healthyandnaturalworld la experiencia de Crystal Davis, luego de un año de tomar indistintamente agua tibia con limón y miel natural.

Estas son sus conclusiones:

  • Durante los 12 meses que tomó el brebaje, Hills no tuvo ningún problema de resfriados, gripa o problemas digestivos. Algunos días se sentía algo agotada o con ligeros dolores de cabeza pero en todo ese año prácticamente no se enfermó.
  • Sustituyó casi sin darse cuenta el café mañanero con esta bebida, lo que también ayudó con los dolores de cabeza vinculados a la cafeína.
  • Este nuevo hábito la convirtió en una persona de la mañana, lo que a su vez le dio más tiempo y energía.
  • Davis además compartió este hábito con más personas de su familia, y todos, redujeron el número de días enfermizos en el año.


TOP: 5 sencillas maneras de usar la miel como producto de belleza natural

Existen múltiples maneras de usar la miel como producto de belleza natural, por lo que te compartimos algunas opciones para consentir a tu piel.

De acuerdo con numerosos archivos históricos, Cleopatra solía usar la miel como único método para enaltecer su belleza natural. Este hecho intrigó a numerosos científicos, por lo que se lanzaron a estudiar las propiedades de la miel.

La miel, especialmente la cruda y sin pasteurizar, es un producto natural increíblemente versátil: contiene una increíble cantidad de antioxidantes que ayudan a reducir los efectos de la edad, como, por ejemplo, las arrugas; es un excelente antibacterial que funge como un tratamiento efectivo contra el acné; brinda cuidados a la piel para reducir la irritación y heridas, dejando el área sorprendentemente suave y limpia.

Existen múltiples maneras de usar la miel como producto de belleza natural, por lo que te compartimos algunas opciones para consentir a tu piel:

  • Como máscara humificadora. Tu piel se sentirá limpia y suave después de usar una máscara de miel. Lo único que necesitas hacer es verter una cucharada de miel en tus manos para expandirlas por tu rostro. Deja reposar el líquido sobre tu piel durante 30 minutos. Después enjuaga con agua caliente. Otra opción es combinar una cucharadita de mantequilla, una cucharadita de miel y una yema de huevo; aplica la mezcla sobre la piel y deja reposar durante 20 minutos antes de enjuagar con agua caliente.
  • Como un limpiador facial con miel. La miel es un desmaquillante efectivo, en especial cuando se mezcla con aceite. Combina la miel con aceite de coco para crear una mezcla fácil de esparcir. Coloca la mezcla sobre tu piel –evitando el área ocular– para limpiar el maquillaje. Enjuaga con agua caliente.
  • Exfoliante de miel y almendras. Combina dos cucharaditas de almendras en polvo y dos cucharaditas de miel. Coloca la mezcla sobre tu piel haciendo un movimiento circular con tus dedos. Enjuaga con agua caliente.
  • Tratamiento capilar con miel. Existen dos alternativas. La primera puedes combinar una cucharada de miel y 1/4 de agua caliente. Colócalo en tu cabello después de enjabonarte el champú. Deja reposar durante una hora y después enjuaga. La segunda es combinar 1 1/2 cucharaditas de miel con cinco tazas de agua caliente. Colócalo en el cabello y déjalo. Seca y peina tu cabello como usualmente lo haces.
  • Baño de miel y leche como el de Cleopatra. Combina 1/4 taza de miel con dos tazas de leche y unas cuantas gotas de aceite esencial. En la tina, vierte la mezcla con agua caliente y… relájate en ella.


Necesitas saber esto para elegir el mejor tipo de miel

La miel cruda es totalmente diferente a la miel procesada que venden en los supermercados, pues no tiene el mismo proceso de elaboración.

La miel es uno de los productos de la naturaleza más saludables y benéficos para su consumo.

Ya sea como endulzante natural o remedio casero para la gripa, tos o problemas intestinales, la miel es un ingrediente que tiene la obligación de estar en cualquier alacena de cualquier hogar. Sin embargo, no todas las mieles son especialmente benéficas para el cuerpo. Aquí en Ecoosfera te diremos por qué.

La miel cruda es totalmente diferente a la miel procesada que venden en los supermercados, pues no tiene el mismo proceso de elaboración. Se estima de hecho que el 76 por ciento de la miel que se compra en el supermercado es falsa, ya que no cuenta con los nutrientes necesarios para proveer la serie de beneficios que debería. E incluso que se trata de un producto genéticamente modificado con niveles significativos de jarabe de maíz con alta fructosa (HFCS, por sus siglas en inglés), el cual se ha asociado con diabetes, obesidad, hipertensión y problemas en el hígado. Y por último, aunque no menos importante, la mayoría de este tipo de miel es importado de China e India, por lo que contribuye al factor de contaminación global ya que contiene cloramfenicol –un líquido para los ojos que se ha asociado con leucemia–.

Por otro lado, la miel “cruda” contiene polen de abeja, el cual es considerado uno de los alimentos más nutritivos en el planeta –cuenta con proteína medicinal para desnutrición y desequilibrio energético–. Inclusive este tipo de miel se usa para el control de peso, remedios de belleza, alergias y control de salubridad. Además, a diferencia de la miel procesada, la miel cruda tiene un periodo largo de duración; es decir, aún si se tiene almacenada durante un año, es probable que no caduque.

En caso que desees comprar miel cruda, te recomendamos hacerlo en tiendas o vendedores locales; pregúntales el proceso de su miel y la mejor manera de conservarla durante más tiempo. Y en caso que usen aditivos, recuerda entonces que ya tiene un proceso químico probablemente dañino para el cuerpo.