9 trucos para que la batería de tu celular dure más

Es quizá el aparato más usado en la actualidad; ser responsables con su manejo es básico.

Según un estudio de  The Cloud Begins With Coal: Big Data, Big Networks, Big Infrastructure, and Big Power”, un iphone puede gastar tanta energía, anualmente, como un refrigerador. El anterior dato es tan increíble que podría parecer amarillista.

Según la investigación, un usuario de iPhone Wireless con Verizon consumió 1.58 GB de datos por mes en 2012, esto es, 19 GB por año. Esta cifra debe multiplicarse por 19.1 kilowatts, la energía necesaria para alimentar 1 GB, con lo cual se obtiene un gasto de 361 kilowatts hora de electricidad por año. Si a esto se añade la energía necesaria para cargar la batería (3.5 kWh) y y la cantidad de electricidad necesaria para cada conexión (23.4 kWh), se obtiene el total de 388 kWh al año.

Un mundo más limpio y sustentable comienza desde el uso de tu móvil. Hoy, hacemos tantas cosas en el celular: llevamos nuestra agenda, checamos los correos electrónicos, tomamos fotos, leemos noticias: que este aparato rara vez rebasa las 24 hrs en duración de batería.

Por lo anterior, compartimos algunos consejos para optimizar la energía de tu celular.

 

Baja las actualizaciones

Normalmente vienen mejoradas para que gasten menos energía.

 

Desactiva el Wi-fi cuando no lo estés usando

Si tienes prendido el buscador de wi-fi, este siempre estará localizando una señal, lo que gasta mucha energía.

 

No lo sobrecargues

Una vez que ha llegado a la carga del 100% de la batería, desconéctalo. Sobrecargarlo reduce la vida y la eficiencia de la misma.

 

Quítale la funda con lo cargues

De dejársela, esto podría causar su sobrecalentamiento y dañar la batería.

 

Elige las apps en ejecución

Tanto en Android como en iPhone, existen opciones para que selecciones las apps que se mantienen activas todo el tiempo. Has una selección que permita que solo aquellas que te son urgentes estén activadas, a las demás, lo mejor es que entres manualmente.

 

No lo apagues y prendas continuamente

Mejor deja hibernando el aparato. Prenderlo y apagarlo consume muchísima energía.

 

El brillo de la pantalla en poco luminoso

Si pones el sensor de luz que adapta el dispositivo a las condiciones del entorno, consumirá bastante batería. Mejor acopla la luz necesaria manualmente tu mismo cada que lo necesites.

 

Poco tiempo para el apagador de pantalla

Es increíble pero un usuario promedio revisa su móvil unas 150 veces al día. Si consideramos lo anterior, es mejor que la pantalla se apaague luego de unos 20 segundos que después de 1 minuto.

 

Inhabilita el Bluetooth

Al igual que el Wi-fi prendido, consume mucha energía.



En estas ciudades puedes cargar tu celular con energías renovables en la calle

Mobiliario urbano e inteligente, capaz de proveer energía a tus dispositivos, es ahora una realidad.

Estás en la calle y te has quedado sin batería en el celular, te sientas en una banca y… magia, puedes cargarlo con dispositivos añadidos al equipamiento público que se cargan con el sol. Lo anterior dejó de ser una fantasía, es una realidad y una muy recurrente en algunas ciudades del mundo. El equipamiento urbano se está convirtiendo simultáneamente en fuentes renovables de energía.

Aquí algunos indicios:

 

Nueva York, Estados Unidos:

Llamado el Street Charge, AT&T instaló estos cargadores públicos en la calle, un tipo de módulo urbano con paneles solares en forma de pétalos. Los celulares pueden cargarse (hasta seis al mismo tiempo) por USB. 

 

Medellín, Colombia: 

En esta ciudad las Empresas Públicas de Medellín (EPM) han instalado zonas verdes de recarga en lugares como El Parque de los Pies Descalzos, el Parque Explora y el centro comercial Santafé, entre otros. Los celulares se recargan gracias a un panel solar. 

 

Belgrado, Servia: 

El Strawberry Tree fue creado por un grupo de estudiantes. Tiene conexión a Wi-Fi y un panel solar de panel solar de 530W que permite cargar varios celulares a la vez. 

 

Boston, Estados Unidos:

Esta ciudad cuenta con varias unidades de Soofa. Se trata de un mobiliario urbano con un panel solar conectado a una batería. Así, los dispositivos pueden cargarse con energía solar. El mobiliario también avisa a los usuarios sobre otras condiciones ambientales del entorno. En su página se pueden conocer los sitios donde están instalados estos mobiliarios.



¿Te imaginas una batería infinita? Un científico mexicano la acaba de descubrir

Arturo Solís Herrera descubrió que la melanina puede romper la molécula del agua y volver a unirla, lo cual libera energía limpia (¡limpia!) en un proceso circular inagotable que provee electricidad.

Durante 12 años el científico mexicano Arturo Solís Herrera estudió la melanina, asombrado por su capacidad catalizadora de energía. Cuando encontró que la melanina inyecta hidrógeno a las células, descubrió la llamada fotosíntesis humana; un proceso parecido al de las plantas cuando son alcanzadas por la luz. Es decir, la melanina produce energía al interior del cuerpo humano, información que anteriormente era desconocida.

Tras encantarse con esta sustancia y estudiarla, también descubrió que la melanina posee la capacidad de separar la molécula del agua (el hidrógeno del oxígeno) fenómeno que naturalmente produce energía. Pero además, la melanina también puede unir  nuevamente los elementos que conforman la molécula. Esto quiere decir que es posible generar un círculo infinito de generación de energía cuando estas dos sustancias se tocan.

A partir de este principio Solís Herrera creó  BaTGen, una batería que capaz de mantener una linterna encendida durante cien años, con la única condición de cambiar de foco una vez terminado el ciclo natural de este. Se trata de una batería probablemente inacabable, siempre y cuando las condiciones de cuidado son las adecuadas. Solís, desde su descubrimiento, tiene cuatro lámparas en su laboratorio que han permanecido encendidas durante más de  cuatro años.

Así, tras cuatro años de batallas legales, logró que la Federación Rusa le otorgara la patente 6017379 después de demostrar las  nuevas propiedades energéticas de la melanina. Aunque su lucha legal le costó alrededor de 40 mil dólares, el estudioso reconoce su orgullo por registrar una patente mexicana de este tipo (aunque penosamente no en su país). Solís Herrera afirma que el mundo está ansioso por la generación y exploración de energías limpias, que finalmente, y si los grandes intereses deciden mantenerse con vida, ganarán la batalla ecológica.