Aprende a leer el comportamiento y lenguaje corporal de tu gato con este infográfico

Sus posturas, muecas y ruidos; conoce lo que tu gato te está diciendo.

Para muchos los gatos son un misterio. Su carácter independiente, sus singulares y hasta quizá confusas muestras de cariño, su relación entrañable con las mujeres y su elegante magnetismo, hacen de esta especie una digna de la fascinación.

Como con todas las especies en el mundo, aún en un tipo de animal impredecible como el gato, existen patrones de comportamiento y muestras corporales que significan ciertas señales o deseos. Hoy compartimos un infográfico hecho por Sainsbury’s Bank, acaso aprovechando la fascinación manifiesta en internet por los gatos, para que aprendas a leer su comportamiento y lenguaje corporal; un ejercicio por demás útil por el velo misterioso que los suele envolver.

 

Traducción:

Caras o muecas:

1. Con las orejas hacia delante:

Estoy disfrutando verte. Si colocas tu mano frente a mi, yo probablemente la toque para saludar (o la olfatearé si soy tímido).

2. Con las orejas hacia arriba, sentado derecho y alerta:

Estoy escuchando atentamente.

3. Orejas hacia los lados y hacia atrás con los ojos muy abiertos:

Estoy sintiéndome asustado y ansioso.

Ruidos de los gatos:

4. Purrrr:

Lo hago por (la cena, caricias, sentado en el sol) pero principalmente porque estoy disfrutando el contacto que estás teniendo conmigo.

5. Chirrup, miau:

Hola, bienvenido a casa. ¿Está ya lista mi cena?

6. Myp, myp:

Parloteando en la ventana:

Vi una posible presa afuera pero no creo alcanzarla.

Posturas:

7. Gato con el lomo arqueado hacia arriba, con la cola hacia abajo, gruñendo o haciendo silbidos:

Estoy defensivo, estoy esponjando mi pelaje para verme más grande y asustar.

8. Mostrándote su trasero:

Más que ofenderte, estoy siendo agradable. Nosotros los gatos decimos hola olfateando las colas como los perros.

9. Rolando en su espalda y mostrando su abdomen:

Confío en ti pero cuida tus dedos si vas a darme un cosquilleo. Puede que esté de humor para jugar.

2

1a



Gato salva la vida de un alpinista en los Alpes Suizos (VIDEO)

Ambos, gato y humano, encontraron el camino de regreso al pueblo de Gimmelwald.

Los gatos son uno de los animales más misteriosos y sorprendentes que han fascinado a distintas civilizaciones a lo largo de la historia de la humanidad. Son enigmáticos, cariñosos e inteligentes. Y es que a lo largo de los mitos, leyendas o estudios científicos, estos animales consiguen hipnotizar con su singular porte e inteligencia. Como lo hizo un gato en los Alpes Suizos. 

De acuerdo con la anécdota de sc4s2cg en el sitio de Reddit, este alpinista húngaro, después de haberse lastimado el tobillo y encontrar que el único camino de regreso estaba cerrado, fue guiado por la sabiduría de un gato hasta encontrar un lugar seguro. Gracias a que los gatos son capaces de recordar durante doce horas seguidas, este gato pudo salvar la vida de este hombre en las montañas cercanas a Gimmelwald, en Suiza. 

Parece ser que mientras el húngaro estaba descansando un rato por su tobillo lastimado, el gato sólo apareció, vio al humano y empezó a maullarle para que lo siguiera. Después de hacerlo, ambos, gato y humano, encontraron el camino de regreso al pueblo de Gimmelwald. 

Después de que esta historia causó un furor en el sitio, se relacionó al mismo gato que salvó al alpinista húngaro con un video del 2013 en YouTube: 

 

¿Quieres saber más sobre los gatos? Descubre cosas curiosas sobre los gatos que seguramente no sabías (INFOGRÁFICO)



Estas son las señales de que tu gato te quiere

También los hay quienes huyen de los invitados para sólo estar a lado de su dueño; e inclusive puede tumbarse panza arriba para que se le acaricie el abdomen.

Pese a que los gatos son mejor conocidos como personajes parcos, fríos, bipolares e interesados, la realidad es que estos seres felinos poseen códigos de comunicación diferente a los del perro. Es cuestión de observarlos atentamente para desplegar una interpretación de sus gestos de amor.

Hay gatos que se tumban en el sofá mientras su dueño esté ahí o inclusive da golpecitos con la cabeza usando estos momentos como vía de compañía. Este tipo de conducta social tiene como finalidad mostrar aceptación, apego y amor. hacia la persona que va dirigido sus sentimientos. Sin embargo hay ocasiones en que necesitará momentos de soledad, por lo que es ideal darle esos tiempos y espacios para él o ella misma.

Mientras que los hay mirones y maulladores, pues son capaces de emitir sus emociones a través de numerosas vocalizaciones; como el maullido, ronroneo, bufido, etcétera.

angry-looking-persian-cat

También los hay quienes huyen de los invitados para sólo estar a lado de su dueño; e inclusive puede tumbarse panza arriba para que se le acaricie el abdomen. De acuerdo con el veterinario Marco Villén: “Se trata de una postura de máxima vulnerabilidad para un felino, que es un depredador, así que si te permite acercarte en esa circunstancia, es que gozas de su completa confianza y aceptación”. Asimismo se enrosca entre sus piernas, mulle su regazo y mantiene los bigotes perpendiculares al hocico en su presencia.

O inclusive los hay quienes no han aprendido a no arañar, a amasar con sus zarpas, dar lametazos cuando se le acaricia o mueve la cola lentamente ante su presencia. Se trata de rutinas o prácticas que marcan “su territorio” pues desean mantener a su lado al dueño, evitando su abandono a toda costa: “es un momento de relajo y si, además, comparte ese momento de intimidad con su dueño es que siente apego por él. Sobre todo, si le regala algún que otro lametazo, que en el lenguaje gatuno podría equivaler a un abrazo humano.”

Si bien cada felino es diferente, los gatos pueden llegar a ser apegados, cariñosos y amorosos con sus dueños. Es cuestión de observar, comprender y descifrar la personalidad de cada uno de ellos. Y tu gato, ¿Cómo es?