Conoce los hielos con flores comestibles (FOTOS)

Muy parecido a las aguas infusionadas; hielos con flores comestibles y fruta: un placer visual y gustativo.

Fotos: diana212m

Antes hicimos un catálogo de los brotes de flores comestibles y que además le darán una sofisticación y belleza inigualable a tu platillo. Estos mismos brotes, pueden ser usados para  incorporarlos en hielos y que así, le des un toque de infusión a tu agua. Muy parecido a las deliciosas aguas inficionadas de cítricos, pero esta idea, la de los hielos con flores y frutas dentro, es mucho más estética.

Prácticamente para el caso de los hielos con fruta, puedes hacerlo con trozos de cualquiera, asegurándote de que sean lo suficientemente pequeños para también añadir agua al recipiente para hacer hielo. De las flores; además del catálogo que ya antes te hemos presentado puedes usar las deliciosas recetas de la bloggera diana212m con algunas mezclas como lavanda con menta, pétalos de rosa y kiwi, etc.

Aquí te presentamos algunos ejemplos; la estética, además es deleitante.

tumblr_mavp45k5Bi1rep18po1_500-1

cubes_fruit

tumblr_kzj9z4AFcD1qzo8f5o1_500-1



Esta deliciosa agua infusionada reducirá tu estrés y te desintoxicará

De lo más sencilla; con un toque de lima, menta, pepino y fresa, su sabor te encantará.

Eliminar las sustancias tóxicas del cuerpo es muy importante. La manera más común de hacerlo es a partir de agua natural pero existen otras alternativas que, además, potenciadas con fruta, pueden hacer de esta práctica una más nutritiva y deliciosa.

Como sabrás, las aguas infusionadas se han vuelto una moda; se tratan de pedazos de fruta adheridos al agua natural pero en trozo enteros, sin licuarlos. Uno podría pensar que esta alternativa en realidad imprime muy poco sabor al agua, sin embargo, todo lo contrario, sutilmente, tu líquido tendrá un sabor de lo más notable.

Antes te habíamos presentado una receta de agua infusionada para desintoxicarte con trozos de pepino, lima, limón, toronja y hojas de menta; ahora te compartimos otra que además, ayudará a aliviar tu estrés.

Frutas:

1/2 Lima (que te da energía y activa tu metabolismo).

1/2 Pepino (te refrescará).

7  Hojas de menta fresca (refrescarán tu aliento y ayudarán a que tu estómago trabaje mejor).

5 Fresas (adherirán un sabor delicioso al agua y también son antioxidantes y antiinflamatorias).

Procedimiento:

Corta en trozos la fruta y añádela a una jarra de agua; ahora colócala en el refri (o no) y luego de diez minutos disfruta de su sabor.

(La fecha de caducidad del agua, sobre todo por sabor, se da cuando comienza a ponerse muy amarga). 

Picture33



Los beneficios que no creerás del jugo casero de Aloe Vera (y cómo hacerte uno)

Tu piel es fan de esta hermosa planta pero también tiene beneficios para tu organismo.

Muchos hemos quedado sorprendidos por el aloe vera o sábila y no falta entre nuestros más atesorados medicamentos caseros. Normalmente lo asociamos a la piel: ayuda a reducir las quemaduras, heridas, cortes, cicatrices, picores por intoxicación, picaduras de insectos, acné, eccemas, úlceras… pero, ¿sabías que también tiene propiedades excelentes para mejorar tu sistema digestivo?

A la sábila hay que quererla y reconocerle mucho sus maravillas; desde tiempos inmemoriales, y hasta ahora, la vamos descubriendo porque las investigaciones continúan sacando a la luz sus incuestionables gracias. Una de las maneras no muy conocidas para de aprovecharla es como jugo. 

 Las propiedades del jugo de sábila

1.Mejora tu digestión y regularidad para ir al baño.

2.Tiene propiedades antioxidantes y fortalece el sistema inmunológico.

3.Aumenta la absorción de nutrientes y reduce las toxinas.

4.Contiene vitaminas, encimas y aminoácidos.

5.Equilibra los ácidos estomacales.

6.Promueve la salud de los músculos y disminuye el dolor de las articulaciones.

¿Cómo hacerte un jugo?

1.Corta 3 hojas desde la base y asegúrate de no lastimar a las demás (si son muy largas tal vez con una tengas para una jarra).

2.Pela su cáscara y asegúrate que de quitar completamente la capa amarilla (podría ser contraproducente para tu sistema digestivo).

3.Cuando tengas los pedazos del tipo gel, pártelos en trozos y colócalos en la licuadora con agua y algún jugo de un cítrico, como limón o naranja. Ahora sí, está listo para beberse.

Si lo prefieres como agua infusionada

Coloca los trozos de aloe vera con cáscara en el agua para que sus orillas de gel permeen con su sabor el líquido.