Así se vería la población mamífera en Tierra si los humanos no hubieran existido

Soren Faurby demostró que cada vez hay menos mamíferos grandes desde la llegada de los Homo sapiens

A lo largo de los últimos años, numerosos grupos y asociaciones han intentado hacen un llamado de consciencia a nivel mundial en relación con el detrimento del planeta, de sus recursos, su fauna y su flora. La manera de hacerlo ha sido a través de invitaciones a llevar una vida más ecosustentable, de diseños artísticos que expresan su preocupación por el medio ambiente, investigaciones acerca del impacto del hombre en el planeta, entre otros.

Uno de los estudios que han procurado prestar atención a este tipo de situaciones es el del ecologista Soren Faurby, quien demostró que cada vez hay menos mamíferos grandes desde la llegada de los Homo sapiens; por lo que se realizó un mapa hipotético de la megafauna del planeta si los humanos nunca hubieran existido.

Actualmente, la África sub-sahariana es uno de los lugares en el mundo con mayor especies mamíferas grandes: “Es uno de los lugares donde las actividades humanas no han desterrado a estas especies; y aún así, ahí hay muchas especies en peligro de extinción y sus rangos han estado severamente limitados por la actividad humana.

Mientras que en otras partes del mundo, la mayoría de estas especies fueron erradicadas; como por ejemplo, el bison norteamericano, el oso café europeo, entre otros. Por esta razón los investigadores se encargaron de realizar un mapa que demostrara gráficamente cómo la diversidad mamífera ha ido desapareciendo desde el impacto del hombre: “Si los humanos no hubieran existido, los mamíferos grandes aún reinarían en prácticamente todos los continentes de la Tierra”. El equipo calculó cómo serían los hábitats de estas especies, como los osos, elefantes, alces, rinocerontes, tigres, lobos, en caso que los humanos nunca hubieran construido granjas o ciudades, alterado el clima de la Tierra ni sus ecosistemas. Se los compartimos:

3050289-inline-s-2-heres-what-the-earths-mammal-population-would-look-like-if-we-never-e 3050289-inline-s-1-heres-what-the-earths-mammal-population-would-look-like-if-we-never-e



Siempre queremos ver lo que esta oculto detrás de lo que vemos

Hay un interés en lo que está oculto y lo visible que no se nos muestra.

Al menos oculta el rostro parcialmente. Bueno, aparentemente tienes una cara, la manzana, ocultando lo visible pero oculto, el rostro de la persona. Es algo que sucede constantemente. Todo lo que vemos oculta otra cosa, siempre queremos ver lo que esta oculto detrás de lo que vemos. Hay un interés en lo que está oculto y lo visible que no se nos muestra. Este interés puede tomar la forma de un sentimiento muy intenso, una especie de conflicto, podría decirse, entre lo visible que está oculto y lo visible que está presente.

René Magritte sobre su pintura The Son Of Man (El hijo del hombre), 1964.

 



Este animal es el ancestro común de hombres, ardillas, ballenas y todos los mamíferos placentarios

Un equipo de científicos descubrió este pequeño animal del tamaño de una ardilla, insectívoro, que vivía hace 65 millones de años y que podría ser el ancestro de todos nosotros, los mamíferos placentarios.

placental-mammal-ancestor-130207b-02Este pequeño animal podría ser el antecesor de ratones, elefantes, tigres, osos, ballenas, murciélagos y humanos. Tenía el tamaño de una ardilla moderna, se alimentaba de insectos y vivía hace 65 millones de años, justo cuando terminaba la época de los dinosaurios.

Un grupo de 23 científicos de todo alrededor del mundo, completó la imagen de cómo podría verse el ancestro más antiguo de los mamíferos placentarios (los que mantienen vivos a sus retoños dentro de la placenta), distinto al de los marsupiales (como los canguros, que cuidan a sus crías en bolsas) y monotremas (como los ornitorrincos, que nacen de huevos).

Este grupo de científicos analizó miles de características encontradas en fósiles y en especies mamíferas aún vivas. Con esta información, tanto morfológica como del ADN, construyeron un árbol familiar. El modelo llegó a una precisión tal que pudieron revelar diminutos detalles como la forma de su cerebro o de los huesos internos del oído.

Se estima que este animal vivió entre 200 mil y 400 mil años después del evento que causó la extinción de los dinosaurios, hace 65 millones de años. Se cree que luego este ancestro dio origen a la rama de los mamíferos placentarios, que hoy en día se compone de más de 5,100 especies viva, entre ellas nosotros los seres humanos.

[LiveScience]