¿Cultivos submarinos? crecen fresas, albahaca y frijoles bajo el mar mediterráneo

Estos novedosos invernaderos marinos podrían ser una increíble alternativa para los países áridos.

Hace poco, por primera vez, astronautas consiguieron cultivar lechugas desde el espacio. Ahora que muchos cultivos están devastando los ecosistemas, y la población crece aceleradamente, las alternativas de cultivo son más que necesarias…

Recientemente, la compañía Ocean Reef Group, informó que están creciendo bajo las aguas del mar Mediterráneo, a 6 metros de profundidad, fresas, albahaca, frijol y tomates.

Los cultivos se hacen al interior de esferas transparentes de plástico; estas, rodeadas de agua, son proveídas de la temperatura y niveles de humedad suficientes para las plantas. Un sistema de goteo al interior de las esferas, además, se activa cuando el agua debajo se evapora y luego condensa.

Estos invernaderos marinos ubicados en costas italianas materializan la incursión del cultivo bajo el agua con más seriedad que nunca. El presidente de la compañía, Sergio Gamberini, ha explicado que está planeado introducir este tipo de técnica en países áridos, sobre todo en desarrollo, como Arabia Saudita o Las Maldivas. La visión es hacerlo a gran escala cada vez más, como una manera de salvar también las millones de hectáreas que podrían deforestarse para cultivos futuros.

Underwater-Greenhouse-Ocean-Reef-Group-YouTube-small

 

[scientificamerican]



Tu corazón puede evolucionar

Con algunos rituales cotidianos, este simbólico órgano puede experimentar portentosas transformaciones.

Si algo ha fascinado a la comunidad científica –y a todo espíritu inquieto– es la evolución de dos órganos vitales, entre los cuales existe una exquisita simbiosis: el cerebro y el corazón. No se sabe todo de ninguno de los dos, y muchos de sus misterios fueron apenas develados por la ciencia.

Hallazgos fundamentales sobre la evolución del corazón salieron a la luz apenas en 2009. Estos ahondaron en la importancia de que nosotros, junto con otros mamíferos, tengamos cuatro cámaras en el corazón, y no sólo tres, como los reptiles e insectos. Esto es una ventaja evolutiva que tardó millones de años en desarrollarse.

corazon puede evolucionar

No obstante, no se necesitan siglos para evolucionar nuestro corazón.

Existen algunos hábitos y alimentos que pueden hacerlo funcionar óptimamente para su evolución constante –y con ella la de todo nuestro organismo. Pero para eso primero tenemos que conocer un poco dos de los más importantes elementos del corazón.

El ritmo del corazón (y la importancia de sus síncopas)

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Distintos hábitos y alimentos pueden ayudar no sólo a prevenir enfermedades cardiovasculares, sino  a que nuestro corazón haga bien su trabajo principal: el de bombear la sangre y mantener la presión sanguínea correcta. Esto es fundamental, pues la OMS ya nos ha advertido que las enfermedades cardiovasculares representan el 30% de las causas de mortalidad.

Pero ser conscientes de nuestro corazón y su ritmo nos puede ayudar también física y emocionalmente. Y es que existen dos elementos importantes: el ritmo general –el número de latidos por minuto– y lo que se conoce como la “variabilidad del ritmo cardiaco” (HRV por sus siglas en inglés).

El HRV es, digamos, la síncope en el ritmo del corazón: quiere decir que aunque nuestro corazón tiene un número de latidos dado, éstos no siguen un compás regular, sino irregular. Pero esa irregularidad también debe tener un cierto equilibrio, ya que al no tenerlo devela un malfuncionamiento del sistema nervioso autónomo, encargado de cientos de funciones vitales del cuerpo.

Diversos estudios han encontrado una relación directa entre el HRV, por un lado, y distintas enfermedades y estados emocionales por el otro. Un HRV demasiado lento se ha asociado a fallas del corazón. Pero lo más común es encontrar personas con un alto HRV, el cual está ligado a estados elevados de ansiedad y estrés, y se encuentra en personas constantemente preocupadas e incluso con aquellos que padecen estrés postraumático.

Por eso, mantener equilibrado el ritmo irregular del corazón es fundamental, y esto se puede hacer mediante algunos rituales cotidianos que son todos, además, sumamente placenteros.

4 Rituales cotidianos para evolucionar el corazón

 

Respira profundo

Respirar profundo ilumina el cerebro, pues así se activa un paquete de neuronas relacionadas a la relajación. Por esto es que también es útil para bajar el ritmo cardíaco y estabilizar el HRV. Pero no cualquier respiración profunda sirve para este propósito. Debes hacerla de la siguiente manera, como un ritual que puede ser durante la mañana, un break del trabajo o antes de dormir, durante 5 minutos constantes:

corazon-saludable-habitos-alimentacion

1. Siéntate cómodamente
2. Inhala por 5 segundos, expandiendo el abdomen y luego el pecho
3. Detente por otros 5 segundos
4. Exhala por otros 5 segundos, vaciando los pulmones y hasta contraer el abdomen un poco.

Canta

Cantar, musitar una melodía o un mantra es otra forma de crear patrones de respiración benéficos para el corazón. Estos, sobre todo cuando cantamos a todo pulmón, suelen incrementar el HRV, lo cual a veces puede ser también necesario, sobre todo si sentimos fatiga. Además, hacerlo en grupo sincroniza tu corazón con el de los demás, lo cual alimenta al corazón emocionalmente (¿quién no lo ha sentido?). Así que canta, sea en la regadera o en el karaoke, porque es bueno para ti y tu corazón.

Ríe

Aquello de que la risa es la mejor medicina es totalmente cierto. Y sobre todo es de las mejores medicinas para el corazón, pues reír acelera el HRV de manera positiva sin que exista riesgo de que esto conlleve a aumentar el estrés –pues está demostrado que reír baja los niveles de la hormona cortisol, la cual provoca el estrés. Además, reír es bueno para todo el complejo cardiovascular en general: cuando reímos aumentamos la presión sanguínea, pero al dejar de reír esta vuelve a la normalidad; este efecto relaja y ayuda a regular la respiración, con lo cual oxigenamos la sangre.

Masajea tus pies

 

El masaje de pies ayuda a bajar el ritmo cardíaco y la presión sanguínea, lo que no sólo ayuda a tu estado emocional si estás muy preocupado o estresado, sino que puede ayudar a mantener saludable al corazón y prevenir fallos cardíacos.

Puedes masajear tus pies frotando con tus indices y pulgares el empeine y la planta, con suaves apretones. También puedes utilizar una pelota para masajear la planta.

5 alimentos y 1 bebida para evolucionar el corazón

Omega 3 y grasas polinsaturadas

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Se encuentra en alimentos que no sólo son súper nutritivos, sino súper exquisitos. Pescados –sobre todo el salmón–, nueces, aguacate y mantequilla. Todos estos placeres ayudan a incrementar el HRV mientras que bajan el ritmo cardíaco general: un combo de salud para el corazón. Además ayudan a sentir saciedad, lo que reduce el riesgo de obesidad.

Ni mucha ni poca sal

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Actualmente hay un debate en la comunidad científica sobre los riesgos para la salud de una ingesta de sal, ya sea ésta demasiado elevada o demasiado baja. Ante la incertidumbre, creemos que lo mejor es evitar el consumo de alimentos procesados cuyos niveles de sodio suelen ser excesivos. Pero no dejes de comer sal: aprovecha la restricción a los alimentos procesados para cocinarte tu propia comida, y acostumbra a tu paladar a un contenido de sal menor al de estos productos. Ese será un buen indicador de que no estas tomando tanta sal, pero tampoco estarás cortando el consumo de manera que pueda resultar contraproducente para tu salud.

Hojas verdes

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Espinacas, kale, acelgas y todo lo que conste de hojas y verdor, será bueno para tu corazón. Y es que estas son una gran fuente de vitamina K, la cual ayuda a proteger las arterias. Por eso, el consumo de estas hojas está ligado a menores posibilidades de fallos cardíacos hasta por un 16%.

Bayas

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Un superalimento que además es un manjar natural. Las fresas, arándanos, moras y frambuesas tienen nutrientes esenciales que mantienen al corazón saludable. Además son ricas en antioxidantes, lo que ayuda a mantener al corazón libre de estrés e inflamaciones que contribuyen a las enfermedades cardiovasculares.

Chocolate oscuro

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Muchos estudios han comprobado que el chocolate oscuro consumido en pequeñas porciones varias veces a la semana ayuda a bajar los riesgos de ataques al corazón en más de 50%.

Té verde

te verde corazon

Según una revisión de 20 estudios distintos sobre este delicioso brebaje, tomar té verde a diario está asociado a bajos niveles de colesterol malo, y su consumo favorece además una baja presión sanguínea.

*Si tienes problemas del corazón o algún familiar los ha padecido, debes consultar a tu medico sobre cualquier cambio en la dieta.



Construye un invernadero bajo tierra para crecer alimento todo el año

Los walipini son una gran alternativa, eficiente y económica, para poder producir alimento durante todo el año (y son cortesía de la sabiduría futurista de los aymaras bolivianos)

Usualmente, para cultivar alimentos en climas fríos y extender las temporadas de crecimiento se necesita algún tipo de invernadero. El problema es que los invernaderos –como los de cristal– requieren una gran inversión, tanto para construirlos como para mantener los cultivos durante el invierno.

Una alternativa mucho más accesible y efectiva es el walipini (una palabra indígena aymara que significa “un lugar cálido”), y que es básicamente un invernadero subterráneo.

Desarrollado por primera vez hace veinte años para las regiones montañosas frías de Sudamérica, este método permite que los agricultores mantengan un jardín productivo todo el año, incluso en los climas más fríos.

invernadero-subterraneo-walipini-bolivia

Aquí puedes ver un video (en inglés) de un walipini que incluso incorpora un poco de espacio interior para gallinas y cabras. Lo increíble del walipini es que combina los principios de calentamiento solar pasivo con una estructura protegida por la tierra. La manera de hacerlo es muy simple:

El walipini, en términos simples, es un hoyo rectangular en la tierra con dos o tres metros de profundidad, cubierto de una manta de plástico ultravioleta. El área más larga del rectángulo da al sol de invierno (al Norte en el hemisferio sur y al Sur en el hemisferio norte).

Una pared gruesa de tierra presionada en la parte de atrás de la estructura y una pared mucho más chica al frente proporcionan el ángulo correcto para el techo de plástico. Este techo sella el hoyo, proporciona un espacio de aire aislado dentro de las dos capas del plástico y permite que los rayos del sol penetren, creando un ambiente cálido y estable para el crecimiento de plantas.

invernadero-subterraneo-walipini-bolivia

Si quieres construir tu propio walipini, aquí te dejamos una práctica guía cortesía de la FAO. De acuerdo con el Instituto Benson, el costo de uno de estos invernaderos subterráneos es de $250 y hasta $300 dólares, así que ¡no hay excusa!