Hazte este pastel de chocolate saludable en 1 minuto y con 3 ingredientes

De pocas calorías, sin gluten ni azúcar refinada; con proteínas, carbohidratos y grasas saludables.

Foto: thebigmansworld 

Hace poco, de alguna manera se popularizó en internet una mezcla muy accesible para hacer masa, prescindiendo de la harina convencional. Esta sencilla alternativa está hecha a base de plátano y huevo.

Lo anterior es increíble por que se trata de una fórmula para prescindir del gluten o del azúcar para hacer panes o pasteles. El  sitio thebigmansworld nos comparte esta facilísima receta para que comas pastel de chocolate saludable, hecho en casa, y con solo 3 ingredientes. Sus beneficios: sin gluten o harina refinada; con proteínas, carbohidratos y grasas saludables, y solo 100 calorías.

Ingredientes:

1 plátano pequeño extra maduro (casi café es perfecto)

1 huevo pequeño (para la opción vegana, usa un “huevo” de linaza)

Polvo de cacao

Procedimiento:

En una licuadora pon los ingredientes anteriores hasta que una masa se haya formado.

Engrasa un recipiente y coloca ahí la pasta que has hecho; ahora mételo en el microondas por 60 segundos, o más, dependiendo del tipo de textura que buscas.

En el horno

Pon la masa en el horno y cocínalo de 10 a 12 minutos a 10º C, hasta que consigas la consistencia deseada.



Lecciones de resiliencia orgánica: las hormigas inventaron la agricultura (y encontraron un antibiótico natural)

Hasta tres distintas especies de hormigas llevan millones de años creciendo hongos y protegiéndose con simbiontes de Actinobacteria, sin crear resistencia.

Los seres humanos nos jactamos de haber inventado la agricultura hace nada menos que 12 mil años, lo que nos supuso una ventaja evolutiva fundamental, sin la cual el mundo que hemos construido hasta ahora no existiría. También nos gusta presumir del uso de antibióticos a partir del siglo pasado, los cuales nos alivian de enfermedades que hace 100 años diezmaban poblaciones enteras. Pero nuestros logros como especie parecen modestos comparados con los de las hormigas.

Según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, las hormigas llevan cultivando hongos desde hace unos 60 millones de años. El riesgo que conllevan estos cultivos es el de desarrollar parásitos que podrían diezmar las colonias de hormigas; por ello, algunas especies llevan un “traje” hecho de Actinobacteria, un simbionte que funciona como antibiótico natural, y que las protege de los parásitos.

Una hormiga cubierta con un “traje” de Actinobacteria

 

El profesor Christian Rabeling de la Universidad del Estado de Arizona, afirma que:

Los humanos aprendieron a emplear antibióticos con propósitos médicos hace menos de un siglo, mientras las hormigas han estado utilizando las secreciones antibióticas de bacterias desde hace millones de años para controlar sus jardines de hongos.

Antibióticos naturales

Los investigadores lograron este impresionante descubrimiento al observar las “criptas” que una especie de hormigas desarrolló en República Dominicana. Estas criptas parecen bolsillos similares a las de las hormigas actuales, para llevar consigo las benéficas Actinobacterias. El descubrimiento fue posible gracias a que encontraron algunos ejemplares de entre 15 y 20 millones de años conservados en ámbar.

Los investigadores combinaron información genética de 69 especies de hormigas actuales para reconstruir su árbol evolutivo a través del genoma, lo que los llevó a la conclusión de que el uso de Actinobacteria data de hace al menos 50 o 60 millones de años. Además, no se trata de la particularidad de una sola especie, sino que se trata de un caso de evolución convergente, donde el rasgo aparece en al menos tres especies.

Este descubrimiento podría tener gran relevancia en el futuro de los humanos (quienes, al parecer, tomamos todas las buenas ideas de la naturaleza), pues en tantos millones de años no se encontraron signos de resistencia a los antibióticos en las especies analizadas. El traje bacteriano de hormigas que vivieron hace millones de años podría ser la clave para superar la grave crisis de resistencia a los antibióticos que se vive en el mundo, la cual cobra 700 mil vidas humanas cada año



¿No quieres usar huevo? Aquí te decimos cómo hacer fáciles y nutritivos sustitutos

Cómo sustituir el huevo en una receta con ingredientes naturales

¿Quires prescindir del huevo para cocinar? Te presentamos diferentes formas de sustitutos de huevo y usarlos según sea tu receta, dulce o salada.

Estas cantidades equivalen a 1 huevo

1- Vinagre

 

1 cucharada de vinagre 

1 cucharadita de bicarbonato 

Revolver bien los dos ingredientes

Se puede utilizar para pasteles, panes, cupcakes 

 

2- Linaza

 

1 cucharada sopera de semillas de linaza trituradas

3 cucharadas de agua tibia 

La linaza se puede pulverizar en una licuadora o en un mortero, de preferencia dejar remojando una hora, los ingredientes se revuelven hasta que queda una pasta gelatinosa 

Ideal para panes, galletas, muffins

 

 

3 – Tofu 

 

 1/4 de taza de tofu licuado

Perfecto para pastelería, frittatas, quiches, galletas, brownies, mayonesa. 

 

4- Plátano

 

 1/2 Plátano 

Hotcakes, galletas, pasteles. 

 

5-  Sustituto de huevo

 

Este ya lo venden en algunas tiendas, la cantidad a utilizar está escrita en el empaque 

 

6- Almidón 

 

2 cucharadas soperas de almidón de patata o de maíz

 

7- Manzana

 

1/4 de vaso de pure de manzana

Para panes dulces y brownies 

 

8- Yogurt 

Reemplaza los líquidos indicados en la receta por yogur (también funciona como un sustituto de leche)