Descubre cuál es la planta que se convirtió en el superalimento del año

Tras una radiografía a la Moringa oleifera, una especie de la familia de los Moringaceae –árbol de clima tropical o subtropical–, se descubrió que se trata de otro superalimento ideal para integrarlo a nuestra dieta.

En los últimos años se ha popularizado el uso de “superalimentos” para definir aquella comida –con frecuencia de origen natural que trae múltiples beneficios a la salud y a la nutrición de la persona que la consuma. La chía, el salmón, los arándanos, las nueces, son sólo algunos de estos superalimentos que influyen positivamente en nuestra dieta diaria.

Tras una radiografía a la Moringa oleifera, una especie de la familia de los Moringaceae –árbol de clima tropical o subtropical–, se descubrió que se trata de otro superalimento ideal para integrarlo a nuestra dieta. De acuerdo con los análisis nutricionales del National Institute of Health, las hojas de la Moringa oleifera son más ricas en vitaminas, minerales y proteínas que gran parte de las legumbres; lo cual permite luchar contra la malnutrición y sus enfermedades asociadas.

De hecho, las hojas de la moringa contienen dos veces más de proteínas que el yogurt, tres veces más de potasio que el plátano, cuatro veces más de calcio que la leche, siete veces más de vitamina C que las naranjas y cuatro veces más de vitamina A que las zanahorias, además de ocho aminoácidos esenciales.

nutritional_profile_of_moringa

 

Y la moringa no sólo cuenta con un perfil nutricional impresionante, también tiene la habilidad de purificar el agua y volverla potable… Gracias a la sabiduría de la medicina tradicional ayurvédica, se descubrió que la planta tiene la habilidad de curar 300 enfermedades (tales como la anemia, úlceras gástricas, reumatismo, artritis y diarrea; lucha contra las bacterias e inflamación por problemas epidérmicos) así como mejorar la lactancia materna. Sencillamente, es la mejor planta del año.



¿Es la moringa el alimento más nutritivo que existe en el planeta?

La moringa es un árbol cultivado en tres continentes desde hace milenios, pero sus beneficios potenciales deben ser contrastados y apoyados por investigaciones rigurosas antes de poder comercializarlo o utilizarlo para combatir el hambre en el mundo.

Moringa es el nuevo super alimento para combatir el hambre del mundo –al menos según sus impulsores. Y es que aunque el árbol moringa oleifera se menciona en antiguos textos egipcios, griegos y romanos, e incluso a pesar de que hoy en día su consumo está muy extendido en el norte de África y la India, hace falta mucha investigación para separar la realidad del mito.

La moringa se utiliza en las regiones antes mencionadas tanto para alimentación humana como de ganado. Se trata de un árbol con una flexibilidad impresionante para crecer en gran variedad de regiones de clima tropical; su cultivo se extiende de África al sureste asiático, e incluso a Centro y Sudamérica (el gobierno de Honduras promueve en este momento la moringa como solución potencial a la deforestación del país.)

El entusiasmo nace porque la moringa contiene más vitamina A que las zanahorias, más calcio que la leche, más hierro que la espinaca, más vitamina C que las naranjas, más potasio que los plátamos y calidad proteínica comparable a la leche o los huevos. Sin embargo, su comercialización desmedida (incluso en forma de shampoo y jabón) puede plantar falsas esperanzas, al menos hasta que la investigación respalde plenamente su potencial.

El doctor Jed W. Fahey de la John Hopkins School of Medicine argumenta que a pesar de que existe mucha evidencia para estar emocionados sobre el potencial de la moringa, aún quedan por ser plenamente verificadas sus aplicaciones como potencial antibiótico y como arma contra el cáncer. A la lista de pendientes se suman las de la investigación sobre su consumo en mujeres embarazadas o en lactancia, procesos que la moringa podría complicar.

[MNN]