Té VS Café ¿Qué te conviene?

Más que irnos a los antagónicos peor-mejor, se trata de hacer una foto de dos de la bebidas más populares de la época.

Sobre todo el siglo pasado, por la globalización, el café ganó más popularidad y auge que nunca; este y el tabaco. Sin embargo, aunque existen muchos estudios que en realidad enaltecen sus propiedades positivas para la salud, también abundan los que nos avisan que podría no ser tan saludable…

En este contexto, y quizá por la propagación creciente de filosofías orientales expandidas con prácticas como el yoga o la meditación, el té va creciendo mucho también en consumo. Lo cierto es que este tiene efectos en el sistema nervioso mucho más tenues que el café. Pero, en un comparativo, ¿Qué nos conviene?

En este infográfico publicado por lifehacker, la carrera de la salud la gana el té; los datos son interesantes porque el café también tiene muchos beneficios…

+Esta es la traducción de la parte de abajo, el apartado de el café y té en hechos.

Columna izquierda (de izquierda a derecha).

Positivo

Tomar té puede prevenir la diabetes y aminorar su progreso cuando ya se tiene.

Beber 3 o 4 tazas de té al día puede disminuir las posibilidades de un ataque al corazón.

El té contiene fluoruro (el cual protege los dientes)

Los hombres que toman 10 tazas de té verde al día disminuyen las posibilidades de desórdenes en su hígado

El té puede proteger contra enfermedades del corazón y algunos cánceres.

Las personas que beben 4 tazas de té negro al día durante seis semanas probaron producir menos cortisol, la hormona del estrés.

Según algunos estudios, el té verde puede proteger del cáncer del pulmón.

Contrario a la cafeína, el té hidrata, más que deshidratar como se cree de la primera.

Negativo

El té puede contener pesticidas, incluso si ha sido etiquetado como orgánico.

El té contiene tanino, el cual reduce la absorción de hierro en el cuerpo, lo cual podría incentivar la anemia.

El té contiene cafeína la cual ha probado elevar la ansiedad y aumenta la presión en la sangre.

Agregar leche al té puede truncar los beneficios que este tiene contra el cáncer.

Columna Derecha:

Positivo:

Estudios han probado que el café ayuda a prevenir 2 tipos de diabetes.

Tomar café ha demostrado disminuir los peligros en los hombre de sufrir gota después de los 40 años.

Su cafeína incrementa la efectividad de los analgésicos.

El café es un gran protector del hígado, especialmente contra la cirrosis y el cáncer.

Mejora la memoria a corto plazo, y también mejora la velocidad de reacciones; sobre todo el personas adultas.

Negativo:

El café provoca la decoloración de los dientes.

Un estudio danés prueba que beber más de 8 tazas al día aumenta los riesgos de sufrir nacimientos prematuros.

Estudios han probado que el café debilita el flujo de la sangre al corazón.

18ixk6n428mnmjpg-1

 



¿Por qué beber más té orgánico?

No cabe duda de que el té orgánico es mejor para la salud que el té convencional. Mira por qué.

Hay bebidas imposibles de separar de la cultura y la historia. El té es definitivamente una de ellas. Desde sus viajes legendarios a través de la ruta del té hasta la taza que más de uno prepara en una tarde tranquila, esta bebida es una forma de vida. 

Los métodos de cultivo del té no siempre son los más sustentables. A raíz de esto existen opciones como el té orgánico, que deberíamos procurar elegir en la medida de lo posible. ¿Por qué?

No sólo es más amable con el planeta: tiene más beneficios que el té convencional, según demuestra un estudio realizado por la Universidad de Montana.

Los investigadores analizaron muestras de diferentes cultivos en China y encontraron que las hojas de este contienen una mayor concentración de polifenol, un poderoso antioxidante. 

por que mejor beber te organico tipos

El polifenol presente en el té protege las arterias, combate efectos del envejecimiento y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Otra sustancia más abundante en estas hierbas orgánicas es el galato de epigalocatequina, conocido como EGCG o más sencillamente, extracto de té verde. Esta sustancia convierte a la bebida en mucho más que un líquido, pues es una fuente de múltiples beneficios comprobados por la ciencia:

Aunque estos beneficios están presentes en todas las clases de té, el té orgánico tiene otro plus: se cultiva utilizando métodos que previenen la erosión del suelo. Además, carece de pesticidas y químicos artificiales nocivos para la salud y el planeta.

La próxima vez que disfrutes el exaltante sabor del té orgánico, recuerda que no sólo deleitas tus papilas, también sanas tu cuerpo y reduces tu huella ecológica.



OMS cataloga como cancerígenos a las bebidas muy calientes

Esto no significa que el café se convierta en cancerígeno una vez calentado a temperaturas altas, sino que es el calor lo que escalda la garganta facilitando la formación de tumores y, en consecuencia, cáncer.

En un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud –OMS– se anunció que el excesivo calor de algunas bebidas como el café y el té son causa de cáncer en el esófago. Si bien se procuró enfatizar que las bebidas no son en sí mismas cancerígenas si se sirven en temperaturas normales, la realidad es que esto ha creado un impacto en el mundo tanto científico como civil. 

Hace aproximadamente 25 años, la OMS clasificó al café como un posible cancerígeno; sin embargo, en la investigación actual se ha descubierto que no es el café, sino la temperatura considerablemente elevada la causa principal del cáncer en el esófago. De hecho, para llegar a esa conclusión, 23 científicos de la International Agency for Research on Cancer –IARC– de la OMS, revisaron más de 1 000 estudios sobre la relación entre el cáncer y el café, reportando que “había una evidencia insuficiente sobre la cancerogenicidad de beber café.”

 Por otro lado, se encontró una correlación significativa entre la incidencia de cáncer y la temperatura alta de la bebida –aunque no se llegó a definir con precisión cuánto equivale el “excesivamente caliente”–. Esto no significa que el café se convierta en cancerígeno una vez calentado a temperaturas altas, sino que es el calor lo que escalda la garganta facilitando la formación de tumores y, en consecuencia, cáncer. 

cafe, cancerigeno, cancer, bebidas calientes cancerigenas
cafe
Christopher Wild, director de la IARC, ha recalcado que no es la bebida en sí, sino la temperatura la responsable del desarrollo de cáncer.  Por lo que, para preparar una buena taza de café, el agua hervida necesita estar entre los 90.5ºC y 96ºC; y una vez servida en la taza, la bebida –no cancerígena– debería beberse a una temperatura alrededor de los 65º C. Y para no estar con un termómetro calculando la temperatura del café, sólo mete tu dedo meñique para comprobar que no te queme. Sólo de esta manera no sólo se puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de esófago, también mejorar la experiencia de un café matutino o vespertino en horas de somnolencia. 

Y es que de hecho, según la data del American Institute for Cancer Research, las nuevas investigaciones sugieren que el café realmente es un protector del desarrollo de algunos cánceres, enfermedades del hígado, entre otras. Sin embargo, como en todo, hay que beber café en medidas que no afecte a la globalidad del cuerpo; en caso que te interese saber cuánta cafeína es suficiente para tu cuerpo, dale click aquí. De hecho, moderar el consumo del café permite prevenir la tensión cardíaca elevada y controlar el consumo de glucosa en personas con diabetes. 

cafe, cancerigeno, bebidas calientes cancerigenas
cafe