Estas son las marcas más “manchadas” de la alimentación en México

Muy pocas han querido dar a conocer su verdadera huella ecológica; descubre las que van por buen y mal camino.

Hace unos meses, Greenpeace México inició una campaña para que miles se sumaran a preguntar a las marcas de alimentos industrializados en México cuál era su mancha ecológica. Con mancha ecológica nos referimos al uso de sustancias tóxicas como plaguicidas y fertilizantes, hasta prácticas como el monocultivo que alimentan cada vez más a la mancha voraz que ataca recursos como el agua, la tierra, animales e incluso tu salud.

Finalmente, hace unas semanas esta organización se acercó a al menos 15 marcas, con el respaldo de cientos de ciudadanos que se habían unido para que las corporaciones transparenten la manera en que están produciendo tus alimentos. Esta es la respuesta que obtuvieron, cabe apuntar, y que tomes nota tu también, que la mayoría de las marcas no quisieron dar a conocer esta información.

Aquí el semáforo elaborado por Greenpeace para que conozcas esta importante data:

¿Cómo leer el semáforo?

El color rojo son las empresas que no presentaron información de cómo producen tus alimentos a pesar de su gran tamaño.

Las que están en amarillo son las que sí proporcionaron datos sobre sus procesos de producción y que han sumado avances hacia una agricultura ecológica.

En el verde (no hay ninguna) son las empresas que han publicitado su información y que además cumplen con los 7 puntos de una agricultura ecológica.

Puedes apoyar a la campaña de presión a las empresas más irresponsables para que no manchen aquí.

 115814_192678

 



Convertirse en árbol: la nueva experiencia en realidad virtual

¿Qué se siente ser un árbol? Esta experiencia en realidad virtual te permitirá saberlo

La realidad virtual ha abierto las puertas a nuestras capacidades cognitivas para experimentar otros mundos, y hasta otros cuerpos. Así, la tecnología puede ser una mediación entre nosotros y el mundo que potencie nuestra empatía –en lugar de aletargarnos y escindirnos del mundo–.

Mediante la realidad virtual podemos ser testigos de la muerte de una estrella, o incluso tecnologizar nuestra conciencia para experimentar un desdoblamiento corporal.

Ahora, el proyecto “Tree” te permitirá saber qué se siente ser un árbol.

realidad-virtual-arbol-arboles-tree-videojuego-cambio-climatico

Los artistas neoyorkinos Milica Zec y Winslow Porter crearon una plataforma inmersiva en 3D. Con ella buscan expandir la empatía y revelar los impactos del cambio climático sobre los bosques, desde la más primordial empatía.

Con “Tree”, estos artistas visuales esperan despertar algunas conciencias, a través de la experiencia personal y lo que ésta llegue a perturbar en las emociones de los jugadores.

Y es que no cabe duda que el cambio climático tiene también sus repercusiones emocionales. A raíz de esta reflexión, el filósofo Glenn Albrecht inventó un término para el dolor psíquico que experimentamos debido al cambio climático. “Solstagia” es un término que conjuga palabras en griego y latín cuyo significado combina las emociones de la desolación y el sufrimiento. Según Albrecht, la “solstagia” es el resultado de una erosión de nuestro sentimiento de pertenencia, y de nuestro desarraigo de la naturaleza.

Así, el dolor psíquico que nos puede ocasionar el cambio climático puede ser nombrado como “solstagia”

El proyecto inmersivo “Tree” hará sentir a los usuarios la solstagia mediante la tecnología, colocando el índice en lo personal que se vuelve el problema de la deforestación.

En “Tree” empiezas siendo una semilla y terminas siendo un frondoso árbol.
Pero en algún punto tendrás que enfrentarte a los leñadores industriales.

Con ayuda del Lab Media del MIT, los artistas pudieron llevar su realidad virtual un paso más allá. Y es que “Tree” no sólo provee de estímulos visuales y auditivos, sino que incorpora también efectos de viento, vibraciones, temperaturas y aromas.

Gracias a estos efectos, los jugadores experimentar con todos los sentidos el ciclo de vida de uno de los seres más majestuosos que pueblan la tierra: el árbol kapok.

Según dijo Miliza Zec para el portal de Vive:

Durante los últimos momentos de la experiencia, variosjugadores lloraron o se quitaron el equipo, e incluso más individuos nos dijeron que la pieza les hizo sentir el cambio climático como algo personal por primera vez.

“Tree” estará disponible para su descarga esta semana, y será compatible con VIVE, VIVE Pro y Oculus Rift



¿Qué hay detrás de tus marcas favoritas?

Si crees que la valentía se limita a las películas de acción, te tenemos una noticia: elegir lo que comes es un acto de valor que realizas tres veces al día.

¿Cómo? Muy sencillo, como consumidores tenemos el poder de decidir qué llevamos a nuestra mesa y cómo nutrirnos. A veces se nos olvida la responsabilidad que tenemos de nuestra alimentación y dejamos que la publicidad y las marcas nos digan cómo hacerlo. Pero hoy tenemos un reto enorme como consumidores: recuperar nuestro poder de elección.

Los productos procesados que compramos en el supermercado tienen un origen dudoso, no sabemos cómo son producidos ni de dónde provienen los ingredientes para su elaboración porque las empresas que los elaboran no son transparentes con sus consumidores.

Las empresas de alimentos nos ofrecen comida para “hacernos la vida más fácil” e incluso han creado productos “más sanos” y nos los llevamos a la boca pensando en que  nos ofrecen los nutrientes necesarios para nuestro cuerpo. Hoy sabemos que esto no es así, la comida procesada está relacionada con los altos índices de obesidad  y sobrepeso a nivel mundial por sus altos contenidos de azúcar y grasas.

Si miramos más a fondo encontramos que los alimentos procesados también tienen un pasado oscuro que impacta al medio ambiente, y nosotros como consumidores somos cómplices involuntarios de estos daños cada vez que decidimos comprar alimentos que provienen de la agricultura industrial, que contamina recursos valiosos como el agua y el suelo, indispensables para tener comida sana en nuestra mesa. 

Además, esta forma de producción no solo pone en riesgo la biodiversidad, sino que amenaza la salud de los trabajadores del campo con el uso de agrotóxicos como el glifosato, catalogado recientemente por la Organización Mundial de la Salud como probable cancerígeno para el ser humano y que es utilizado sin ningún tipo de control en el campo mexicano.

Este panorama es alarmante para todos, y como consumidores tenemos en nuestras manos un papel clave en el rumbo de esta historia con cada elección de compra y pidiéndole a las empresas de alimentos que nos informen sobre la forma en la que elaboran sus productos. Juntos podemos transitar hacia una agricultura ecológica, que proteja al medio ambiente y a las personas.

Desde Greenpeace, te invitamos a ser parte de una comunidad a favor de la comida sana y a preguntarle a las 15 corporaciones más relevantes en el país sobre cómo producen y cuál es el origen de los ingredientes que utilizan, a través del sitio web: www.greenpeace.mx/comidasana.

Gobierno, empresas y consumidores, somos parte de un problema de alimentación que no permite el acceso a alimentos suficientes y de calidad, pero hoy más que nunca, también somos parte de la solución. 

 

agricultura_agricultura industrial

comida_rápida

 

Twitter del autor: @PrensaGPMX @greenpeacemx 

Autor: Greenpeace Mx