Sumergirte en el arte y la naturaleza alargarán tu vida, estudio

Los momentos de absorción máxima en la belleza no solo ensanchan tu espíritu, también tu vida.

Un momento arrobador, ese instante en que un estímulo te absorbe (generalmente por su belleza) hasta que has salido de ti mismo, es uno de los sentimientos que más podemos vincular a lo sublime.

Podría decirse que en los momentos sublimes, de absorción total, existe un algo de verdad; de belleza y verdad (acaso divinidad) con el que nuestro espíritu se identifica, y algunos de los estímulos que más ofrecen este tipo de momentos son el arte y la naturaleza.

Un reciente estudio de UC Berkeley encontró que un asombro de tales magnitudes como un momento arrobador o sublime promueve la producción de citocina, la proteína que mejora el sistema inmunológico, el cual a su vez previene las enfermedades.

Asimismo, se encontró que el tipo de actividades practicadas cuando se alcanzan estados de absorción y asombro como el caminar en la naturaleza, perderte a ti mismo escuchando música o contemplar el arte, tienen una influencia directa en el incremento de tu esperanza de vida. Además, la clase de emociones experimentadas en un momento sublime, están todas vinculadas con efectos saludables.

Rodéate de arte y de naturaleza, procura los momentos bellos y piérdete en ellos, y entonces, espera solo resultados beneficiosos.

[OpenCulutre]



Artista recicla hojas de otoño y las convierte en sorprendentes lienzos

El arte que realiza Joanna Wirażka, quien encuentra inspiración en las calles de Nueva York y Londres para crear coloridas piezas en lienzos poco comunes.

Otoño es una época especial. Durante este periodo inicia el ocaso de un periodo de madurez mientras que la naturaleza pasa sus días regenerándose. Se trata realmente de un lapso en el que la caída de las hojas permiten realizar un periodo de introspección… Y qué mejor manera de hacerlo que a través de la expresión del arte.

Esta estación del año es ideal para coincidir con la técnica empoderada de una danza, la pasión desbordante de un actor en una obra de teatro, la contundencia lírica de un libro y la explosión pigmentada de una pintura. En especial si se realizan con elementos de la naturaleza –o quizá específicamente, sobre ellos.

Como, por ejemplo, el arte que realiza Joanna Wirażka, quien encuentra inspiración en las calles de Nueva York y Londres para crear coloridas piezas en lienzos poco comunes. En cada hoja otoñal, Wirażka dibuja paisajes que acentúan la belleza del mundo.

 



La natura en miniatura: fotografías e ilusiones ópticas (FOTOS)

Nunca creerías que los paisajes de Mattew Albanese no son reales, y lo más asombroso de todo es cómo los hace.

Para recordar la maestría de la naturaleza algunas veces es efectivo ver su representación. Observar dibujos o fotografías de paisajes pueden quitarnos el aliento casi tanto como verlos en vivo, y esto es precisamente porque nos recuerdan que existe. El caso de Mathew Albanese es el de las miniaturas.

La miniatura es una especie de fantasía, una simulación de la realidad que es perfectamente proporcional pero que no podemos habitar, y eso es lo que es tan atractivo. Albanese se sirve de esto en su serie Stange Worlds para, con materiales reciclados y a la mano, crear los paisajes más espectaculares de la naturaleza y ofrecernos una experiencia única.

En las fotografías de Mathew Albanese hay mucho más de lo que el ojo puede ver. A primera vista sus fotos parecen ser reales, pero si leemos sus notas y miramos bien, veremos que las composiciones son puras ilusiones ópticas o trompe l’oeil magníficamente resueltas. En su caso, saber los trucos detrás del acto aumenta la apreciación del espectador.

[MNN]