La tensión y el estrés causan dolores cotidianos que quizá no tienes idea de que están relacionados a ello. Por ejemplo, si al dormir lo haces en una postura incorrecta, lo más seguro es que agraves tus molestias de cuello o espalda.

The Wall Street Journal publicó un infográfico elaborado por el experto de la infografía Mike Sudalque reúne las mejores posturas para dormir en caso de que sufras las siguientes molestias. Una mejor posición en la cama puede permitir que descansen zonas que tienes en tensión, como algunos músculos o articulaciones.

 

Dolor de hombros

Evita dormir del lado del hombro que te duele. Lo mejor es que duermas de espalda. Si quieres dormir del lado del hombro que no te duele, coloca una almohada desde tu pecho hasta tu cara, de manera que abraces el resto la almohada con tu brazo estirado, como se ve en la primera ilustración.

 

Dolor de espalda

Duerme sobre tu espalda; coloca una almohada debajo de tus rodillas o una toalla enrollada en la parte baja de tu espalda para mantener su curva natural. Los especialistas señalan que dormir sobre tu espalda es lo mejor para esta molestia.

Si prefieres dormir de lado, coloca una almohada entre tus muslos para un mejor soporte. Lo anterior es un buen método para personas con problemas de cadera o de rodillas. Una posición fetal puede ayudar con el dolor de espalda baja o con la estenosis espinal.

Si duermes sobre tu estómago, puedes forzar tu espalda y cuello; si no puedes evitarlo, coloca una almohada desde tu abdomen bajo hasta tu pelvis para distribuir el esfuerzo.

 

Dolor de cuello

Trata de mantener tu cuello en una postura neutral. Evita dormir sobre tu estómago. Muchas almohadas pueden torcer tu cuello. Usa sólo una almohada y ponla, incluso, debajo de tus hombros. Algunos científicos recomiendan una toalla enrollada para detener el cuello.

 

Dificultad para respirar, ronquidos, apnea

Evita dormir sobre tu espalda. Duerme de lado o sobre tu estómago para evitar la obstrucción de tu garganta con tu lengua. Una manera de evitar que una vez dormid@ duermas sobre tu espalda es coser una pelota de béisbol a tu espalda baja.

 

Reflujo ácido

Los científicos recomiendan dormir sobre un par de almohadas (desde los hombros), de manera que tu cuerpo quede en una diagonal sobre tu espalda. También se sugiere poner un ladrillo en las patas de la altura de la cabecera de la cama, para que tu posición sea diagonal. Asimismo, puedes dormir de lado.

 

Fascitis plantar

Duerme sobre tu espalda y mantén los pies “parados” como se muestra en la fotografía.