¿Por qué los bosques podrían ser el futuro de la economía?

De acuerdo con la ONU, la preservación de los bosques será un factor importante para fortalecer la economía pública.

La importancia de los bosques en nuestra existencia colectiva, vinculada con nuestro entorno y el bienestar de la Tierra, queda confirmada de nuevo. Lo anterior gracias a un documento de la Organización de las Naciones Unidas sobre desarrollo sustentable.

En el reporte se concluye que la sustentabilidad de los bosques del mundo, aunada a un manejo sensible, puede resultar en una economía verde estable y sólida. Al respecto Eduardo Rojas Briales, director general asistente de las Naciones Unidas para el cultivo de los bosques, declaró:

Los bosques y los árboles en granjas son una fuente directa de comida, energía e ingreso para más de mil millones de las personas más pobres del mundo. Al mismo tiempo, los bosques atrapan el carbón y mitigan el cambio climático, mantienen el agua y la salud del suelo y previenen la desertificación. El manejo sustentable de los bosques ofrece múltiples beneficios: con las políticas y programas correctos, este sector puede conducir a economías más verdes y sustentables

El documento de la ONU detalla cómo la deforestación se encuentra en relación directa con el declive de algunas economías regionales y nacionales, además de que la pérdida de bosques también representa una desventaja frente a fenómenos ecológicos y naturales como las inundaciones o las sequías.

Así, es posible establecer una comparación sencilla y decir que al igual que la salud humana se ve beneficiada cuando alguien vive cerca de un bosque, del mismo la salud social y, en este caso, económica, se verá fortalecida según la ONU mientras más y mejor cuidemos nuestras reservas naturales.

 



Ir contra lo establecido llevó a este hombre a crear un bosque con 50,000 árboles

Antonio Vicente plantó, uno por uno, cada uno de los especímenes que hoy forman este bosque lluvioso tropical de cerca de 50,000 árboles en Brasil.

Mientras todos estaban emocionados por empezar un negocio agrícola, ¿a quién se le ocurriría desafiar esa certeza, ahorrar para comprar 30 hectáreas, dedicarse a plantar árboles y alimentarse con emparedados de plátano?

A Antonio Vicente.

Cuando empecé a plantar, la gente me decía: No vas a poder comer las semillas porque la planta tarda 20 años en dar frutos.

Cuenta Vicente, en UNA entrevista para la BBC.

antonio-vicente-bosque-tropical-sao-paulo _96063297_antoniovicentefirsttreeplantedgibbyzobel
BBC

En 1973, cuando tenía 40 años, Vicente compró un terreno a 200 kilómetros de Sao Paulo, Brasil, y no tenía ni un solo árbol.

Mientras todos sus vecinos despejaban la tierra para cultivar (el gobierno militar ofrecía facilidades de crédito para invertir en tecnología agrícola), él hacía todo lo contrario. Su idea era exactamente la opuesta.

Hoy su terreno tiene cerca de 50,000 árboles y consiguió crear un bosque lluvioso tropical que sirve como hogar para tucanes, todo tipo de aves, roedores, ardilllas, zarigüeyas y hasta jabalíes.

En un momento terminé viviendo bajo un árbol porque no podía pagar la renta. Me bañaba en el río y viví abajo del árbol rodeado de zorros y ratas. Juntando muchas hojas me hice una cama y dormía allí, pero nunca tuve hambre. Comía sándwiches de banana de desayuno, almuerzo y cena.

antonio-vicente-bosque-tropical-sao-paulo _96058532_antoniovicentegibbyzobel
BBC

Criado en una familia de campesinos, Vicente veía con preocupación cómo la expansión de los campos destruía los bosques y la flora y fauna local, y cómo la falta de árboles afectaba los recursos hídricos.

Yo pensé: el agua es valiosa, nadie fabrica agua y la población no deja de crecer. ¿Qué va a pasar? Nos quedaremos sin agua.

Gracias a su idea han regresado los cursos de agua; cuando compró el terreno sólo había una fuente, y actualmente hay alrededor de 20.

Video 360: entra en la selva que creó Antonio Vicente

Cuando tenía 14 años, Vicente se mudó a la ciudad, donde trabajó como herrero. Con lo que reunió pudo comprar 30 hectáreas en una región de montañas bajas, cerca de San Francisco Xavier, una localidad de aproximadamente 5,000 habitantes.

 

Antonio Vicente o la ventaja de ir en contra de la corriente

Vicente iba en contra de su tiempo y de lo que sucedía alrededor. Lo que aparentaba ser la mejor opción (invertir en agricultura), para él no resultaba lógica.

Y en efecto, durante los últimos 30 años en que reforestó su terreno, cerca de 18,300 hectáreas de bosque atlántico en Sao Paulo fueron deforestadas para dar lugar a la agricultura.

Según la Fundación Bosque Atlántico SOS y el Instituto Nacional de Brasil para la Investigación Espacial (INPE), el Bosque Atlántico cubría originalmente 69% del estado de Sao Paulo. Hoy en día, sólo queda el 14%.

antonio-vicente-bosque-tropical-sao-paulo _96063302_hi002750869
BBC

Y lamentablemente, el problema sigue avanzando. Entre agosto del 2015 y julio del 2016, por ejemplo, se destruyeron 8,000 hectáreas de selva.

Esto representa un 29% más que el año anterior y el nivel más elevado desde el 2008, según el INPE.

Habrá que empezar a ahorrar y aprender a hacer emparedados de plátano.



¿Qué es la cultura para la conservación y gobernanza?

El Marco Analítico de la Gobernanza (MAG) es una metodología pragmática que tiene como objetivo demostrar el potencial del concepto de gobernanza respecto al análisis de problemas colectivos.

Autora: Gabriela Figueroa Aragón

Escuchar el término de gobernanza suele hacernos pensar en política, sin embargo, gobernanza, en un sentido amplio, implica “la asignación autoritaria de recursos y el ejercicio del control y la coordinación, en donde los actores gubernamentales no son necesariamente los únicos participantes ni los más importantes” (Brenner, 2010). Este ensayo busca comprender y analizar la importancia de la cultura en los procesos de gobernanza para la conservación de las Áreas Naturales Protegidas (ANP), mostrando el caso de la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán (RBTC).

En primera instancia, se hablará acerca de la importancia del fomento de la cultura para obtener beneficios ambientales y aumentar el desarrollo sustentable. Se analizarán las estrategias que pueden realizarse para aumentar la participación de la sociedad en cuestiones culturales y así obtener logros a favor del medio ambiente; y por último, se hablará de las acciones realizadas actualmente en la RBTC para la conservación a través de la cultura.

Nuestra cultura contemporánea y el modelo de desarrollo que ésta impulsa, han provocado una crisis ecológica que se manifiesta en el deterioro global de las condiciones naturales que hacen posible la vida en el planeta y ponen en riesgo el futuro de la especie humana. El desarrollo sustentable es un campo de conocimiento de frontera que integra el desarrollo económico y la equidad, el ambiente y la biodiversidad, así como la cultura y la sociedad.

La cultura contemporánea dominante y el modelo de desarrollo que ésta impulsa, han provocado una crisis ambiental que se manifiesta en el deterioro global de las condiciones naturales que hacen posible la vida en el planeta y que ponen en riesgo el futuro de la especie humana (Garza, 2007).

El Marco Analítico de la Gobernanza (MAG) es una metodología pragmática que tiene como objetivo demostrar el potencial del concepto de gobernanza respecto al análisis de problemas colectivos. Algunos postulados básicos del MAG son que los procesos de gobernanza se pueden encontrar en cualquier sociedad y pueden analizarse de una perspectiva no-normativa y no-prescriptiva. El MAG propone un sistema de cinco unidades analíticas principales, que constituyen una metodología coherente y lógicamente articulada. Como parte de estas cinco unidades se encuentran la definición del problema, las normas, los actores, los puntos nodales y el proceso (Hufty, 2008).

En un análisis dinámico de los procesos de gobernanza, las normas sociales están íntimamente ligadas a los actores, sus conductas e interacciones y condicionadas por su naturaleza, su poder, sus intereses, sus ideas y su historia (Hufty, 2008). En cuanto a los actores, existen diversas categorías, una de ellas son los Recursos Controlados, los cuales pueden ser económicos, culturales, relacionales y simbólicos. El hablar acerca de la cultura, permite cierta influencia en el discurso político ambientalista, apelando a sus derechos ancestrales, valores culturales o costumbres y tradiciones, (Livernash, 1992). Por lo que el aspecto cultural forma parte muy importante de la gestión en las Áreas Naturales Protegidas.

Las reservas de biosfera son zonas en las que se fomentan soluciones para conciliar la conservación de la biodiversidad con su uso sostenible, el desarrollo económico, la investigación y la educación. Constituyen “sitios de apoyo a la ciencia al servicio de la sostenibilidad”, es decir, son zonas para comprender y gestionar los cambios e interacciones de los sistemas sociales y ecológicos (UNESCO, 2016).

La RBTC ubicada en los estados de Puebla y Oaxaca, busca impulsar proyectos orientados a la conservación y uso sustentable de recursos, además de la realización de actividades productivas que generen oportunidades de ocupación e ingreso para las familias de las poblaciones asentadas en la Reserva. Como parte de la búsqueda de la equidad entre las particularidades culturales y ambientales de cada región comprendida por la Reserva, actualmente ésta se encuentra en un proceso formativo, que busca apoyarse de la música, la palabra, la escritura y la pintura para fomentar la cultura ambiental. De este proceso surge la “Campaña de Conservación del Agua de la Reserva a través del Orgullo”, impulsada por la CONANP, a través de la Dirección de la Reserva de la Biosfera y en coordinación con Rare Center for Tropical Conservation, que busca mejorar el bienestar social y natural, generando la participación de las familias en acciones que permitan la conservación de la riqueza natural en la región. Esta campaña se concibe “con la gente y para la gente”, trabajando con las comunidades para promover la cultura de conservación del agua, en la cual se han atendido a más de 14000 personas de 7 municipios de la Mixteca poblana, Chazumba y Tehuacán, a través de talleres, conferencias, charlas, juegos, teatro guiñol y diversos materiales didácticos, incluyendo la participación de “Sotolín”, un árbol (Beucarnea gracilis) común en la comunidad, que representa a un mensajero ambiental.

La CONANP con apoyo de las autoridades locales de la región comprendida por la RBTC, recurrió al talento local para que la campaña tuviera un par de canciones que la identificaran, por lo que se lanzó la convocatoria para la canción popular escolar, de la cual se seleccionaron “La Grandeza del Agua”, escrita por el Sr. Leonardo Lezama Atilano como la canción que identificara las actividades con adultos, mientras que la canción por el Sr. Gonzalo Campos Romero, titulada “Cuidemos el Agua”, fue elegida para promover a los niños, con música de la región, el tema de conservación del agua. Para el año 2012 se lograron grandes cambios en el uso de este recurso, reduciendo el consumo de agua en los hogares. Considerando la metodología del MAG, el problema en este caso fue el uso inadecuado del recurso hídrico, el cual fue tratado por la CONANP mediante la realización de actividades culturales.

Asimismo, en la Cañada Oaxaqueña, a través del proyecto DTT004 “Protección de la guacamaya verde (Ara militaris)”, dirigido por la CONABIO, en su línea de educación ambiental de agosto del 2006 a julio de 2009, se visitaron 18 comunidades y atendieron 720 personas. Se aplicaron evaluaciones al inicio y al final de cada taller, detectando en los habitantes avances en el conocimiento de la especie e importancia de su conservación. Paralela a estas actividades, se desplegó una estrategia de comunicación comprendida por tres fases: Informativa, Sensibilización y Acción (CONANP). A pesar de que el proyecto de la CONABIO concluyó en el 2009, a partir del mismo año, VIDAS A.C. 1 , estableció en la RBTC un modelo de desarrollo comunitario basado en la conservación de la guacamaya verde, el cual continúa vigente impulsando la educación ambiental mediante festivales 1 Vinculación Interdisciplinaria para el Desarrollo Ambiental y lo Social (VIDAS A.C.), organización fundada en 2006 que busca asegurar la conservación del ambiente y el desarrollo de las comunidades rurales. Recibió el reconocimiento a la Conservación de la Naturaleza en la COP 13 bianuales con el objetivo de crear conciencia de la grave situación que enfrentan las poblaciones silvestres de esta especie.

A casi 20 años de la declaración de la RBTC como Área Natural Protegida, se realizan constantemente actividades culturales en beneficio de la protección y conservación de la zona, organizadas por los gobiernos de los estados de Puebla y Oaxaca, así como por los ayuntamientos, los grupos étnicos de la región y la colaboración de la Fundación para la Reserva de la Biosfera Cuicatlán A.C., entre otros.

A su vez, los comuneros de la región, mediante comités comunales se encargan de vigilar los recursos naturales con apoyo de la dirección de la reserva, montando operativos con autoridades judiciales y la PROFEPA, los cuales se efectúan contra cazadores, traficantes de especies silvestres y taladores. Actualmente, existen otros programas de desarrollo que han sido considerados a corto plazo como el de reforestación y prevención de incendios, así como el de las Unidades de Manejo y Aprovechamiento Sustentable de Vida Silvestre (UMAS), el cual debido a la falta de capacitación y apoyos financieros discontinuos a las comunidades, no tuvo el éxito esperado, como en el caso del programa de la iguana (Ctenosaura pectinata), en el que nunca se terminaron las instalaciones para establecer un criadero y las personas de la comunidad encargadas de las UMAS no recibieron la capacitación y los recursos para el manejo de la especie.

Por último, es importante considerar a la cultura como uno de los actores más importantes y necesarios para llevar a cabo la gobernanza ambiental y procesos relacionados con la protección, conservación y gestión de las Áreas Naturales Protegidas. El hacerlo de este modo, fomenta la participación ciudadana y permite que los pobladores de la zona se sientan más identificados con ella, como en el caso de los señores Leonardo Lezama y Gonzalo Campos, que mediante su música difundieron la cultura del cuidado del agua a su gente, o la participación de la población en los festivales de conservación de la guacamaya. Sin embargo, cuando no se cuenta con la capacitación necesaria, los recursos y apoyos financieros, aunque la gente de la región tenga la cultura de conservación, los programas planeados para el beneficio de las Áreas Naturales Protegidas, pueden no tener el éxito esperado.