18 frutas y verduras que no necesitas comprar orgánicas

El tipo de cultivo influye en que hayan algunos más sanos que otros; algunas opciones son más libres de tóxicos.

En el mundo de la agricultura hay frutas y verduras más limpias que otras en cuanto a pesticidas y otros aditamentos químicos. La necesitad de producir más, bajo el entendido del crecimiento de la población, en mancuerna con una búsqueda casi incondicional de ganancias bajo el paradigma capitalista, ha generado un sistema alimenticio en el que la salud ha quedado como un criterio menos importante.

Por ello lo orgánico ha crecido exponencialmente, en la búsqueda por una alimentación más sana, pero este tipo de productos son mucho más costosos y numerosas personas no pueden acceder a este.

Es conocido como las manzanas, duraznos y nectarines son de los alimentos menos sanos en cuanto a pesticidas, por ejemplo. Hoy te compartimos un análisis de alternet sobre cuáles son las frutas y verduras más sanas (limpias) al alcance; ahórrate dinero con esta información.

1.Espárragos

2.Aguacate

3.Col

4.Melón

5.Zanahoria

6.Coliflor

7.Berenjena

8.Toronja

9.Kiwi

10.Cebolla

11.Mango

12.Hongos

13.Papaya

14.Piña

15.Maíz

16.Chícharo

17.Batata

18.Sandía



Así de fácil puedes distinguir si la fruta y verdura que compras es transgénica u orgánica

Es mucho más fácil de lo que podrías creer, y haciéndolo te ahorrarás un coctel de transgénicos y pesticidas.

Las efectos de los transgénicos sobre la salud humana no son todavía del todo claros. Apenas dos generaciones han estado expuestas a esta ingeniería genética en los alimentos. Pero lo cierto es que la multinacional Monsanto comenzó a usar discrecionalmente esta tecnología, sin molestarse en verificar antes sus consecuencias.

frutas-organicas-transgenicas-como-distinguir-comprar

Aunque está comprobado que nuestro sistema digestivo descompone el ADN mutante de los transgénicos como si se tratase de cualquier otro alimento, lo cierto es que evitar consumir alimentos modificados es lo mejor que podemos hacer ante la incertidumbre que generan.

Además, lo que sí se sabe con certeza es el efecto nocivo que el herbicida de Monsanto, RounUp, tiene sobre la salud humana. Este herbicida, que provoca cáncer y malformaciones en recién nacidos, es usado sobre los cultivos cuyas semillas han sido modificadas para ser resistentes al glisofato. El objetivo es optimizar la producción y poder usar herbicidas y pesticidas a mansalva sin dañar los cultivos. Pero todo esto, otra vez, en detrimento de nuestra salud y del ambiente.

Otra buena razón para evitar los transgénicos es porque están poniendo en riesgo la diversidad natural de cultivos como el maíz, que en países como México es más que un alimento: es un cohesionador cultural. Por si fuera poco, el “monopolio” de los cultivos queda en manos de Monsanto y otras cinco empresas, lo que está desgastando los ciclos naturales y a las culturas que viven de la agricultura, así como atentando contra la soberanía alimentaria de naciones en vías de desarrollo.

Por eso esta vez te hablaremos de cómo eludir a toda costa las frutas transgénicas.

frutas-organicas-transgenicas-como-distinguir-comprar

Mark Lobo

La cuestión no es dejar de consumir frutas. Al contrario, porque se ha demostrado lo importantes que son sus aportes nutricionales para nuestra evolución. Pero si quieres obtener todos sus beneficios sin ningún efecto secundario de por medio, tienes que saber escogerlas.

Esa etiqueta que siempre remueves de la fruta sin ver… ¡es la clave!

De entre los alimentos, las frutas son las que más fácilmente podemos diferenciar entre orgánicas, modificadas o convencionales. Esto es gracias a las etiquetas que suelen estar pegadas en ellas y que a veces solo removamos sin siquiera echar un vistazo. Estas etiquetas han sido usadas desde 1990, y son una forma de hacer más fácil la clasificación de la fruta por precios.

Por eso en inglés esta etiqueta se conoce como PLU Code: Price Look Up. Y se le llama “código” porque consta de 4 ó 5 dígitos que forman un sistema de clasificación más claro de lo que podrías creer. A través de él puedes saber cómo fue sembrado el producto, si fue rociado con herbicidas o pesticidas y si contiene preservativos.

frutas-organicas-transgenicas-como-distinguir-comprar

Es orgánica:

Cuando consta de 5 dígitos que comienzan con el número 9, querrá decir que tienes en tus manos una fruta 100% orgánica.

Es convencional:

Cuando el código consta de 4 dígitos, sin importar con qué numero comience, querrá decir que tienes en tus manos una fruta cultivada de manera convencional. Esto quiere decir que no es orgánica pero, en teoría, tampoco modificada. Eso sí: sin duda fue rociada con pesticidas (aunque no con RoundUp)

Es modificada:

En cambio, si consta de 5 dígitos que comienzan con el número 8, querrá decir que tienes en tus manos una fruta modificada genéticamente con ingeniería, y que seguramente fue rociada con RoundUp y muchos pesticidas.

¡Pero cuidado…!

frutas-organicas-transgenicas-como-distinguir-comprar

Lo malo es que cada vez hay menos frutas cuya etiqueta comience con el dígito 8.

Y no porque no sean modificadas, sino porque las multinacionales evitan ponérselo a propósito, a sabiendas que los consumidores no queremos comprar alimentos modificados. Y como el etiquetado no es ninguna medida obligatoria sino meramente técnica, pueden hacerlo sin que nadie haga nada.

Por ello es mejor que evites también las frutas que están marcadas como “convencionales”, pues son éstas los que pueden ser “modificadas encubiertas”. En ese sentido es importante no comprar cultivos exportados que empiecen con el dígito 4. Porque en frutas como las manzanas, por ejemplo, casi siempre que se lee USA su etiqueta empiezan con 4 (es decir, rara vez son libres de transgénicos). Así que mejor intenta comprar fruta orgánica que sea de tu país.

Si por alguna razón es inevitable que compres la fruta de cultivo convencional, es importante que sepas cuales frutas y verduras tienen menos pesticidas, para que en caso de no poder comprar orgánicos te expongas lo menos posible a estos tóxicos químicos. Y ten en cuenta que siempre hay manera de remover los pesticidas de manera rápida y natural.



Buenas noticias: están creciendo aceleradamente los cultivos ecológicos en el mundo

El mercado de alimentos y productos ecológicos está creciendo, y por ello también este tipo de cultivos.

A muchos nos asusta el notable avance de los transgénicos en el mundo; las principales y globales empresas de estos cuestionables cultivos parecieran avanzar a pasos agigantados. Que lo están haciendo no está en cuestión pero hay un frente que va avanzando también con fuerza: los cultivos ecológicos. 

Para darnos una idea, según un estudio de la International Service for the Acquisition of Agri-Biotech (ISAAA), en el 2014 los cultivos transgénicos en el mundo fueron de 181’5 millones de hectáreas, 6’5 millones más que el 2013; parece demasiado si consideramos que en 1996, que inició el cultivo de los transgénicos, la totalidad de la superficie sembrada fue de 1,7 millones, y en 2010 unos 15,4 millones. Sin embargo, aunque es un hecho su considerable expansión, los cultivos ecológicos también están creciendo aceleradamente por el crecimiento de este mercado en el mundo. 

Un nuevo estudio de  The World of Organic Agriculture devela que en 2013 los cultivos ecológicos del mundo llegaron a las 43,1 millones de hectáreas, 6 millones de hectáreas más que un año anterior: muy similar al crecimiento que tuvieron en el último años los cultivos transgénicos en el mundo. 

El avance de los cultivos ecológicos se debe a una crecimiento exponencial en este mercado, concentrado sobre todo en Estados Unidos y en países Europeos como Alemania, Francia, Reino Unido,  Dinamarca, Suiza y Austria. 

En algunos países como China se espera que cada vez más crezca también un mercado de cultivos ecológicos (lo cual es tendencia) y lo que finalmente daría una gran batalla a los cultivos transgénicos, que pierden cada vez más reputación pese al apoyo de los gobiernos. 

Estas estadísticas nos recuerdan el gran poder de la sociedad como consumidores  ¿no somos nosotros (ahora en la era del consumo) con nuestra decisión de compra quienes podemos hacer subir o caer corporaciones?

Twitter del autor: @anapauladelatd

Autor: Ana Paula de la Torre
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional