Hazte este pastel de chocolate saludable en 1 minuto y con 3 ingredientes

De pocas calorías, sin gluten ni azúcar refinada; con proteínas, carbohidratos y grasas saludables.

Foto: thebigmansworld 

Hace poco, de alguna manera se popularizó en internet una mezcla muy accesible para hacer masa, prescindiendo de la harina convencional. Esta sencilla alternativa está hecha a base de plátano y huevo.

Lo anterior es increíble por que se trata de una fórmula para prescindir del gluten o del azúcar para hacer panes o pasteles. El  sitio thebigmansworld nos comparte esta facilísima receta para que comas pastel de chocolate saludable, hecho en casa, y con solo 3 ingredientes. Sus beneficios: sin gluten o harina refinada; con proteínas, carbohidratos y grasas saludables, y solo 100 calorías.

Ingredientes:

1 plátano pequeño extra maduro (casi café es perfecto)

1 huevo pequeño (para la opción vegana, usa un “huevo” de linaza)

Polvo de cacao

Procedimiento:

En una licuadora pon los ingredientes anteriores hasta que una masa se haya formado.

Engrasa un recipiente y coloca ahí la pasta que has hecho; ahora mételo en el microondas por 60 segundos, o más, dependiendo del tipo de textura que buscas.

En el horno

Pon la masa en el horno y cocínalo de 10 a 12 minutos a 10º C, hasta que consigas la consistencia deseada.



Un día en la vida de los niños monje (Video)

Un breve cortometraje en silencio relata un día entero en la vida de estos niños que se preparan para ser monjes.

Si lo que se quiere es extraer aprendizaje valioso de una vida, hay que buscar más allá de los libros; hay que dirigirnos a la experiencia cotidiana y observar. Concretamente, aquella que aún resguarda los pilares de un origen, por ejemplo, la experiencia que nos regala la tradición y la cultura.  

El caso de los niños preparados para ser monjes budistas, en lugares como el Tíbet, Tailandia o Sri Lanka, es un ejemplo, y uno muy único. Para muchos loable, para otros habitual, pero todos concuerdan con que sin duda es un acto férreo. Durante semanas, meses y algunos casos toda la vida, estos niños adquieren hábitos como la meditación, la oración y sobre todo la disciplina de madrugar. Costumbres tan simples se transforman en un ritual con la frecuencia, transformando no sólo la manera de concebir el mundo desde pequeños, también su destino.

Si bien esta tradición puede parecernos asombrosa en otros lugares de la orbe, la sorpresa que para este texto interesa no es el acto de convertirse en monjes desde pequeños, sino eso que podemos ver como un “sacrificio“, pero que para ellos es un acto natural en la vida cotidiana. Dicho de otra forma, un sacrificio que destila simplicidad, o encuentra asombro en las cosas más sencillas de la vida. Muchos de estos niños, por ejemplo, se vuelven mojes para hacer méritos por su madre, un sacrificio bastante noble. 

Como una especie de cortometraje, los siguientes videos nos muestran un poco de esa cotidianidad fresca que viven los niños monje (pirivena) durante su preparación. Se mira a un grupo de muchachos de Sri Lanka, levantarse de madrugada para asearse y comenzar a orar antes del amanecer, mientras otro monje mayor les prepara el té. Vemos cómo ofrecen a Buda Pūjā en uno de los principales santuarios, realizan breves sesiones de meditación y siguen sus estudios, que incluyen temas como las matemáticas.

Sin mencionar una sola palabra el día a día de estos niños budistas continua, y se desliza por la simplicidad de actos como barrer y limpiar el templo. 

Aunque a muchas personas no les gusta la idea de que los niños se conviertan en monjes, de hecho sus vidas usualmente suelen ser muy ordenadas, pacíficas y educativas. Durante su preparación también aprenden autodisciplina, el complejo acto de vivir con los demás y cómo enriquecer sus propias vidas y servir a las comunidades en las que viven.



¿No quieres usar huevo? Aquí te decimos cómo hacer fáciles y nutritivos sustitutos

Cómo sustituir el huevo en una receta con ingredientes naturales

¿Quires prescindir del huevo para cocinar? Te presentamos diferentes formas de sustitutos de huevo y usarlos según sea tu receta, dulce o salada.

Estas cantidades equivalen a 1 huevo

1- Vinagre

 

1 cucharada de vinagre 

1 cucharadita de bicarbonato 

Revolver bien los dos ingredientes

Se puede utilizar para pasteles, panes, cupcakes 

 

2- Linaza

 

1 cucharada sopera de semillas de linaza trituradas

3 cucharadas de agua tibia 

La linaza se puede pulverizar en una licuadora o en un mortero, de preferencia dejar remojando una hora, los ingredientes se revuelven hasta que queda una pasta gelatinosa 

Ideal para panes, galletas, muffins

 

 

3 – Tofu 

 

 1/4 de taza de tofu licuado

Perfecto para pastelería, frittatas, quiches, galletas, brownies, mayonesa. 

 

4- Plátano

 

 1/2 Plátano 

Hotcakes, galletas, pasteles. 

 

5-  Sustituto de huevo

 

Este ya lo venden en algunas tiendas, la cantidad a utilizar está escrita en el empaque 

 

6- Almidón 

 

2 cucharadas soperas de almidón de patata o de maíz

 

7- Manzana

 

1/4 de vaso de pure de manzana

Para panes dulces y brownies 

 

8- Yogurt 

Reemplaza los líquidos indicados en la receta por yogur (también funciona como un sustituto de leche)