Aprende cómo hacer composta con residuos de comida, incluso si vives en un depa

El bokashi, que literalmente quiere decir comida fermentada, se realiza con la mezcla de tierras para completar su transformación de descomposición.

En los últimos años, los huertos urbanos han adquirido una mayor presencia en los hogares y empresas de las metrópolis. Llegaron a surgir desde esta preocupación y motivación de los ciudadanos citadinos por el cuidado del medio ambiente, la economía y la salud tanto física como emocional. Por lo que, tras una rigurosa investigación y educación, se logró desarrollar numerosos métodos para encontrar una alternativa de la naturaleza en la selva de concreto.

Uno de estos métodos es Compost City, libro creado por Rebecca Louie, el cual brinda instrucciones, consejos y recetas para empezar a hacer composta (aún viviendo en departamentos o casas sin jardines); tales como sistemas a pequeña escala como el vermicomposta (con lombrices) y fermentación bokashi.

Por ejemplo, el bokashi, que literalmente quiere decir comida fermentada, se realiza con la mezcla de tierras para completar su transformación de descomposición. Tiene múltiples beneficios, ya que es fácil de hacer con cierta cantidad voluminosa de residuos de comida, como huesos, carne, pollo y con alimentos que se echaron a perder en el refrigerador: “La fermentación bokashi usa una mezcla llamada Microorganismos efectivos (bacteria lactobacillus, bacteria fototrópica y levadura) y algunas plantas escamosas, como salvado de trigo.” Se puede comprar o se puede hacer en casa siguiente este enlace:

El objetivo es eliminar todo el aire que hay en los residuos de comida, manteniéndolos cubiertos de cualquier acceso de aire. Bokashi funciona anaeróbicamente, por lo que es importante que se mantenga en un contenedor con una tapa. En las siguientes semanas, mantén una capa del salvado y de los restos en una cubeta hasta llenarla. Déjala reposar durante un par de semanas hasta que los microbios dejen de fermentarse, y entonces podrás combinarla con la tierra.



¿Cómo hacer y utilizar la composta? Consejos prácticos

Verás que nutrir adecuadamente tus plantas es más fácil de lo que creías.

En vez de aumentar la cantidad de basura que llega a los tiraderos a cielo abierto, puedes nutrir la tierra de tu jardín o de tu huerto urbano haciendo una sencilla composta. 

La basura orgánica constituye aproximadamente un 50% del total de desperdicios en las ciudades. Y aunque esta puede ser fácilmente reciclada haciendo composta, en muchos países no se tiene esta costumbre.

como-hacer-composta-como-utilizar-consejos-practicos-tips-jardineria-2

Pero hacer y utiizar composta no tiene que depender de iniciativas gubernamentales. Nosotros mismos podemos hacerlo con los deshechos orgánicos de nuestro hogar, haciéndole un favor al planeta y a nuestro jardín. Utilizar esta mezcla casera, además, es muy sencillo: sólo tienes que saber cómo hacerlo, y aquí te decimos cómo.

Antes que nada, debes separar tus deshechos orgánicos e inorgánicos. En los orgánicos puedes contemplar también plantas secas del jardín, aserrín y cualquier material de origen natural, como los siguientes:

  • Corchos
  • Filtros de café
  • Bolsitas de té
  • Palillos de dientes
  • Corchos de vino natural
  • Decoraciones de rafia
  • Servilletas de papel
  • Coronas y guirnaldas naturales, u otra decoración navideña natural
  • Plantas de acuario
  • Platos de papel utilizados que no contengan una capa de cera
  • Cajas de pizza
  • Goma de mascar
  • Plumas
  • Cabello
  • Ceniza de la chimenea
  • Desechos de tabaco orgánico

Evita usar restos de carne o huesos, pues éstos pueden provocar plagas. Luego:

  1. Lo que utilices colócalo en un bote de basura que puedas mantener a la sombra.
  2. Hidrata los desechos orgánicos (material verde) y una capa de tierra (material marrón).
  3. Por cada capa de material verde, aplica una de material marrón. 

    como-hacer-composta-como-utilizar-consejos-practicos-tips-jardineria-4

¿Cúal es cual?

Material verde: Plantas frescas, cascaras, residuos de café, frutas y vegetales.

Material marrón: Plantas secas, ramas, cartón, papel, azerrín, filtros de café.

Al empezar el proceso de descomposición puede ser que huela un poco mal: no te sorprendas, justo eso es lo que buscamos.

Tu composta estará lista entre los 3 y los 9 meses.

Cuando esté lista, tu composta será un material de tono marrón oscuro también llamado humus. Éste es ya el resultado de la descomposición, y su ventaja ante los desechos orgánicos sencillos es que no se mineraliza tan rápido, pudiendo proveer así de nutrientes a las plantas de manera paulatina. En cambio, si se mineraliza rápidamente se pueden producir pérdidas por lavado.

Además, el humus, o composta, le proporciona al suelo porosidad y capacidad de retención de agua.

¿Cómo lo utilizo?

Sólo añádelo a la tierra de las plantas en tu jardín, cavando para poder ponerlo alrededor de cada una. O esparcido en algún terreno sobre el que vayas a cultivar, poniendo una capa de tierra por encima.

 



¿Qué es y por qué es importante la composta?

Para comprender los términos básicos y procesos para elaborar una composta, te compartimos un video que dura menos de d0s minutos y tiene la información suficiente para entender hacer una composta casera y sus funciones en las plantas.

Los huertos urbanos, además de un trending topic, se han convertido en una alternativa poderosa para reducir la contaminación y los efectos del cambio climático en las ciudades. Bastaría con adoptar y regar plantas para conseguir un hermoso jardín botánico; sin embargo, la jardinería requiere de otros elementos indispensables para alcanzar un huerto prolijo y hermoso. Entre ellos se encuentra la composta. 

Para comprender los términos básicos y procesos para elaborar una composta, te compartimos un video que dura menos de d0s minutos y tiene la información suficiente para entender hacer una composta casera y sus funciones en las plantas: