Descubre lo que dice la etiqueta de Coca-Cola y lo que debería de decir en México

ContraPeso, una alianza de organizaciones en contra de la obesidad hacen este interesante ejercicio.

Desde hace más de un año nuevas medidas para aminorar la obesidad y disminuir el consumo de comida chatarra se han aplicado en México. Sin embargo, los nuevos impuestos y sobre todo el nuevo etiquetado de estos productos ha sido calificado por organizaciones sociales como engañoso. 

Lo anterior principalmente porque las medidas nutricionales de las etiquetas no se hacen sobre la totalidad del producto sino por ciertos gramos, lo que resulta truculento para los lectores; también (y es algo grave) porque la medida tope de consumo de azúcar usada por el gobierno de México es de 18 cucharadas de azudas cuando las recomendadas por la OMS son 10. De esta manera las autoridades maximizan los estándares y pareciera que los productos son menos calóricos, por ejemplo. 

La alianza Plataforma Estratégica contra la Obesidad y Sobrepeso (ContraPeso) ha analizado una etiqueta de Coca-Cola de las que ahora circulan en sus productos, y elaborado una ilustración de cómo debiera ser en realidad la información que muestra. 

Curiosamente los resultados son demoladoramente distintos. Con este argumento puede cuestionarse definitivamente a la Cofrepis ¿son o no engañosas las etiquetas de la comida chatarra en México?

 EtiquetadoCoca

 



Un nuevo sitio te dice, verdaderamente, qué es lo que comen tus hijos en México

Las etiquetas de los productos son muy confusas, por ello, esta iniciativa informa a los mexicanos de lo que verdaderamente comen.

Muchas organizaciones civiles han denunciado cómo en México la supuesta lucha VS la obesidad fue secuestrada por las corporaciones. La Cofrepis, el órgano que en teoría cuida a los ciudadanos de los riesgos sanitarios, ha aprobado un etiquetado confuso que exime los prácticos semáforos nutricionales recomendados en los estándares internacionales, por ejemplo. 

Por ello, distintas organizaciones que forman la Alianza por la Salud Alimentaria, han creado un sitio para que los mexicanos revisen los productos industrializados que encuentran comúnmente y conozcan qué es lo que realmente están ingiriendo ellos y sus hijos, sobre todo en lo relativo al combo perverso del azúcar, sodio y grasas. 

El portal está dividido por secciones: refrescos y jugos, yogurts y leches saborizadas, pastelillos, galletas, cereales azucarados, chocolate y productos con chocolate y frituras. 

Es una iniciativa, que aprovechando el internet, busca acercar una información que el propio gobierno ha boicoteado. Un contundente intento por esparcir una cultura nutricional más enterada y paliar un escenario preocupante: si continúa la tendencia actual, 1 de cada 3 niños sufrirá de diabetes en su vida. 

En el siguiente enlace puedes recorrer el portal:

¿Hoy qué comieron tus Hijos?



La industria chatarra está bloqueando leyes que combatan la obesidad en México, advierten ONG´s

Curiosamente, las mismas autoridades mexicanas enviaron explícitas recomendaciones a los legisladores para bloquear algunas iniciativas que mejoraban la regulación.

En cada país suele haber una cámara de comercio donde se representan los intereses de los empresarios organizados. Sin embargo, ahora que el mundo está globalizado, estas cámaras están formadas en gran medida por representantes de empresas transnacionales. Es decir, disfrazando los empleos que dan en esos países, en realidad defienden sus intereses de magnitudes globales. 

Por lo anterior, su grado de influencia es enorme y los legisladores y políticos quedan pequeños antes este tipo de intereses. En México un reciente capítulo denunciado por organizaciones sociales como  el Poder del Consumidor ha demostrado cómo en solo un solo día la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados desechó hasta 5 iniciativas para combatir la obesidad ( hay 60 millones de personas en esta condición), presentadas en parte, gracias al esfuerzo de la sociedad civil entre el 23 de octubre y el 15 de diciembre de 2014. Estas fueron contundentemente eliminadas como fruto de la presión de la industria chatarra, por medio de organismos como Concamin y ConMéxico. 

Según la ONG, los diputados de esa comisión desecharon las iniciativas luego de que las mismas autoridades mexicanas, por medio de la Secretaria de Salud y la Cofrepis, enviaran recomendaciones que bloquearon tres aspectos fundamentales como el semáforo nutricional, por supuestamente ya existir esa regulación (aunque está comprobado cómo las etiquetas frontales actuales de los productos son engañosas).

Estos fueron los puntos que las mismas autoridades mexicanas negaron a los consumidores mexicanos luego de la, a todas luces desdeñable, presión de la industria:

• Establecer un etiquetado frontal para alimentos y bebidas (semáforo nutricional) realmente útil para que los consumidores mexicanos puedan realizar elecciones más saludables;

• Definir una regulación realmente efectiva de la publicidad de chatarra dirigida a la infancia, ampliando horarios y edades;

•Instituir criterios nutricionales para estas regulaciones, así como a establecer una Ley General para Prevenir y Atender el Sobrepeso y la Obesidad.