Los increíbles cambios del cielo en París luego de un solo día sin autos (VIDEOS)

El contraste en las imágenes es sorprendente; la huella de los autos es invisible solo cuando los usamos.

Hace poco compartimos los pasmosos cambios del cielo en Beijing, una de las ciudades más contaminadas del mundo. La transformación se dio a pocos días de que el gobierno modificara un programa para restringir la circulación de 2.5 millones de autos, los cambios en su cielo fueron increíbles.

Luego de la demanda de activistas ambientales en París, en zonas icónicas del centro de la ciudad, se prohibió durante un día el flujo de autos este 27 de septiembre. Los resultados visuales son sorprendentes; un solo día sin autos, y quién lo creería.

Este tipo de episodios atraen a la mente la dimensión de la gran diferencia que hace un hábito como el uso del auto; tan cotidiano, tan aparentemente indefenso. 

[Takepart]



Luego de años, los habitantes de Beijing ven el cielo azul en la ciudad (FOTOS)

Un programa de gobierno que ha restringido la circulación de 2.5 millones de autos es motor del resultado.

Seguro te enteraste de la extraña noticia, sobre como pantallas LED mostraban paisajes de China, cielos azules, que contrastaban con la abrumadora contaminación de Beijing. Estas imágenes despertaron cuestionamientos sobre el incondicional crecimiento económico pese a todo; llámese incluso la propia vida.

Así, Beijing en los últimos años fue considerada como una de las ciudades mas contaminadas del planeta; su gran cantidad de autos y la polución de su descomunal número de automóviles son considerados como uno de sus principales problemas ambientales.

Apenas el 20 de agosto pasado, las autoridades modificaron el permiso de circulación de hasta 2.5 millones de automóviles, y han regulado la producción en fábricas. El resultado a pocos días de esta medida es sorprendente: las siguientes imágenes muestran cielos azules ya inusuales para sus residentes. Esta medida nos invita a avistar cómo la voluntad política puede hacer maravillas cuando rara vez se manifiesta.

Fotos:Steven J. 

blue-skies-military-parade-no-cars-beijing-8

blue-skies-military-parade-no-cars-beijing-10 blue-skies-military-parade-no-cars-beijing-11

blue-skies-military-parade-no-cars-beijing-5

[Boredpanda]



22 de septiembre: Día Mundial Sin Auto

Este 22 de septiembre se celebra el Día Mundial Sin Auto, una efeméride que nos enfrenta a la necesidad de reflexionar sobre los medios de transporte que utilizamos cotidianamente, desde un nivel personal hasta el gubernamental.

El Día Mundial Sin Auto es una efeméride de índole ecológica que se celebra todos los años, desde 1990, cada 22 de septiembre. La fecha busca hacer conciencia en torno a este suplemento de la vida moderna que, en términos de impacto ambiental, es capaz de generar un enorme daño a la vida de nuestro planeta.

Históricamente la celebración comenzó a gestarse desde la década de 1970, en especial a partir de la crisis petrolera de 1973 que, casi por vez primera en la historia, reveló las contrariedades de un estilo de vida basado energéticamente en los combustibles fósiles. Más tarde, ya en los años 90, diversas ciudades comenzaron a implementar el Día Sin Automóvil como una iniciativa pública, destacando especialmente los casos de Reykjavík (Islandia), La Rochelle (Francia) y Bath (Reino Unido). Para el año 2000, la Comisión Europea retomó esta intención y la hizo válida para todos los miembros de la Unión, extendiéndola en tiempo y convirtiéndola en la “Semana de la movilidad”. Cabe destacar que en las ciudades colombianas de Bogotá y Medellín incluso existe una prohibición legal para usar el automóvil en este día.

Como se ve, se trata de una efeméride sumamente importante, ambiciosa incluso en la medida en que va más allá del uso del automóvil y nos enfrenta a la necesidad de reflexionar sobre los medios de transporte que utilizamos cotidianamente, desde un nivel personal hasta el gubernamental.

¿Qué tanto uso mi automóvil? ¿En cuántas de esas ocasiones se trató verdaderamente de la única alternativa de transporte? ¿Con qué facilidad podría dejar de usar el auto y optar por otros transportes? ¿Qué tan eficiente es el servicio de transporte público del lugar en el que vivo? ¿Cuál es su calidad? ¿Cuál su impacto ecológico?

Preguntas que, como usualmente se dice en este tipo de efemérides, no deberían ser ocasión de un día, sino materia de un cuestionamiento sostenido.

dia2