El primer avión solar consiguió dar una vuelta al mundo desde Japón hasta Hawai

André Borschberg, este intrépido veterano suizo, voló durante cinco días seguidos (alrededor de 120 horas corridas) alrededor de 7 471 kilómetros en el Solar Impulse 2.

El ser humano, inquieto por esta necesidad de expandir sus alas de piel, ha buscado alternativas para encontrarse siempre en las alturas. Desde el uso de globos aerostáticos hasta la creación, en 1890, del primer avión. Sin embargo, nunca ha sido suficiente para saciar esta necesidad de tocar el cielo eternamente.

Podríamos decir que es esta adicción a las alturas las que produjo que un grupo de investigadores realizaran el primer avión solar que recorriera el mundo, desde Japón hasta Hawai, tras toda una serie de condiciones difíciles que llevaron al aviador a sus límites del cansancio. Y es que, al ser el primer avión solar, las 17 000 celdas solares debían de cargar baterías recargables de litio, para permitir viajar tanto de día como de noche.

André Borschberg, este intrépido veterano suizo, voló durante cinco días seguidos (alrededor de 120 horas corridas) alrededor de 7 471 kilómetros en el Solar Impulse 2. Y, de acuerdo con los organizadores de la misión, “tras la noche más larga y exhausta de este vuelo, el cual llevó al piloto y a la aeronave hasta sus límites, André está ahora de regreso bajo la luz del sol océanico.”

Las dificultades parecieron ser recurrentes en este viaje, como turbulencias a 2438.400m derivadas por un frente frío en el último estrecho del archipiélago del Pacífico. Sin embargo, al poco tiempo en la cuenta de Twitter de la misión, explicaron que el avión “cruzó exitosamente el segundo y el último frente que lo separaba de Hawai. Todo el mundo aplauda.”

 

Para cumplir la misión, el aviador suizo tuvo que dormitar tan sólo 20 minutos para poder mantener el control del avión. Mientras tanto, estaba equipado con un paracaídas y una balsa salvavidas en caso que tuviera que saltar a mitad del océano Pacífico; así como usar tanques de oxígeno debido a que, a lo largo del viaje, se encontraba a más de 9 000 metros de altura. Y aún así, al aterrizar, Borschberg comentó: “Por el momento, todos los componentes básicos del avión están funcionando bien. Es importante continuar en esta vía hasta el final.”



Esta pintura creará energía solar en casas y edificios

Esta innovadora pintura es capaz de absorber la energía solar para ayudar a casas y a edificios a producir su propia energía.

En los últimos años, la energía ecosustentable no se ha convertido en una herramienta indispensable para la la transición hacia un bienestar ecológico. Una manera de lograrlo es el desarrollo de dispositivos y tecnologías inovadoras. 

Entre los programas que actualmente se encuentran formándose, se encuentra el uso de páneles solares que dan vida a una nueva generación de energía mediante la pintura. Este proyecto ha estado a cargo de un grupo de investigadores de Royal Melbourne Institute of Technology –RMIT–, el cual creó una pintura que puede ser usada para generar energía limpia. 

La pintura combina óxido de titanio y sulfuro de molibdeno sintético, la cual actúa como gel sílice que encapsula con productos protectores la humedad. De acuerdo con el reporte de RMIT, el material absorbe tanto energía solar como humedad en el aire, separándolo después en moléculas de oxígeno y nitrógeno y resguardando el hidrógeno para en células semejantes a un pánel solar para brindar energía a un vehículo. 

En palabras de Torben Daeneke, el investigador principal, “la simple adición de un nuevo material puede convertir una pared de ladrillos en energía y producción de combustible.” Se espera que esta pintura alcance un precio accesible para el uso cotidiano en una variedad de climas, ambientes y humedades: “Cualquier lugar que tenga vapor acuático en el aire, incluyendo las remotas áreas de cuerpos de agua para que se pueda producir combustible.”

Puede ser usada para cualquier tipo de superficie, permitiendo que se transforme la pared en una estructura de productora de energía. Se trata de una tecnología con una tendencia innovadora hacia el cuidado del medio ambiente y del bienestar de la humanidad. 

 

 

 



Este generador de energía solar es lo suficientemente efectivo para sacarte de una emergencia

En las últimas décadas hemos sido testigos de los increíbles avances tecnológicos en el ámbito de la sustentabilidad. Científicos, diseñadores e ingenieros se han encargado de desarrollar una vasta lista de descubrimientos, inventos y cuidados enfocados hacia el bienestar de las personas y del medio ambiente. No obstante este tipo de proyectos no cuentan con […]

En las últimas décadas hemos sido testigos de los increíbles avances tecnológicos en el ámbito de la sustentabilidad. Científicos, diseñadores e ingenieros se han encargado de desarrollar una vasta lista de descubrimientos, inventos y cuidados enfocados hacia el bienestar de las personas y del medio ambiente.

No obstante este tipo de proyectos no cuentan con la suficiente accesibilidad para producirse a niveles masivos… Por ejemplo, existen dispositivos generadores solares de energía que son ineficientes para la cotidianidad, como los cargadores solares portables. La realidad es que mejorar la manufactura de esta tecnología no ha sido costeable, efectiva ni práctica para lograr que este tipo de dispositivos sean efectivos y productivos. 

Actualmente está surgiendo a una nueva tendencia de setups solares portables, los cuales incluyen paneles más grandes con una mayor capacidad de generadores solares. Estos sistemas solares sirven como microredes para suministrar la corriente doméstica –para electrónicos y baterías de carga– y ofrecer una serie de diferentes puertos de salida –como USB, 12V automóviles, enchufes RV, toma de 110V estándar–, etcétera. Este tipo de artículos solares pueden convertirse en una increíble manera de conseguir energía de emergencia durante un evento de crisis –pues además es fácil de operar–. Entre las opciones más viables se encuentra la campaña Indiegogo, la cual presenta uno de los sistemas de energía solar más compacto, ligero y extensible.

Por ejemplo, el sistema de Inergy Solar de Kodiak. Se trata de una batería compacta (de 7″ x 14″ x 8”) hecha con iones de litio y una capacidad de 90 Ah. Está diseñada para conectarse con otro sistema de batería externa, provocando que su capacidad sea expandible. Te compartimos un video en el que se explica los beneficios de este recurso que pretende cuidar al medio ambiente de manera masiva.